¡Fidel guerrero hecho pueblo!

Desde niña escuché hablar de Fidel Castro por mis hermanos mayores quienes llevaban en sus venas el palpitar revolucionario, impregnado por esa fuerza que desde la distancia inyectaba Fidel a todos los pueblos de América Latina, especialmente a aquellos que se postraban ante el imperio norteamericano y cuyos lineamientos les empobrecía a causa del capitalismo. Fidel fue para esa generación que se formó con el espíritu de rebeldía contra la injusticia, el hambre, la explotación del hombre por el hombre, la miseria y la pobreza, el héroe de la más grande hazaña histórica que llevó a la praxis la revolución marxista leninista en una pequeña isla de América, plasmado en "El Capital" de Karl Marx y que solo se matizaba en la China y la URSS. El guerrero heroico que derrotó en su pueblo al imperio más poderoso del mundo será una lectura obligada no solo porque hizo historia, sino porque Fidel es y será el más grande revolucionario internacionalista cuya gesta ayudó a liberar a su pueblo y a otros países como África, donde fue una figura clave en la lucha contra el racismo y el colonialismo. Su apoyo a Nelson Mandela fue fundamental para el fin del apartheid. Así mismo lo fue para Venezuela con Chávez, gracias a las políticas sociales en salud y educación hoy las misiones son grandes referencias que ubicaron al país con un mejor Índice de Desarrollo Humano (IDH). Estos son pequeños ejemplos de las grandes hazañas que hizo Fidel por los pueblos del mundo.

Hablar de Fidel es hablar de Cuba porque son indisolubles, es decir territorio libre de analfabetismo y de desnutrición infantil, con el más bajo índice de mortalidad infantil, el mayor índice per cápita de médicos del mundo, 25mil médicos graduados de 84 naciones, forjador del internacionalismo proletario en la salud con 30mil médicos que colaboran en 68 países salvando vidas, ningún niño vive en la calle, el país con el más IDH de la región, 54% del presupuesto es destinado a salud y educación, 10 estudiantes por cada docente, 4 vacunas desarrolladas contra el cáncer, los sistemas de salud y educativo son ejemplos para el mundo según la OMS y la ONU, en fin. A pesar del bloqueo económico y comercial impuesto por los EE.UU., de las acciones terroristas, de los planes de magnicidio contra Fidel (638), intento de invasiones, sin tener petróleo y gracias a la no intromisión de los organismos financieros internacionales, estos azotes convirtieron a la isla en un destino turístico mundial, en polo de desarrollo científico y biotecnológico.

Así como mis hermanos me enseñaron a conocer a Fidel, así nosotros tenemos la tarea obligada, con la nueva generación estudiantil, con los campesinos, con la clase obrera, de enseñarles lo que es la revolución en palabra y acción según nos guió el comandante Castro. Cuba es un país modelo de socialismo a seguir. Aquí en Venezuela no termina de nacer porque el imperio penetró el capitalismo hasta en los tuétanos de nuestras mentes, de nuestra consciencia y de nuestra forma de vida. Hoy lloramos a Fidel, porque al igual que Bolívar y Chávez, no descansa en paz, ya que su espíritu es una fuerza infinita que seguirá cabalgando en el tiempo y en el espacio de este cosmos hasta lograr la paz del mundo, hasta poder romper las cadenas que oprimen a los pueblos de la peor barbarie: el capitalismo; hasta alcanzar el mayor y mejor sistema humanista: el comunismo. Queda el regocijo de haberlo conocido para nosotros construir una nueva historia como lo hicieron los gigantes, para que el "hasta la victoria siempre" sea el abrazo de la verdadera justicia y la libertad.

esmeraldagarcia2309@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1101 veces.



Esmeralda García Ramírez

Licenciada en Administración Articulista

 esmeraldagarcia2309@gmail.com

Visite el perfil de Esmeralda García Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: