Palestina. La doble moral de Occidente

El último capítulo del conflicto entre Israel y Palestina empezó cuando las fuerzas israelíes secuestraron a dos civiles, un médico y su hermano, en Gaza. Un incidente que tuvo escasa repercusión en los medios de opinión de cualquier parte del mundo, excepto en la prensa turca.

Al día siguiente los palestinos tomaron prisionero a un soldado israelí —y propusieron liberarlo negociando un intercambio de prisioneros en manos de los israelíes—. Hay aproximadamente 10.000 palestinos detenidos en las cárceles israelíes.

Que este "secuestro" sea considerado una atrocidad, mientras que la ocupación militar ilegal de Cisjordania y la apropiación sistemática de los recursos naturales de los palestinos —principalmente el agua— por parte de las Fuerzas de Defensa Israelíes es considerado un hecho de la vida, lamentable pero realista, es típico de la doble moral que con frecuencia emplea Occidente frente a lo que les sucedió a los palestinos, en la tierra que les fuera adjudicada mediante acuerdos internacionales, durante los últimos setenta años.

Hoy a una atrocidad le sigue otra atrocidad; los misiles improvisados se cruzan con otros sofisticados. Estos últimos, por lo general, encuentran su blanco donde viven los pobres desposeídos y apiñados, esperando lo que alguna vez se llamaba Justicia. Ambas categorías de misiles desgarran cuerpos de manera horrorosa —¿quién si no los comandantes de campo pueden olvidar esto por un momento?

Cada provocación y contraprovocación es objetada y da lugar a un sermón. Pero todos los argumentos, acusaciones y promesas subsiguientes sirven como una distracción para desviar la atención mundial de una práctica militar, económica y geográfica a largo plazo cuyo objetivo político es nada menos que la extinción de la nación palestina.

Esto hay que decirlo en voz alta y claramente ya que la práctica, que se declara sólo la mitad de las veces y a menudo es encubierta, avanza a pasos acelerados en estos días y, en nuestra opinión, hay que reconocerla constante y eternamente como lo que es y oponerle resistencia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3160 veces.



John Berger, Noam Chomsky, Harold Pinter y José Saramago


Visite el perfil de Noam Chomsky para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Noam Chomsky

Noam Chomsky

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a23758.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO