Papa Francisco apacigua a los católicos venezolanos y mira con preocupación a los protestantes brasileños

Papa Francisco, quien ha viajado en labor pastoral y de reconciliación a muchos lugares multiétnicos y multirreligiosos, entre los que destacan la República Centroafricana, Sri Lanka y Azerbaiyán, ha dedicado por estos días alguna atención al caso del conflicto político que se vive en la República Bolivariana de Venezuela, tomando en cuenta que este país, en el contexto geopolítico latinoamericano y caribeño, es uno de los más católicos.

Como lo señaló en alguna oportunidad Marcelo Gullo, interpretando el pensamiento geopolítico de Papa Francisco, "el destino de los pueblos latinoamericanos y el destino de la catolicidad están íntimamente vinculados". Así que no es de extrañar la medicación del Vaticano en el conflicto venezolano y, mucho menos, la influencia que de manera notoria tiene Papa Francisco en la dirigencia política venezolana de ambos bandos.

Al mismo tiempo, Papa Francisco está mirando con preocupación los acontecimientos en Brasil, luego de las recientes elecciones municipales realizadas en el gigante sudamericano, donde el pastor protestante Marcelo Crivella, vinculado a la Iglesia Universal del Reino de Dios y al Partido Republicano Brasileño, conquistó la alcaldía de Río de Janeiro, con el 59 % de los votos.

No hay que olvidar que los católicos en América Latina y El Caribe han pasado de representar el 92 % de la población en 1970, a menos del 70 % en el 2015, y que, en Brasil, los protestantes han aumentado de un 15 % en el año 2000 a casi el 30 % en la actualidad, crecimiento que ha sido a expensas de los cultos afrobrasileños y del catolicismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1105 veces.



Alfredo Portillo


Visite el perfil de Alfredo Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: