Leopoldo López, Industrias Polar y la estupidez estadounidense

No, no están equivocados, a esa mesa no le está faltando la cuarta pata, esa mesa, la verdadera mesa de la realmente opositora oposición a la Revolución Bolivariana, está servida, es completa, no necesita a la MUD porque a esa MUD ya le concedieron sus aspiraciones: algunos diputados y diputadas que ya saben que tendrán que negociar con Cilia Flores, Diosdado Cabello, Jesús Farías, Ernesto Villegas y todo ese conjunto hiper-revolucionario chavista que será mayoría absoluta, con el favor de Dios, y es por ello que Nico se podrá dedicar a impulsar la profundización de los paradigmas de la Revolución Bolivariana en el marco de poder alcanzar, definitivamente, aquella aspiración impuesta en los epistolarios que nos dejara don Simón Bolívar cuales, con la tozudez, la testarudez, la constancia y el trabajo desarrollara en vida nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías, con sus aportes conceptuales que se vertieron en el “Plan de la Patria” y con los toques importantes que viene proponiendo el Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, y punto final.

Lo inmediato anterior es una verdad de perogrullo como diría José Vicente Rangel Vale (JVR) quien, por cierto y aprovechando este texto, nos permitimos recomendar vean y escuchen con suma atención la entrevista que le hiciera a la Presidenta del CNE, Tibisay Lucena, en su programa dominical transmitido por Televen pero que seguramente estará “colgado” en Youtube, denominado como “José Vicente hoy” donde la Presidenta Lucena expresó, por todo el cañón, que quien dude de la transparencia de los resultados y los previos obligantes en preparativo electoral legislativo, puedan entrar a la página web del CNE y así podrán conocer y sí lo consideran, convencerse sobre la “legalidad absoluta” de la independencia del Poder Electoral del Estado venezolano. Aquellos que aún sigan con la tesis del denominado “fraude”, a ellos, simplemente, dejarlos ser y nada más.

Jesús Farías expresaría en el programa de Carlos Croes, interesante programa cual antecede al de JVR, que si es cierto que hay problemas cuales nos consideramos como de muy graves cuales en la próxima legislatura, triunfantemente chavista, la responsabilidad de los diputados y diputadas de la Revolución Bolivariana será, en última instancia, “agarrar el toro por los cachos”; es decir, asumir la realidad actual en grave crisis y comenzar a discutir los proyectos de leyes revolucionarias para la profundización de los cambios profundos tanto de la estructura como de la super-estructura del Estado venezolano cuales, por cierto, los revolucionarios chavistas deberían, desde ahora, comenzar a exponerlas en sus proyectos personales estadales a todo el electorado venezolano para así diferenciarse de los candidatos a diputados y diputadas de la oposición de derechas venezolana como voceros oficiales de las derechas internacionales y del “capital nacional dependiente del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos de América”.

Pero los escenarios anteriores no significan que sean ni representen la “última palabra” de la realidad venezolana, para nada, aquel societario que suponga que porque el escenario fundamental sea el 6-D, en nuestra opinión, está profunda y peligrosamente equivocado porque lo fundamental para el capitalismo mundial-globalizado es alcanzar la “derrota del chavismo”, en primera instancia, para, al pasar a la siguiente etapa, ir desmontando la estructura del Gobierno de Maduro Moros, y, al pasar a la siguiente etapa, destruir profundamente todo el “pensamiento del Libertador, don Simón Bolívar” y del “pensamiento desarrollado bolivariano de Chávez Frías” como bases fundamentales que sustentan a la Revolución Bolivariana cual significa, como base fundamental, controlar a la FANB y, por fin, convertirla en “policía de punto” dedicada a controlar el tráfico de cocaína porque las FFAA de Colombia, gracias a sus experiencias en combate, son y seguirán siendo una de los componentes de las fuerzas militares latinoamericanas de la OTAN en apoyo a los “socios y aliados” de los Estados Unidos de América en el marco de la actual reingeniería de la “fase superior del imperialismo” globalizado bajo la batuta de Washington.

Bien después de está “pajita dialéctica” en escribiente chavista entremos al tema propuesto en título. Empecemos por precisar nuestra opinión muy personal sobre Leopoldo López así “pisemos algunos cayos”. Creemos y así lo hemos expresado que Leopoldo López es el líder natural anti-Revolución Bolivariana de las derechas internacionales como así se puede demostrar con la actual campaña a favor de su persona como líder político. Pero, al tiempo, es obligante precisar que sus adeptos se han equivocado en la táctica y en la estrategia en el marco de su propia y personal campaña como líder de las derechas nacionales con unos muy fuertes lazos con las derechas internacionales que no tienen ni María Corina Machado ni Julio Borges. Es evidente y demostrable que “la soberbia” tan típica en los corazones de esas derechas, nacionales y extranjeras, buscan mantener realidades en intereses con objetivos concretos al tiempo que consideran en irrespeto el status quo de la Política Nacional de Venezuela y de la FANB en sus consideraciones de un “golpismo suave y lento” según programación imperial objetiva y digna de análisis que la Revolución Bolivariana debería objetivar al mejor estilo gomecista y cuarto-republicano del extrañamiento real. Pero ese es su problema y también el nuestro.

Entrémosle al trapo cuando nos referimos a las Industrias Polar. En primer lugar, sería interesante marcar las diferencias entre la historia real de la Polar con su actual directiva de polémica naturaleza, ello es fundamental. Conocemos que la Polar anterior a la actual junta directiva consideró en rechazo una proposición que elevaran ciertos industriales chinos para suscribir una muy interesante inversión en el “sector cerveza” en China con la cual hubiera podido alcanzar, la Polar, cifras importantes de ventas y un “alto return” para su propio desarrollo e inversión nacional sin las necesidades de elevar sus solicitudes tradicionales y actuales de los dólares del Estado venezolano y, en consecuencia, para impactar y dar ejemplo en el sector privado productivo y nacionalista en Venezuela. Aquella propuesta que fuera conversada en aquella junta directiva presidida por la señora Mendoza fue educadamente rechazada por razones que aún, en las actuales circunstancias, no las entendemos aunque si las conocemos en su real realidad como empresa en Venezuela. Al hablar en primera persona y considerando realidades inevitables por la Polar, ello nos llevó y seguimos considerándolo aún que la actual junta directiva debería demostrarle a toda la sociedad venezolana ese ritornello del “amor a Venezuela” para así evitar que también se repita y como sucedería con “el arroz chino”. Lo hicimos del conocimiento del Comandante Chávez Frías pero “la Política” adobada de ideología siempre triunfa; demasiados intereses personales en las huestes seudo-revolucionarias.

El tercer punto trata sobre la “estupidez estadounidense”. ¿Palabras fuertes? Para nada, solo es la realidad de fácil demostración. Debemos siempre tener presente que los EEUU de América es un país imperial; que es el país donde el capitalismo globalizado en reingeniería profunda actual marca las pautas a “sus socios y sus aliados” que son muchos, casi todos los países y fundamentalmente al sur del río Bravo y al sur de a península de la Florida; que es el país con el presupuesto militar no solo el más elevado del mundo sino inmensamente superior al presupuesto militar del segundo país cualquiera sea ese país “apabulla” sin pausa y sin prisa; además de contar ese estamento militar estadounidense con una tecnología militar de punta cual, actualmente, está siendo confrontada por los desarrollos tecnológicos militares que se vienen presentando en la República Popular China como bien lo exponen, permanentemente, Andrew Erickson, consultor del Pentágono y también el experto en asuntos japoneses y de la región de Asia-Pacífico, Alex Calvo.

Pero “esa estupidez” se debe considerar para el Caribe y, concretamente, para Venezuela, en estos precisos momentos, en el marco de los desarrollos de la geo-estrategia tanto regional americana como mundial porque la geopolítica actual del capitalismo imperialista globalizado en el marco de su reingeniería, es decir, de la necesidad de repensar los desarrollos de los escenarios post-Crisis-de-Wall-Street, está “más clara que agua de manantial”.

En el somero análisis comparativo cuando observamos los movimientos y decisiones político-militares de Washington tanto en el continente europeo, léase: OTAN, como en los escenarios de Asia-Pacífico conocemos de esos movimientos y decisiones en forma transparente y clara que nos permiten transportarlos, esos escenarios, a nuestras realidades caribeñas y criollas venezolanas en objetividad geopolítica. Es decir, para mejor comprensión de esos escenarios. Los EEUU de América vienen imponiendo sin aparentes discusiones de fondo, sobre la base de la seguridad y desarrollos nacionales, en ambos campos experimentales referidos, decisiones imperativas de carácter más de carácter militar que decisiones políticas como, por ejemplo, las podemos conocer con las decisiones geoestratégicas, léase: prácticas militares de campo, de la OTAN conjuntamente con los ejércitos de los países miembros de la OTAN, objetiva y de fácil conocer, dirigidos a imponer decisiones político-militares sobre las políticas de Estado de Rusia; al tiempo y al unísono y en paralelo conocemos las recientes decisiones de “lo militar estadounidense” con apoyos y solidaridades de sus “socios y aliados” de la Región de Asia-Pacifico de transitar con uno de sus barcos, USS Lassen, dentro de las 12 millas náuticas correspondientes violando la soberanía marítima de China en el Mar del Sur de China violación que es suscrita en solidaridades por sus “socios y aliados” en la mencionada como la región de Asia-Pacífico; entre los países y sus gobierno que consideran esa provocación como la necesaria se podrían mencionar a Japón, Las Filipinas, Singapur, Vietnam, Tailandia, Malasia, Indonesia, Australia, entre otros países.

En ese marco de referencia, cuando transponemos esos escenarios sobre el Mar Caribe es evidente que los EEUU de América suscriben accionares conjuntamente con países latinoamericanos que consideran a la Revolución Bolivariana como un peligro eminente para sus sociedades americanizadas como, a título de ejemplo, la República de Colombia y otros países donde sus ex-Presidentes expresan opiniones de, prácticamente, llamar a un desconocimiento del Gobierno del Presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros. Solo como guía y referencias.

Según la nueva doctrina militar estadounidense, lo hemos expuesto en algún texto anterior, es la utilización de los estamentos militares de “sus socios y aliados” en la Región americana para confrontar cualquier contingencia como, por ejemplo, el Gobierno venezolano, en primera instancia, pero, fundamentalmente, contra la Revolución Bolivariana y el “legado de don Simón Bolívar” y de Chávez Frías.

Ahora, en ese marco de referencia real y objetiva, podríamos considerar que está avanzando esa reingeniería estadounidense imperial en sus objetivas influencias en todo el continente americano. Ello nos lleva a considerar y sopesar esos posibles y probables escenarios que alterarán el “Día Después” del 6-D el status quo americano transformando nuestras realidades americanas geográficas, particularmente en Venezuela, en una evidente e inevitable realidad de un escenario bélico de “cul-de-sac” cual podría tener desarrollos inesperados con fuertes impactos en la arriba mencionada como la reingeniería de la fase superior del imperialismo con fuertes y demostrables incidencias sobre las actuales contradicciones que está desarrollando Washington tanto contra Rusia como contra la República Popular China.

La pregunta obligada sería: ¿estaría dispuesto Washington llegar a desarrollar esos escenarios de “caos y contradicciones” americanas en el marco de escenarios de “seguridad y riesgo”?

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.
delpozo14@gmail.com




Esta nota ha sido leída aproximadamente 2271 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a216447.htmlCd0NV CAC = Y co = US