Engañosa euforia, Estados Unidos cambia su política hacia Cuba

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

El mes de diciembre pasado, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama tuvo que admitir que la política norteamericana hacia Cuba había fracasado. Le tomó a Washington 50 años para comprender un hecho elemental: las sanciones y el embargo comercial, como también los intentos de aislar a la pequeña isla estuvieron condenados al fracaso desde el mismo comienzo.

La revolución cubana se ha enfrentado a desafíos en defensa de su independencia y soberanía. La dirección política nacional ha definido la misión estratégica de cumplir en la vía de la modernización. Los hermanos Castro, Fidel y Raúl, protagonizaron el inicio de las reformas dejando muy atrás los viejos dogmas ideológicos.

Por otra parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia ha dado la bienvenida a la restauración de las relaciones diplomáticas. En su declaración señaló que, "Consideramos que la decisión de restablecer las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos y la apertura de embajadas en las capitales de ambos países, como un acto de justicia histórica. Esta medida, que debió haberse tomado hace tiempo, objetivamente refleja las cambiantes realidades internacionales que de manera creciente son comprendidas en el mundo y tenemos la esperanza que también lo sean en Washington/

/Creemos que los acuerdos alcanzados crearán las condiciones favorables para acelerar la resolución de numerosos problemas que se han acumulado en torno a Cuba durante medio siglo, principalmente, el levantamiento total del bloqueo y la devolución de la base militar de Guantánamo, lo cual facilitará el desarrollo de la cooperación regional. Apoyamos la normalización de las relaciones cubano-norteamericanas. Creemos que Rusia y Cuba tienen nuevas oportunidades para una mayor expansión

http://special.mid.ru/en/web/guest/foreign_policy/news/-/asset_publisher/cKNonkJE02Bw/content/id/1536901

de la cooperación bilateral en toda una gama de cuestiones de interés mutuo de acuerdo con las prioridades de larga data de nuestra política exterior y dentro del espíritu de asociación estratégica"./

Cuba ostenta una creciente influencia internacional. Desarrolla vínculos bilaterales con China, Rusia, Brasil, Venezuela, Argentina y los principales países europeos. Las inversiones en la economía están aumentando, los pronósticos de desarrollo económico son optimistas. Algunos dicen que Cuba pasó por las duras y las maduras enfrentando el embargo y otras medidas de castigo. Ahora puede hacerlo sin Estados Unidos. Washington no ve el problema cubano como un problema en las relaciones bilaterales. América Latina se opone a cualquier intento de parte de Estados Unidos por infringir la independencia cubana. Uno de los analistas dijo con ironía que Estados Unidos trata de liquidar la independencia cubana para convertir a Cuba en "un aliado" al estilo de Honduras o Guatemala.

Muchas veces sus contrapartes latinoamericanos le han señalado al presidente Obama normalizar las relaciones con Cuba. Los presidentes de Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y otros estados de la región le han advertido que ellos no asistirán a las reuniones cumbres si esto no ocurre con prontitud. La confrontación de Cuba con Estados Unidos ha sido perjudicial para muchos países del continente. El "agresivo odio imperial" de parte de Estados Unidos no sirve a sus intereses. Cuba ha sido un ejemplo del "imperialismo norteamericano en acción" que ha minado la confianza de América Latina en Estados Unidos.

Actualmente, Estados Unidos demuestra su disposición para el diálogo. Las fotografías de los diplomáticos cubanos y norteamericanos intercambiando apretones de manos están en todas las pantallas de televisión. Existen muchas razones para el cambio en la política norteamericana hacia Cuba. El gobierno norteamericano ha anunciado un cambio en la política haciendo algunos comentarios conciliatorios. Las consultas iniciadas por Obama ya se han prolongado por un año y medio.

Algunos países latinoamericanos vieron este cambio de política como un intento de socavar a Cuba desde el interior. Hasta hace poco la Oficina de Intereses de Estados Unidos en la embajada de Suiza en La Habana (USINT Havana, domicilio telegráfico del Departamento de Estado) representó los intereses norteamericanos en Cuba hasta el día 19 de Julio del corriente.

Los servicios de seguridad cubanos han señalado numerosas veces que esta oficina participaba en la guerra secreta contra el gobierno de la nación isleña. Ahora que Estados Unidos abre embajada (en el mismo edificio de la antigua misión) en La Habana, tendrá una base "legal" para llevar a cabo sus actividades subversivas por parte de los servicios especiales norteamericanos. Aparte del hecho de abrir la embajada, no existe otro avance en las relaciones bilaterales alcanzadas o por concretarse.

La política migratoria norteamericana podría ocasionar conflictos. Informes de prensa sostienen que habría planes para la "repatriación de emigrantes ilegales" desde Cuba. La cancelación del embargo hasta ahora no ha ocurrido, las empresas norteamericanas enfrentan restricciones en su trato con Cuba, las empresas de terceros países tienen prohibido exportar a Estados Unidos productos "hechos en Cuba" o vender artículos que incluyan componentes hechos en Cuba.

No existen planes para rectificar la política financiera represiva de Estados Unidos hacia Cuba. El retorno a Cuba de la base militar de Guantánamo no figura en la agenda. Analistas occidentales dicen que no se espera que se produzcan inversiones norteamericanas en la economía cubana mientras los hermanos Castros controlen el país.

Estados Unidos ha adoptado muchas medidas de castigo contra la economía de Cuba. Tomará tiempo deshacerse de ellas. Existen muchos acérrimos opositores contra Cuba en el congreso norteamericano que bloquean la vía de la reconciliación. Obama ha dicho muchas veces que el restablecimiento de los vínculos económicos no será fácil. Se necesitará tiempo y esfuerzos.

Cuba no tiene intenciones de cambiar los principios fundamentales de su política. En el mes de marzo pasado, Raúl Castro apoyó al gobierno de Venezuela luego que Obama emitió un decreto declarando una emergencia nacional con relación a una inusual y extraordinaria amenaza contra la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos planteada por la situación en Venezuela.

La explicación resultó risible. Supuestamente, Venezuela planteaba una amenaza contra Estados Unidos. Raúl Castro señaló que Cuba deseaba firmemente expresar su solidaridad con la Revolución Bolivariana, con el Presidente Nicolás Maduro y con la unidad cívico-militar. /"/La posición de nuestro país es invariable. Yo reitero la fuerte solidaridad de la Revolución Cubana con la Revolución Bolivariana, con el Presidente Nicolás Maduro y con la unión cívico-militar que él encabeza. Yo reitero la más absoluta lealtad a la memoria de Hugo Chávez, el mejor amigo de la Revolución Cubana",/ dijo Castro.

Raúl Castro hizo hincapié en que la dirección política cubana mantenía una visión realista en torno la política de Washington. /"Los hechos nos indican que la historia no puede ser ignorada. La relación de Estados Unidos con América Latina y el Caribe ha estado marcada por la Doctrina Monroe y por el principio de ejercer la dominación y la hegemonía sobre nuestras naciones",/ agregó Castro. Moscú le da la bienvenida al restablecimiento de los vínculos entre Cuba y Estados Unidos. Piensa que Rusia y Cuba tendrán oportunidades para un fuerte ímpetu para un mayor avance en las relaciones bilaterales dentro del marco de una asociación estratégica. La Habana está interesada en la más amplia cooperación con Rusia. Cosa que siempre ha apoyado en el escenario internacional.

Una sombra diplomática se proyectó sobre la Unión Europea, UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, CELAC http://www.strategic-culture.org/news/2012/06/26/rumblings-from-the-caribbean-island-nations.html cuando Cuba durante la cumbre del mes de junio del 2015 en Bruselas, señaló que se oponía a las sanciones impuestas contra Rusia por el caso de Ucrania. Durante el segundo día de la prominente reunión Unión Europea-CELAC, el Primer Vicepresidente del Consejo de Estado de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez dijo: /"Nosotros, una vez más, declaramos nuestro rechazo a las sanciones contra ese país"./ Así mismo, les recordó que Estados Unidos continua la vigencia del bloqueo económico contra Cuba.

Rusia y Cuba trabajan de manera conjunta en proyectos de largo alcance energéticos, de obras civiles, aviación y en otros ámbitos. Eso es lo que el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov enfatizó en sus comentarios sobre la reciente reunión con su contraparte cubano, Bruno Rodríguez y Raúl Castro, Presidente del Consejo de Estado. Es muy probable que Cuba tenga que hacer lo mejor que pueda para impedir que Estados Unidos interfiera en los asuntos internos del país.

El gobierno cubano posee una rica experiencia en la lucha contra la quinta columna, las redes de organizaciones no gubernamentales y las novedosas tecnologías creadas por Estados Unidos y utilizadas para la creación de una oposición dirigida. ¿Detendrá Estados Unidos sus actividades subversivas? Resulta improbable. Con toda seguridad utilizará métodos ya probados y adaptados para nuevas misiones y oportunidades.

Por otra parte, para este mes de agosto está programada una convención para la unificación de la oposición cubana a celebrarse en Puerto Rico. La convención reunirá a disidentes que residen en Cuba y en otros países. La agenda incluye la necesidad de prepararse para un período de transición con vistas a la creación de una nueva Cuba que sea libre y democrática. Guillermo Toledo, Primer Coordinador Nacional Cubano, dijo que la convención se enfocará en la elaboración de una estrategia común hacia la "nueva Cuba".

Según este funcionario, los cubanos tienen que resolver sus problemas de manera independiente del diálogo entre Estados Unidos y el gobierno cubano, para hacer que se respeten los derechos humanos y construir un nuevo país. También señaló que la oposición que él encabeza no está en contra del acuerdo. En cuanto a fuerza política pacífica, deberá utilizar la apertura de oportunidades para obtener la libertad y la democracia. Empleando la expresión "oposición pacífica", Toledo se distanció de las agrupaciones que operan en Miami y que luchan por una revancha histórica con vistas a derrotar a la revolución cubana. La "convención" coincide con la fecha de la visita programada del Secretario de Estado norteamericano, John Kerry a La Habana.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

editorial@strategic-culture.org






 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1995 veces.



Nil Nikandrov

Periodista y analista político escribiendo frecuentemente en la revista rusa internet Strategic Culture Foundation.

 editorial@strategic-culture.org

Visite el perfil de Nil Nikandrov para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: