La invisibilidad, evolución y reacción nuclear

Nuestra batida y confusa historia, solo ha escrito dos explosiones nucleares, durante la segunda guerra mundial, cuando el emergente imperio GREEN-GO, sin ninguna conciencia humana, asesino al instante a más de cien mil civiles japoneses en Hiroshima y Nagasaki, en cambio al pasar los años decenas de miles murieron por la radiación nuclear. Las décadas transcurrieron y las reacciones nucleares han evolucionado a tal punto, que su renuencia hacia la destrucción de las infraestructuras es invisible y peor aún la des importancias para la no publicación de los acontecimientos en los grandes medios de informaciones internacionales certifica las complicidades a la confabulación.

Durante la segunda guerra en contra Irak, el eje imperial bombardeo el aeropuerto de Faluya, la reacción explosiva no destruyo las grandes infraestructuras, pero todos los mortales residenciado cerca del aeropuerto fallecieron al instantes, en cambio los que se encontraban en la cercanía, sucumbieron por cáncer radioactivo al pasar los años. En la actualidad los iraquíes fallecidos por causa radioactiva, han cuadruplicado las cantidades de muertos, de la post Hiroshima y Nagasaki. El silencio, la invisibilidad acobijo esta reacción nuclear. En cambio 9-11 murieron 3000 al instantes, 39.000 hasta hoy y más de 70.000 aun luchan en contra la radiación cancerígena.

La afonía, impotencia y cobardía ha abrigado la sabiduría y cuantía del hombre. La realidad es inexistente y devoradora de la consciente.

Yemen, es uno de los países más aislado, desheredado y subdesarrollado del mundo, pero valerosamente, heroicamente y memorablemente, es la única nación árabe o inclusive del mundo, en donde jamás lograron someterlos, colonizarlos o que los invasores foráneos hayan logrado permanecer en su enmarañados, áridos, inhóspitos y accidentados territorio. Ningún imperio logro agachar la cabeza de estos valerosos yemeníes por miles de años de historia.

En la actualidad sus desarmados e inocentes civiles, infraestructuras, hospitales, escuelas son asesinados y demolidas, por los adinerados y amos del terror, usurpadores y des prestigiadores de la inocente y noble religión musulmana, Arabia Saudita, Qatar, Bahréin, Emiratos Árabes Unidos y conjuntamente con el ultimo estado apartheid, israel, que no solo han despojado el territorio milenario, de Palestina, sino peor aún, han desprestigiado y manchado a la otra noble religión monoteísta la judía.

Estas monarquías y el invasor de Palestina, israel, son miembros activos de la mafia Rothschild khazarian, adoradores del dinero y creyentes del macabro dios Baal, en la actualidad son los patrocinadores de los inhumanos mercenarios ISIS, DAESH, AL QAEDA, etc, que se hacen llamar musulmanes y degollando, ahogando y quemando a musulmanes y no musulmanes.

Hace aproximadamente un mes, la resistencia lograron derribar un F-16 abanderados con la bandera saudí, que se encontraba pintada recientemente. Pero la realidad es que este modelo de F-16 con la cola corta solo lo tienen tres países, EEUU, Italia y israel, certificando la presencia israelí a la masacre de los indefensos civiles.

Varias cámaras de los originarios, lograron filmar dos gigantescas explosiones, con todas las características de una reacción nuclear. Los miembros de la AEIA, lo certificaron al momento, pero el silencio acobijo la verdad. Desgraciadamente los muertos se verán al pasar los años, pero el agudo sufrimientos por el contagio radioactivo empezó desde el momento de la explosión.

El mundo solo quiere ignorarlos, la sumisa y traidora ONU, culpa a los yemeníes por no dejarse someter, y el eje imperial suministra las armas para seguir masacrando a sangre fría y cobardemente a los indefensos civiles yemeníes, mientas sucumben por los inhumanos bombardeos, las bases militares de la sádica monarquía saudí, en la frontera arden en llamas, cuando son blancos de la honorable resistencia.

La monarquía saudí, paga un millón de $ US, por cada soldado saudí muerto en combate, pero ellos huyen de sus base militar, en cambio los valerosas resistencias yemeníes, cabalgan con burros, caballos y anticuados vehículos, pero corren hacia el enfrentamiento, y recolectan sus trofeos, sofisticados materiales bélicos y vehículos blindados. Larga vida a la honorable resistencia yemeni. Viva Yemen libre y autónoma. Viva Dios, Quien Es El Mas Grande.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 995 veces.



Jaled Ali Ayoub Bazzi


Visite el perfil de Jaled Ali Ayoub Bazzi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jaled Ali Ayoub Bazzi

Jaled Ali Ayoub Bazzi

Más artículos de este autor