Grecia va por su segunda civilización

Basta recordar a Aristóteles, el Estagirita, y a Carlo Magno o El Magnífico, éste, brillante discípulo del primero por encomienda expresa de su padre, el macedónico Rey Filipo a cuyas órdenes aquel genial preceptor heleno trabajaba.

El primero, luego de más 2, 3 M de años sigue enseñando al mundo actual, independientemente de sus obvias desactualizaciones a las cuales dio pie su propio y original pensamiento, a manera de continuidad educativa de Sócrates por mediación de Platón.

No dejemos a un lado, pues, sus trascendentes aportes artísticos en plástica, dramaturgia, tragedia, y ciencias en general, para lo cual citemos con alta densidad a Pitágoras, a Arquímedes y a Euclides, el llamado Geómetra Padre.

No hay duda de que Grecia ha sido un Imperio indoblegable porque, luego de sí, su imperio sucesor lo que ha dado es pena ajena con su sangriento currículo de masacres y abusos imperiales durante sus nefastos 5 siglos de opresión pareja, lo que no quita esos valores culturales que bajo su dominio y por fuerza de los humildes pueblos sometidos nos transmitió, como han sido las lenguas romances que desgraciadamente España nos inculcó con sus frustradas pretensiones de echar al basurero las lenguas nativas con su plagio imperialista del imperio románico aplicado en América y parte de Asia.

Este próximo domingo se dará en Atenas una declaratoria independentista contra los imperios burgueses de los amilanados, alienados, indignados e idiotizados vecinos de tierra firme extrapeninsular.

Este domingo, 5 de Julio, como reproduciendo nuestra Declaración de Independencia del Imperio Español, asimismo, Grecia, la civilizadora, volverá por su fueros y le dará nuevas lecciones a los rancios e incivilizados europeos de su Noroeste, mismos y esclavizados que hasta ahora han tolerado y apoyado al Imperio capitalista, al mismo imperio que de partida está incapacitado para tener conmiseración alguna con sus víctimas mal llamados clientes financieros y comerciales, ni respetado valores de ninguna índole que difiera del macabro amor al dólar y a sus prácticas anatocistas que hoy asfixian al mundo entero.

Estamos apostando y jugando a favor del pueblo griego, en nuestra plena convicción de que este domingo le dirá NO al Imperio Burgués, No a sus leoninos acreedores, para iniciarse así la nueva o Segunda Civilización Griega que tampoco dudamos tendrá como discípulos al resto de esa rancia e ignorante Europa a la que el decadente imperio capitalista todavía domina, según nos apuntó Simón Bolívar, más por la alienación sembrada como ignorancia que por las armas bélicas que les fabrica y vede bien caras.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1058 veces.



Manuel C. Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: