Argentina y Rusia: 130 años de relaciones diplomáticas

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

Este año 2015 se cumple el aniversario número 130 del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Rusia y Argentina. Incuestionablemente, ha habido un progreso notable en varios aspectos durante los últimos años en su cooperación bilateral, lo cual impulsa a Moscú y a Buenos Aires hacia nuevas fronteras. Durante su visita oficial a Moscú, la Presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, el pasado 21-22 de abril, ambas partes firmaron veinte documentos y de manera especial una Declaración Conjunta para el Establecimiento de una Asociación Estratégica entre Rusia y Argentina.

La presidenta argentina está desarrollando su propia vía de manera independiente de Estados Unidos y está trabajando para acelerar la integración de América Latina bajo el auspicio de organizaciones tales como UNASUR, CELAC, y ALBA. Hugo Dragonetti, figura destacada del gobierno, comprometido en proyectos de infraestructura en Argentina, denominó la visita de Cristina Fernández de Kirchner a Rusia "un desafío para Estados Unidos," país que continúa comportándose como si América Latina fuera su propio patio trasero.

La cooperación entre Rusia y Argentina es un ejemplo notable de relaciones en pie de igualdad y de beneficio mutuo. Los argentinos han recibido bien la proposición de Uralmash para trabajar juntos y crear una empresa de fabricación de equipos petroleros. Rusia también suministra turbinas para las plantas hidroeléctricas de Argentina. Existen conversaciones para utilizar la experiencia rusa en la refacción de la planta hidroeléctrica argentino-uruguaya de Salto Grande. La empresa rusa Inter RAO-Export se adjudicó la licitación para la construcción de una nueva planta hidroeléctrica. Rosatom también se ha involucrado en un proyecto para la construcción de un sexto reactor para la planta nuclear de Atucha. Estos acuerdos le darán a Argentina acceso a la tecnología de punta de Rusia la cual cumple con los requisitos más exigentes de la seguridad nuclear. Cristina Fernández destacó la importancia de este acuerdo, indicando que "se trata de un paso más adelante en la cooperación entre Argentina y Rusia, cosa que nos permitirá obtener energía que no estará sujeta a las fluctuaciones del mercado mundial."

El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha ignorado las sanciones occidentales contra Rusia.

Los embarques de productos agrícolas hacia Rusia en su mayor parte no han sido afectados a pesar de los intentos de Estados Unidos y la Unión Europea de presionar a Buenos Aires y convencer a Argentina de reducir su intercambio comercial con Moscú. El Presidente Putin no dejó de mencionar este aspecto durante una conferencia de prensa, comentando que "los empresarios están naturalmente interesados en lanzar nuevos proyectos. Junto a la presidenta argentina, una delegación representativa de la comunidad empresarial argentina llegó a Moscú. Se han hecho arreglos para colaborar de manera más activa en la asistencia a las empresas que suministran bienes y servicios, para instalar nuevas empresas manufactureras y para incrementar la cooperación industrial. También hemos acordado sostener conversaciones detalladas en torno al uso de divisas nacionales en los pagos comerciales."

Durante la visita de Cristina Fernández se firmó la documentación para el lanzamiento de un programa cooperativo en arte y cultura y se coordinaron iniciativas en el campo de la industria turística. También se logró un acuerdo sobre la protección ambiental y se aprobó un memorándum de entendimiento entre los Ministerios de Relaciones Exteriores y se simplificó el proceso para obtener acceso a los archivos nacionales.

La Agencia Federal Espacial de Rusia y la Comisión Nacional Argentina para las Actividades Espaciales firmaron un acuerdo para la colaboración en el uso del espacio exterior con fines pacíficos. El proyecto para la instalación del Sistema de Navegación Satelital, GLONASS en Argentina será acelerado.

Los presidentes de Rusia y Argentina expresaron su preocupación por los trágicos acontecimientos en el oriente de Ucrania. Cristina Fernández de Kirchner ha apoyado la posición de Rusia respecto de Ucrania. El Archipiélago de las Malvinas, que es un problema extremadamente doloroso para Argentina, fue planteado durante las conversaciones en Moscú. Vladimir Putin declaró que "Rusia apoya los esfuerzos de Argentina para sostener negociaciones bilaterales con Gran Bretaña con el objeto de resolver de manera expedita la disputa sobre las Islas Malvinas." La declaración conjunta emitida por los dos presidentes incluye una declaración que condena la militarización del Atlántico Sur donde navíos de guerra y submarinos de Estados Unidos y del Reino Unido despliegan regularmente sus fuerzas misilísticas nucleares delante de los países de América del Sur.

Los medios de comunicación prestaron especial atención a las negociaciones entre el Ministro de la Defensa de Rusia, Sergei Shoigu, y su contraparte de Argentina, Agustín Oscar Rossi: Shoigu piensa que "un alto grado de cooperación entre Rusia y Argentina posibilita la coordinación de acciones en el campo internacional y también brinda perspectivas para una extensa asociación en el plano militar y técnico-militar." Existe un gran potencial para esfuerzos conjuntos en educación militar y entrenamiento de oficiales. El Ministro de la Defensa de Argentina hizo hincapié en que él está preparado para una labor prolongada y extensa sobre una amplia gama de asuntos." Los ministros firmaron un acuerdo inter institucional sobre cooperación militar el cual sienta los parámetros para una asociación bilateral sobre cuestiones militares.

Por otra parte, los gobiernos de Argentina y Rusia firmaron un acuerdo para trabajar juntos en la protección de la información clasificada perteneciente a la cooperación técnico-militar. Con referencia a la posibilidad de adquisiciones de armamento ruso, Oscar Rossi mencionó la posible adquisición por parte de Argentina de tres nuevos helicópteros Mil Mi-17E. Dos de estos aparatos ya están siendo empleados por la Fuerza Aérea Argentina y han demostrado su calidad. Desde el mes de diciembre del año pasado circulan rumores en los medios en el sentido que Argentina tal vez le compre a Rusia bombarderos de primera línea Sujoi Su-24. Los rumores aumentan. Es muy posible que esto se deba a próxima campaña presidencial (las elecciones se llevarán a cabo el 25 de octubre próximo). La carrera por el cargo ya está planteada y la batalla por los votos ya comenzó. Daniel Scioli, intendente de la provincia de Buenos Aires y aliado de Cristina Fernández de Kirchner ya anunció que él está en campaña por la nominación por la coalición del gobierno del Frente para la Victoria.

En sus discursos iniciales, Scioli prometió no desviarse el curso estratégico de Kirchner.

Sin embargo, el Ministro de la Defensa, Oscar Rossi, ha decidido postularse en su contra y es el primero de los candidatos presidenciales en presentar un plan de acción para el período 2015-2019. Rusia se inclina por apoyar el derecho del candidato de la coalición Frente para la Victoria (fundada por Néstor Kirchner el año 2003) para que sea elegido. "Nuestro desafío (estratégico)" señaló Rossi, "es la continuación de la política de creación de nuevos puestos de trabajo y de adelantar el proceso de industrialización del país que se inició el año 2003. También dijo, gobernaremos el país los próximos cuatro años." No obstante, Rusia avala el liderazgo actual de Cristina Fernández y ha dejado en claro que su apoyo estará guiado según su anuncio a qué candidato presidencial ella apoyará.

Pocos meses le quedan a Cristina Fernández de Kirchner en el gobierno. El triunfo del candidato del Frente para la Victoria asegurará la continuidad de la política exterior y nacional de los líderes del país. Sin embargo, si un candidato de la oposición se alza con el gobierno, los acuerdos que Cristina ha firmado con Rusia y China serían cuestionados. Existe un debate constante en torno a este asunto entre los medios de prensa argentinos. ¿Deberá el futuro presidente cumplir con los acuerdos vigentes o podría exigir que sean revisados?

Los activistas proselitistas que implementan las políticas de la embajada norteamericana en Buenos Aires están tratando de convencer al público que gran parte del contenido de los acuerdos entre Argentina y Rusia permanecen ocultos. Por otra parte, los antiguos jefes del Ministerio de Energía de Argentina han publicado una carta abierta que proyecta dudas sobre la utilidad del acuerdo con Rosatom. La lucha por poner los acuerdos entre Argentina y Rusia en acción está solo comenzando.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

editorial@strategic-culture.org



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1788 veces.



Nil Nikandrov

Periodista y analista político escribiendo frecuentemente en la revista rusa internet Strategic Culture Foundation.

 editorial@strategic-culture.org

Visite el perfil de Nil Nikandrov para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: