Guantámano es territorio de Cuba

En alguna oportunidad leíamos que un legislador estadounidense por aquellos lustros de los años del siglo XIX exponía ante su respectiva Camára Legislativa que la isla de Cuba se había formado con los aluviones de los ríos Misouri-Mississipi con lo cual, según el supuesto docto legislador en temas de geografía física, la isla de Cuba era territorio que pertenecía, por natura, a los EEUU de América. La verdad que tamaño argumento no le habíamos leído ni siquiera cuando aquel susodicho expresó que la Tierra era plana y que después del paso del estrecho de Gibraltar los barcos caían en un profundo precipicio; es decir, entre la ignorancia y la incertidumbre nos, nos quedamos con la incertidumbre por que la ignorancia ha llevado a sociedades a quemar en hogueras a mujeres mas porque eran mujeres que por el argumento de que desarrollaban los oficios de brujas.

El susodicho argumento es tan peligroso como la teoría de la superpoblación ya que ésta se contraviene con la tesis propuesta por Karl Marx sobre la naturaleza; bien se opone a los desarrollos de las tecnologías biomédicas; bien se contradice con las capacidades de las sociedades de tratar de desarrollar allende la Tierra espacios vivibles. Pero como en ideología todo es posible nos tenemos que estar siempre preparados para la reflexión, el estudio y la respuesta en propuesta frente a la ignorancia.

Pero ¿será ese el argumento de la Casa Blanca en discurso lineal con el Poder para justificar la declaración tajante no bien recordada de sí del Vicepresidente, John Biden, sí del Pentágono, bien en sus expresiones de extrema derecha anti-comunista de John MacCain, bien de los mayameros (gusanera) para expresar en respuesta a la clara, precisa, directa declaración del Presidente Raúl Castro en la reciente reunión de la CELAC cuando declaró, en su real sentido, que Guantánamo es territorio cubano y, por ende, es Cuba, declaración no solo dirigida a Washington y sus congéneres capitalistas en permanente expresión imperialista sino para dejar bien claro ante sus colegas reunidos en la muy democrática nación de Costa Rica que Cuba no deja nada en el tintero cuando se trata de sus relaciones con los EEUU de América?

Claro y por supuesto está en pleno desarrollo el proceso de negociaciones sobre esas relaciones en sus correspondientes etapas de lógica negociación con lo cual no deberíamos ni perder el orden de la negociación ni expresar impaciencia como bien lo están demostrando en las correspondientes negociaciones el Gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y las FRAC-EP que, aparentemente, se podría extender hacia otros actores activos en ese guerra civil que viene desarrollándose en los tiempos en la hermana Colombia, escenario, por cierto, sobre el cual nos, los venezolanos debemos conocer, realmente, y aprender cuando, día a día, las derechas no solo nacionales sino internacionales vienen impulsando la "tesis de guerra de mediana intensidad", tipo Ucrania, es decir, crear una cabeza de playa en la región occidental del país para poder ejercer los paradigmas de ese guerra arriba en mención.

El tema de Guantánamo, históricamente, nos lo desconocemos; es decir, creemos recordar que estando en permanencia el decadente gobierno de la monarquía borbónico-española un caballero que tiempos posteriores sería Presidente de los EEUU de América (¿no estaba indirectamente presente también un corresponsal de un dueño de un periódico estadounidense?) en su máxima expresión política desarrollaría la "tesis de la mentira" cuando de barcos de guerra se trata. Pero el tema fundamental, en este escrito, es Guantánamo. En ese marco de desarrollo nos preguntamos: ¿Cómo es que Guantánamo quedó bajo la "reina potestad" de su muy masónica orden del Poder estadounidense? Para ser más precisos y para que todos nos entendamos: ¿existe un acuerdo y/o tratado que dicte jurídicamente en el marco del Derecho Internacional vigente para aquellos momentos las normas bajo las cuáles ese territorio cubano quedaba bajo jurisdicción estatal estadounidense? Lo preguntamos porque sí no existe tal documento jurídico la ocupación de Guantánamo quedaría bajo la praxis histórica del expansionismo territorial de una potencia imperialista y, por tanto, debe estar en los acuerdos alcanzados en las Naciones Unidas y, en consecuencia, en la Organización de Estados Americanos, alguna resolución que declaren la abolición de espacios colonizados por las potencias imperialista y/o algo parecido; es decir, crisis del monronismo. (No somos abogado por lo que elevamos nuestras excusas por nuestras ignorancias).

Pero en el marco de las negociaciones que vienen desarrollando La Habana y Washington, en lo concreto y referido a Guantánamo y su entrega formal al Gobierno y pueblo de Cuba, nos debemos referirnos a negociaciones históricas con semejantes características. Podríamos referirnos a Timor Oriental, a las islas Malvinas, al caso del Esequibo, a los espacios marítimos del Mar del Sur de China y del Mar Oriental de China, al caso concreto de la salida al mar del hermano país de Bolivia, a Gibraltar, al Irlanda del Norte, al País Vasco, a Cataluña, entre otras realidades pero preferimos concretar algunas ideas sobre Hong Kong y Macao, la primera realidad referida a las negociaciones de la República Popular China con Gran Bretaña y la segunda realidad también de la República Popular China y Portugal, ambas realidades geográficamente situadas al sur de la provincia de Guangdong (China) pero sustentadas en realidades profundamente diferentes en todos sus paradigmas.

Creemos recordar que después de la declinación objetiva, lógica, necesaria y de política interna de la mal denominada como "Revolución Cultural" (en alguna ocasión nos atreveremos a exponer porque consideramos que dicha revolución desarrolló un proceso interno en China de "caos permanente" e inecesario no solo por las decisiones erradas del "Gran Timonel" sino por una mal entendida comprensión del "confunianismo", del "taoísmo" y de la cultura china de más de 5 mil años), después de aquel diciembre (1978), después de la comprensión de los significados de la política de "reforma y apertura", después de la pérdida del poder del sucesor de Mao Zedong, después de objetivar las necesidades de solución del hambre, de tener que confrontar políticas ideológicas erradas, Deng Xiaoping decidió que, vista el año 1999 cuando se cumplieran los 99 años de cesión de ciertos territorios anexos a la isla de Hong Kong (Kowloon y otros), se debía comenzar las negociaciones de la legalmente devolución de aquellos territorios en mención entre paréntesis pero adicionando la necesaria devolución de la isla de Hong Kong cual había sido cedida a perpetuidad sobre la base de la derrota de las tropas de la dinastía manchú y la firma del Tratado de Nanjing.

Al tiempo, Zhong Nanhai decidiría que era importante, también, iniciar conversaciones con Portugal para la devolución de la isla de Macao cual era, curiosamente, regida en forma profundamente diferente al escenario presente en Hong Kong, Kowloon y territorios anexos.

Es decir, en las conversaciones entre Beijing y Londres se expresarían, probablemente, dos realidades objetivas: el Tratado y la realidad económico-financiera de Hong Kong siempre teniendo presente, of course, las realidades geopolíticas en sus expresiones geo-estratégicas (importancia portuaria militar y comercial) y las relativas a la demarcación de los límites y aguas territoriales (tránsito de mercaderías por esos mares territoriales chinos). Es decir, trasladándonos a Guantánamo y su importancia geo-estratégica. En ese marco referente, por ejemplo, sí colocamos la punta de un compas en Guantánamo y la otra punta en Managua y trazamos un círculo, seguramente, vamos a aprender muchas cosillas. En ese orden, para el Pentágono es un tema no solo de geopolítica sino, también, geo-estratégica ya que, aún y cuando la 4ta. Flota haya sido trasladada a la región de la península de la Florida, Guantánamo podría significar la necesidad de repensar, en primera instancia, la "Doctrina Monroe", en segunda instancia, sí Guantánamo es puerto de "aguas profundas" (lo desconocemos), podría ser base de atraque de naves de guerra latinoamericanas en los desarrollos de la nueva doctrina militar que se viene discutiendo en el seno de la UNASUR, en tercera instancia, se profundizaría, por parte de la UNASUR-CELAC el control objetivo del tránsito de mercaderías y crudo y gas por el Caribe y, en última instancia, el Pentágono, probablemente, tendrá en sus pensares aquellas realidades de la 2da. Guerra Mundial cuando submarinos alemanes pululaban por aguas caribeñas cual obligaría a Washington y al Pentágono alcanzar acuerdos geo-estratégicos con Gran Bretaña, Países Bajos, Francia cuales aún tienes colonias, semi-colonias y administraciones alrededor del Caribe.

Las negociaciones de La Habana y Washington sobre Guantánamo se presentan muy interesantes para los académicos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1254 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a202809.htmlCd0NV CAC = Y co = US