Cuba 57 años de dignidad

Hoy cumple 57 años de dignidad, la revolución Cubana. Parece que fue ayer cuando las tropas rebeldes barbudos y sonrientes desfilaron por la Habana, con Fidel Castro a la cabeza, sonrientes, con el optimismo reflejado en los rostros, aquellos combatientes guerrilleros del movimiento 26 de Julio. Triunfadores de heroicas batallas: El Hombrito, la Plata, El Uvero, Santa Clara, en los cuales los barbudos, como cariñosamente les llamó el pueblo cubano, demostraron su valor y amor a la patria.

El Granma.

Con 82 hombres expedicionarios, parte sigilosamente en la noche por aguas del río Tuxpan. El yate era de fabricación estadounidense, vendido a Antonio del Conde “El Cuate” por 50.000 pesos mexicanos, su nombre Granma, proviene de un diminutivo usado con frecuencia en el idioma inglés para nombrar a la abuela, “grandmather”.

El casco estaba construido de madera, su eslora de 13,25 metros, una manga de 4,76 metros y un puntal de 2,40 metros.

Alejados de la costa mexicanas y burlando la guardia fronteriza, encendieron las luces y cantaron con gran emoción el himno nacional de Cuba y la Marcha del 26 de julio, terminan pronunciando consignas revolucionarias. Fidel Castro que iba al mando, ordenó armar a varios compañeros, por si los guarda fronteras mexicanos trataban de detenerlos. Entre el 25 y el 27 de noviembre los expedicionarios navegaron por el Golfo de México.

Había fallado una de las premisas del plan táctico que era el alzamiento en Santiago de Cuba con el desembarco para distraer las fuerzas. Batista tenía información de la salida del yate y su propósito. Los mandos militares de la tiranía tenían la descripción del yate, con instrucciones para su captura.

En una punta de mangle nombrada Los Cayuelos, a dos kilómetros de la playa Las Coloradas —donde debieron haber bajado—, encalló el Granma, lo cual obligó a adelantar el desembarco. Eran las 06:50 horas del 2 de diciembre de 1956.

Ese día comenzó la lucha guerrillera por la liberación de Cuba de la dictadura de Fulgencio Batista, lucha de páginas heroicas, que culmina con el triunfo de la revolución el 1 de Enero de 1.959 hace hoy 57 años.



Las victorias.

Empiezan las guerrilleras en la Sierra Maestra y el inicio de la invasión de Che Guevara y Camilo Cienfuegos hacia occidente en agosto de 1958, En setiembre la tropa de Che Guevara avanzando por Camagüey sufre un feroz ataque de la FAEC: "La aviación nos localizó entonces, describe “El Che Guevara” iniciando un bombardeo los B-26, los C-47, los grandes C-3 de observación y las avionetas, sobre un área no mayor de doscientos metros de flanco. Después de todo, nos retiramos dejando un muerto por una bomba y llevando varios heridos, entre ellos al capitán Silva, que hizo todo el resto de la invasión con un hombro fracturado".

La última batalla de la revolución comenzó el 28 de diciembre de 1958, cuando el Comandante Che Guevara inicia la toma de Santa Clara, importante punto al centro de Cuba. Con su captura el Ejército Rebelde planeaba cortar la isla en dos, impedir que los refuerzos del gobierno pasaran de Occidente a Oriente. En Santa Clara radicaba el Tercer Distrito militar, el Regimiento 3 "Leoncio Vidal", con más de 1,000 hombres. La FAEC comienza a traer de refuerzo varias compañías de infantería de La Habana para reforzar Santa Clara antes de la batalla. El primer choque ocurrió a las 6.00 de la mañana del 28 de diciembre con el pelotón de los rebeldes. La batalla siguió hasta el año nuevo. La FAEC no pudo hacer mucho daño a los rebeldes, siendo éstos combates callejeros, pero hostigaba a todo lo que se moviera en las calles de la ciudad fuera de las posiciones del Ejército, lo cual causó varios muertos entre civiles y destruyendo casas, y obligada a los rebeldes a operar ocultos. Durante este combate de Santa Clara.



Batista se decide a huir.

El tirano vio que le era imposible ganar la guerra, el pueblo cubano estaba en su contra y los Estados Unidos lo presionaron para que se fuera, enviando además al portaviones USS Roosevelt a la bahía de Nipe para proteger ciudadanos americanos.



La Fuga.

En la madrugada al 1 de enero de 1959, sin terminar de festejar el año nuevo, Batista renuncia y huye del país junto a su familia y principales jefes. Los más cercanos personeros militares y civiles del régimen fueron distribuidos entre los cinco aviones. Eran unas cien personas en total. Al poco rato los DC-4 se deslizaron por la pista y fueron ganando altura. Era tal la desconfianza de Batista, que a pesar de haber anunciado que viajarían a Estados Unidos, para la torre de control de vuelos notificó que irían a Daytona Beach, Islas Nassau o Santo Domingo, pero que en el aire decidiría. Todo el vuelo se hizo a oscuras. En el horizonte, Batista ordenó al piloto jefe de su transporte, coronel aviador Antonio Soto Rodríguez, tomar rumbo este, hacía la República Dominicana. Era el vuelo 638. Otros dos aparatos siguieron tras el primero. Los dos últimos, con los Tabernilla y los hijos mayores del Dictador, continuaron camino a la Florida. Las naves aterrizaron temprano en la mañana en Ciudad Trujillo (Santo Domingo). El general Ramfis, hijo del generalísimo Trujillo, recibió a los proscritos en la Base Aérea de San Isidro. Además de sus familiares más allegados Batista se encontraba acompañado de dos domésticas y 25 maletas.

En un cuatrimotor

Viajaban el Jefe del Estado Mayor Francisco Tabernilla Dolz, tres hijos de Batista, el jefe del SIM (Servicio de Inteligencia Militar) Ugalde Carrillo, el jefe de la Policía Nacional Salas Cañizares, el jefe de la Policía de la Habana, en total 55 personas. Aterriza a las 6.00 en Jacksonville, USA

Hoy hace 57 años.

El triunfo de la revolución cubana, con Fidel Castro a la cabeza, marco ejemplo de dignidad, y principios, con su ejemplo y valentía como fue, la derrota de la invasión de Bahía de Cochinos, su tenacidad constante por la lucha de la libertad de los 5 héroes, y el fracaso del criminal bloqueo a la isla antillana, “como lo declaró el propio presidente Obama Husein” Estas páginas de historia por la libertad de un pueblo, están guardadas por siempre, en el corazón de todos los explotados de la Tierra.

¡Hasta la Victoria Siempre!

¡Patria o Muerte!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1639 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor