¡Cuba, ejemplo heroico!

El bloqueo impuesto por Estados Unidos contra Cuba hace más de medio siglo constituye la mayor violación a los derechos humanos de todo un pueblo y ha causado pérdidas económicas superiores al billón de dólares. Aunque el presidente Barack Obama (premio nobel de la paz) prometió un nuevo comienzo en las relaciones con Cuba, cinco años después el bloqueo se ha mantenido intacto y en algunas áreas se ha recrudecido, como es el caso de la esfera financiera.

El año pasado 188 países votaron a favor del cese de esa política contra el pueblo cubano. A pesar de esas hostilidades, cuando en el año 2000 la ONU se trazó metas para comprometer a los dirigentes mundiales a luchar por un mundo mejor, un pequeño archipiélago en el Caribe ya era aventajado en la materia, gracias a una Revolución que desde el Primero de enero de 1959 ha tenido como bandera fomentar el desarrollo social.

El hecho de que Cuba esté sometida a una política hostil desde hace más de cinco décadas como lo es el bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por la potencia más poderosa del planeta, no ha sido impedimento para impulsar políticas de inclusión social en cuyo centro ha estado siempre el ser humano.

La campaña anticubana es tan descomunal que muchos aprecian con incredulidad que la Mayor de las Antillas forme parte de los países que han cumplido la mayoría de los llamados Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), y donde la ONU aspiraba a su cumplimiento internacional para el 2015. Lo que pudiera calificarse de utopía para algunos, ha sido siempre una realidad para los cubanos.

Los propósitos recogidos en los ocho ODM: 1) erradicar la pobreza extrema y el hambre; 2) lograr la enseñanza primaria universal; 3) promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer; 4) reducir la mortalidad infantil; 5) mejorar la salud materna; 6) combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades; 7) garantizar la sostenibilidad del medio ambiente; y 8) fomentar una asociación mundial para el desarrollo; evidencian que los mismos son emblemas de sus conquistas durante 55 años.

Cuba es uno de los países firmantes de la Declaración del Milenio y a solo un año de la fecha fijada por la ONU, ha cumplido varios ODM completamente, según el más reciente Informe Nacional sobre el cumplimiento de los Objetivos. El reporte presentado por Cuba como parte del Examen Periódico Universal del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, indica que el archipiélago se ubica dentro de las 50 naciones con mayor proporción de personas con 60 o más años (poco más del 18%), como resultado de la política de desarrollo social y del respeto a los Derechos Humanos en la que están en el centro los ciudadanos y ciudadanas, con una esperanza de vida de 77,97 años como promedio.

El informe señala que en el 2012 la tasa de mortalidad infantil fue de 4,6 por cada mil nacidos vivos, la más baja de América Latina, y la materna de 21,5 por cada 100 mil, entre las menores a nivel internacional; ha profundizado la investigación de vacunas para los virus del cólera, el dengue y del VIH.

Existe el acceso universal y gratuito a la salud pública con independencia de las dificultades financieras y las insatisfacciones subjetivas. Asimismo, el Programa de Vacunación garantizó una de las más amplias coberturas de inmunización en el mundo, para la prevención de al menos 13 enfermedades.

La UNESCO reconoce el alto nivel educacional de la nación caribeña y la ubica en el lugar 14 del mundo en su Índice de Desarrollo de la Educación para Todos. Aun con sus limitaciones económicas, el archipiélago promueve la solidaridad internacional en el contexto de la cooperación Sur-Sur.

De otro lado, vale decir que, unos 842 millones de personas pasan hambre en el mundo, certifica un reporte elaborado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola; respecto a la pobreza, el escenario sigue siendo alarmante con 1.200 millones de personas están en extrema pobreza en todo el mundo; 774 millones de personas son analfabetas; si la tendencia se mantiene, en el 2015 habrá en el mundo 743 millones de adultos y 98 millones de jóvenes analfabetos, según la UNESCO.

En este complejo escenario emerge el ejemplo de Cuba, un país sumido no solo en una guerra económica que ya le cuesta un billón 157 mil 327 millones de dólares, sino también objeto de agresiones terroristas y campañas mediáticas que en su intento por desacreditarlo manipulan su realidad. ¡Cuba ejemplo heroico! ¡¡¡Viviremos y Venceremos!!!





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1731 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: