Putin en América Latina

Durante su gira por América Latina el Presidente Putin indicó que la jornada era en respuesta a las actividades provocadoras de la OTAN cerca de las fronteras rusas, dirigidas por Estados Unidos. En ningún momento él hizo declaraciones de carácter beligerante a pesar que Estados Unidos utilizó la agravada crisis de Ucrania para realizar demostraciones de fuerza cerca de las fronteras rusas. Rusia y sus políticos están siendo sometidos a amenazas y agravios de parte de Estados Unidos.



La gira comprendió Cuba, Nicaragua, Argentina y Brasil. Nada como esto ocurrió durante la época de la Unión Soviética. La visita a numerosos estados, uno tras otro, se convertirá en rutina. Existen las invitaciones, las agendas se están completando y afinando. Existen todas las razones para intercambiar acerca del renacimiento de las relaciones entre América Latina y Rusia… El aislamiento de Rusia es una burbuja, una fantasía tipo Garganta Profunda, solo otro intento de hacer realidad un sueño imposible lo cual refleja la incapacidad de Obama para percibir adecuadamente los eventos que se desarrollan en el mundo. La mera suposición que Estados Unidos tendrá una nueva oportunidad para construir un mundo unipolar, provoca rechazo hasta entre los aliados de Washington. Aparentemente, solo los anglosajones lo aceptan. El estilo amistoso y constructivo de Putin para comunicarse con sus socios latinoamericanos, su empeño por alcanzar acuerdos mutuamente ventajosos en la economía, las finanzas, la política y la cultura han sido altamente apreciados por los líderes latinoamericanos y han encontrado una respuesta positiva entre el pueblo. Las actividades de los blogueros confirman la efectividad de la visita del Presidente. He aquí algunos ejemplos:



“Putin es un político extraordinario que vista América Latina. La novedosa estrategia rusa constituye una nueva razón para que Obama se altere. Los latinoamericanos hacen comparaciones favorables a Rusia. Las embajadas norteamericanas hacen lo que les da la gana acá. En Paraguay la prensa no destaca las noticias acerca de la visita. Aquellos que piensan se dan cuenta bien de lo que está pasando.”

“Tienes razón, amigo del Paraguay; muchos países latinoamericanos son estados satélites de Estados Unidos, incluyendo a mi favorita Quisqueya (República Dominicana)”.

“Las relaciones entre Cuba y Rusia se están fortaleciendo lo cual promueve la paz, el progreso, la lucha contra la pobreza y por la igualdad social en América Latina. Esto es un ejemplo de la positiva estrategia de Putin que apunta hacia una coexistencia pacífica. El imperio norteamericano con sus empresas petroleras y sus productores de armas devastan territorios completos en Siria y Ucrania. Ríos de sangre están corriendo para que Estados Unidos consiga el petróleo y otros recursos minerales. Es por eso que América Latina le da la bienvenida al Presidente ruso y al fraternal pueblo ruso.”

“Es sensacional que Rusia extienda su mano para rescatar a América Latina y salvarla del yugo norteamericano. La caída del imperio, que todavía es la principal economía en el mundo, se está acercando. Hugo Chávez vaticinó que esto ocurrirá a mediados de siglo. Estados Unidos saquea a los estados latinoamericanos a través de la denominada ayuda financiera mientras se apodera de sus recursos minerales. Estados Unidos lo hace en Perú, Paraguay, Surinam y América Central. Entre los estados ubicados en el Istmo de Centro América, solo Nicaragua ha preservado su soberanía gracias a la ayuda de China y Rusia.”

“Por todo lo que ha leído acerca del Presidente Putin, me he convencido que él es un gran líder. Existen pocos políticos que sean como él, modesto y de corazón abierto.”

Los medios occidentales perciben la visita de Putin como un desafío geopolítico: “¡Rusia Contraataca!” dice el periódico español, El País es una publicación anti-rusa que es utilizado por los servicios especiales norteamericanos para divulgar informaciones hostiles contra los “regímenes populares” en el Hemisferio Occidental. Esta vez, le da un trato especial a la cooperación militar entre Rusia y los países de América Latina.

Los comentarios de este tipo se emplean con propósitos anti-rusos describiendo la cooperación militar como una “agresión armada.” Es así como describe los vuelos de los bombarderos estratégicos para reabastecerse de combustible y las visitas portuarias de la marina rusa. La sola idea de estas visitas para descanso de las tripulaciones y mantenimiento técnico provoca pánico en el Pentágono y los militares norteamericanos destacados en docenas de bases en Colombia, Guatemala, Honduras, Paraguay y otros países.

Los medios de prensa norteamericanos aparecen como destacando la visita de Putin, según instrucciones emitidas por Obama. La propaganda norteamericana está publicando historias de terror que congelan la sangre acerca de la agresión rusa contra Ucrania mientras que el presidente ruso encuentra un tiempo propicio para visitar América Latina. Los medios norteamericanos siguen un patrón tradicional –ignorar o denigrar—“Los rusos siempre hacen promesas que no cumplen”. Hubo un gran número de documentos firmados en La Habana, incluyendo uno sobre explotación petrolífera. La multimillonaria deuda de Cuba fue cancelada deshaciéndose así de la disonancia en las relaciones bilaterales.

En la ciudad de Managua, el Presidente Putin sostuvo intensas conversaciones con el Presidente Daniel Ortega, quien catalogó la visita como histórica. Señaló que el Presidente ruso pisaba suelo nicaragüense por primera vez en la historia y su pueblo estaba contento de recibirlo. Ortega confirmó su firme propósito de desarrollar la cooperación con Moscú. Dijo que Managua está lista para unirse a las iniciativas de paz de Rusia. La resolución de los conflictos no debe hacerse a través de bombardeos sino a través de enfoques razonables y con la voluntad de los pueblos. Nicaragua es un probado y verdadero aliado de Rusia en América Latina. Ortega fue uno de los primeros en apoyar a Rusia en torno a Crimea que se integró a la Federación de Rusia a consecuencia del referéndum del mes de marzo.

Rusia presta a Nicaragua una asistencia significativa en lo económico y lo financiero, le suministra trigo, autobuses y automóviles Lada Kalina para ser empleados en el servicio de taxis. Rusia está interesada en participar en la construcción del canal inter oceánico para que opere como alternativa al Canal de Panamá.

Rusia no excluye su participación en los suministros para su defensa en caso de ataque aéreo o marítimo. El proyecto de cooperación militar con las fuerzas armadas Sandinistas promete una gran perspectiva.

Buenos Aires fue otra de las paradas en la vía. Las conversaciones ruso-argentinas se dieron dentro de una atmósfera extremadamente amistosa. Las razones son evidentes. El Presidente Putin y la Presidenta Cristina de Kirchner mantienen opiniones muy similares en torno a cuestiones internacionales. Piensan que la Carta de las Naciones Unidas debe ser acatada como el documento básico para el mantenimiento de la paz en el planeta. Los acuerdos alcanzados incluyen la prolongación del acuerdo inter gubernamental sobre energía nuclear. Este contempla la construcción de estaciones nucleares para la generación de energía eléctrica, investigación conjunta y la producción de radioisótopos para la industria y aplicaciones médicas. El Presidente ruso firmó con Argentina acuerdos sobre generación nuclear de energía eléctrica como parte de la gira por América Latina que apunta a fortalecer la presencia de Rusia en la región. Argentina ha comenzado a construir estaciones nucleares de generación de electricidad como parte de la reactivación de su programa nuclear Atucha III y reducir de este modo su dependencia de los combustibles fósiles en medio de una crisis energética.

Putin y la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner señalaron que la corporación rusa de energía nuclear, Rosatom participaría en la construcción de nuevas unidades en la planta nuclear de Atucha III. “Estos son acuerdos sumamente importantes,” dijo Cristina Fernández quien estuvo alejada del público debido a una afección en la garganta. “Argentina está a la cabeza en América Latina en la producción de energía eléctrica nuclear,” señaló Cristina Fernández durante una conferencia de prensa conjunta en el palacio presidencial. “Estos acuerdos reafirman nuestros lazos de amistad y vínculos estratégicos.”

Argentina posee uno de los yacimientos más grandes en el mundo de gas y petróleo de esquistos bituminosos, pero solo unas pocas empresas se han comprometido para explotar estos depósitos. Miembros de la delegación rusa visitaron el yacimiento de Vaca Muerta en la Provincia de Neuquén. “Nos estamos refiriendo a Rusia como uno de mayores productores de gas y petróleo en el mundo, pero nosotros los argentinos también tenemos lo nuestro y pareciera que otros se han dado cuenta,” Indicó Cristina Fernández De acuerdo con cálculos preliminares, Vaca Muerta podría generar suficiente energía como para satisfacer las necesidades de Argentina y de los países del Cono Sur.

Los jefes de estado intercambiaron obsequios tradicionales. El Presidente Putin entregó a la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner un exquisito cofre de plata. A su vez, Cristina Fernández le entregó como presente un bandoneón, instrumento típico del tango.

La parte brasileña de la gira no fue menos fructífera. La Presidenta Dilma Rousseff hizo una gran contribución al éxito de las conversaciones, incluyendo la eliminación de algunas formalidades. Putin le agradeció su positiva actitud. La Presidenta Rousseff hizo hincapié en que existen grandes perspectivas para la cooperación en el desarrollo en las esferas petrolíferas y construcción ferroviaria. Brasil conoce la posición de vanguardia que mantiene Rusia en la producción de armamento. Algunos expertos latinoamericanos sostienen que la especialmente cálida bienvenida de la Presidenta Rousseff al huésped ruso, pone en evidencia su descontento con las recientes revelaciones en torno al espionaje norteamericano en territorio brasileño. La Presidenta Rousseff demostró que una actitud positiva y de confianza es posible en las relaciones entre estados. Estados Unidos podría aprender de la relación Rusia-Brasil.



Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en editorial@strategic-culture.org

Strategic Culture Foundation

http://www.strategic-culture.org

Traducido desde el inglés por Sergio R. Anacona





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1940 veces.



Nil Nikandrov

Periodista y analista político escribiendo frecuentemente en la revista rusa internet Strategic Culture Foundation.

 editorial@strategic-culture.org

Visite el perfil de Nil Nikandrov para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: