El legado de Bolivar y la independencia de Puerto Rico

La decisión del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, de presentar ante la Cumbre de Jefes de Estado y de Gobiernos de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, CELAC, la propuesta de incorporar a Puerto Rico como Estado Miembro de esta naciente organización de integración regional, es una medida política, de carácter histórica, que materializa el legado libertario del General en Jefe y Libertador de América, Simón Bolívar, quien siempre tuvo en su pensamiento y propósitos la idea de liberar a la isla de Borinquén de la bárbara opresión y criminal represión de las autoridades del Reino de España.

La firme decisión de Bolívar de extender las operaciones militares del Ejército Libertador hacia las islas de Puerto Rico y Cuba siempre estuvieron basadas en dos razones fundamentales: la visión política de la libertad de la América Hispánica, de la cual emergiera una sola nación integrada por repúblicas hermanas y, la visión militar que asumía la derrota de los ejércitos invasores en toda la extensión de las antiguas colonias continentales e insulares, como la garantía de impedir nuevas aventuras imperiales de la Monarquía Española en nuestro continente.

Aunque la sangrienta guerra de exterminio que el Imperio Español sostuvo durante casi todo el siglo XIX contra los pueblos colonizados de Centro y Suramérica y el Mar Caribe, impidió a Bolívar desplegar sus victoriosos ejércitos más allá de los territorios liberados; nunca abandonó la idea de ir en auxilio de los patriotas que en Puerto Rico resistían la opresión colonial española por lo que, luego de la Batalla de Ayacucho instruyó en 1.827 la organización de un ejército integrado por entre 5.000 y 6.000 de las mejores tropas de infantería, caballería y marinería para liberar a Puerto Rico, al mando del cual designó al León de Payara y Héroe de Carabobo, General en Jefe José Antonio Páez, el más laureado de sus generales sobrevivientes de la guerra de independencia librada en el territorio venezolano. Solo su prematura muerte le impidió a Bolívar librar la batalla por Puerto Rico porque, ha de reconocerse, que entre los patriotas existía un gran entusiasmo por esa campaña libertadora, a tal punto que el mismísimo General Francisco de Paula Santander, su rival en la conducción política de Colombia, era un decidido partidario de realizar esa empresa.

Casi 70 años después de la muerte de Bolívar, la cobarde capitulación del sanguinario ejército español ante los Estados Unidos dio continuidad a la opresión colonial de Puerto Rico y, durante todo el siglo XX las élites políticas, económicas y militares que han desgobernado los pueblos renunciaron asumir el legado libertario del Libertador Simón Bolívar sobre Puerto Rico; antes por el contrario, legitimaron su esclavitud política, opresión social y explotación económica al no apoyar firme y decisivamente las luchas de Betanze, Hostos, Berrio, Alvizu Campos, Lolita Lebrón, Mari Bras, Berrio, Filiberto Ojeda y tantos otros patriotas puertorriqueños que han dado su libertad y su vida por la Soberanía e Independencia nacional; limitando su posición a declaraciones, discursos y votos inocuos en los organismos internacionales para no comprometer su responsabilidad política ante la historia de sus pueblos y el hermano pueblo de Puerto Rico.

Como lo dijera acertivamente el presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa, “No estamos en una época de cambios sino en un cambio de época”; por lo que hoy estamos recuperando el hilo histórico de la lucha de nuestros pueblos, reivindicando la gesta patriótica de los héroes civiles y militares que fundaron nuestras Repúblicas y asumiendo, con dignidad y firmeza el proyecto histórico de construir en esta tierra de Nuestra América una sola nación integrada de repúblicas hermanas porque, como bien la definió el Libertador Simón Bolívar, “La Patria es América” , y Puerto Rico es parte inseparable y esencial de la Patria Nuestroamericana.

En la Cuba revolucionaria, la de Maceo, Martí, Fidel, Raúl y el Che, ha de darse una batalla histórica en que la voluntad general de los pueblos de Nuestra América y los signos de cambios de los nuevos tiempos libertarios que sacuden nuestra historia deberán expresarse inequívocamente en favor del ingreso de Puerto Rico a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe, CELAC y, con ello, avanzar en su proceso de soberanización, autodeterminación e independencia del imperialismo norteamericano.

En esa cita estarán la figura resplandeciente del Libertador Simón Bolívar y el mayor depositario de su Legado histórico: el Comandante Supremo Hugo Rafael Chávez Frías, amigo de la causa de la Libertad de Puerto Rico y de todos los pueblos de Nuestra América; ambos representados por el presidente bolivariano y chavista de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, con el grito: Viva Puerto Rico Libre!.
Yoel Pérez Marcano
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4654 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a180064.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO