¿Fin de la doctrina Monroe?

En Trinidad y Tobago en el 2009, el presidente de la perversión moral Barack Obama, anuncio que es necesario para América Latina un trato entre iguales, hace pocas horas en la sede de la OEA en Washington, el canciller John Kerry dijo “la era de la doctrina Monroe, en virtud de la cual Washington actuaba de forma unilateral en el hemisferio término”.
En su discurso manifestó “la relación que se busca con América Latina se basa en verse como iguales y compartiendo responsabilidades, cooperando en asuntos de seguridad y adhiriéndose no a la doctrina sino a las decisiones que tomemos como socios para defender los valores e intereses que compartimos”.

En 1923 el Presidente John Monroe, formulo la doctrina para limitar las influencias de las potencias europeas en América Latina, desde ese momento los pervertidos políticos estadounidenses nos consideraron su patio trasero. La íntima convicción del policía que autorizaba condenar o inmiscuirse en los asuntos internos de Latinoamérica. El perverso moral decidiendo quien vive y quien muere.
¿Cómo creerles a estos anormales políticos que tienen a su país en crisis, sumidos en la violencia, en la decadencia juvenil y en la xenofobia política?

¿Cómo creerles? Cuando las nuevas generaciones de estadounidenses no conocen como funciona la convivencia pacífica, la integración, el respeto, no conocen como funciona una sociedad sin guerras por eso tantos tiroteos en sus calles, no saben que la humanidad es su amiga porque el gobierno se encargó desde la educación que los que piensan diferente son hostiles terroristas, han crecido pensando que es normal que lo que les haga falta lo toman a la fuerza o bajo chantajes.
¿Cómo creerles cuando en el mismo discurso que hablan del fin de la era Monroe, sostienen que Cuba es la excepción? ¿Y los 5 cubanos presos injustamente, la cárcel de Guantánamo, el trato criminal a los inmigrantes en los EEUU o el mismo bloqueo a la isla del pueblo castrista?

Esos niños y jóvenes estadounidenses se desarrollaron oyendo a sus padres y vecinos pidiendo paz pero también oyeron palabras como guerras y muerte a los islamistas, socialistas porque son terroristas, por eso ni siquiera se inmutan cuando se enteran que su país espía a todo el mundo, para ellos es cosa normal hasta natural porque saben que pertenecen a un imperio y los imperios actúan así.

Guerras, invasiones, masacres, están contagiados las nuevas generaciones de estadounidenses, en las escuelas, colegios, trabajos, familias, ya no pueden distinguir entre patriotismo, odio, racismo o xenofobia.
¿EEUU compartirá su tecnología respecto a los cambios climáticos o para una mejor industria en los países o cuanto de los 100.000 millones de dólares que los países ricos ofrecieron entregaran a las naciones pobres, cuanto de esa cantidad EEUU dará a los países de América Latina azotados por el clima?

Jóvenes norteamericanos, para ellos, la pobreza, la dependencia económica, militar, comercial, tecnológica, la contaminación ambiental, es algo normal hasta cultural, se les enseña que pertenecen a la potencia más grande de la historia criminal de la humanidad por tanto la esclavitud y la pobreza es normal.
¿EEUU, permitirá sin más que los socialismos avancen en la región?

O será que le asusta la futura paz en Colombia, la llegada de Bachelet al poder en Chile o la continuidad de la izquierda en Uruguay con Tabaré Vásquez o la próxima candidatura de Zelaya, más los conocidos Correa, Maduro, Morales, Kirchner, Ortega, que los pueblos eligen por su gran gestión social.

¿Será que en la próxima sesión de la Asamblea General de la OEA, se tratara el tema del terrorismo, pobreza, narcotráfico, calentamiento global, entre todos los países incluido Cuba, como iguales?
Es indudable que EEUU, ahora que está a punto de conseguir su autonomía energética busca con México, Venezuela, Colombia, Ecuador, Brasil, crear un nuevo bloque para no depender tanto del petróleo musulmán haciendo inoficiosa la labor de la OPEP.

Arabia Saudita, Qatar, Emiratos Árabes Unidos, están presionando bastante para acceder como protagonistas financieros en el Golfo Pérsico y en el Medio Oriente, situación que no gusta a Israel ni a Jordania, Turquía, Siria, Irán, Irak, los principados están resultando molestos para la casa blanca que no sabe cómo pagar los favores en Libia, Siria y Egipto.
Las palabras del Secretario de Estado John Kerry, afirman en cierta medida lo anteriormente expresado “nuestro hemisferio suministra ahora una cuarta parte del petróleo del mundo y casi una cuarta parte del carbón, suministramos más de un tercio de la electricidad mundial, eso significa que tenemos la capacidad y la gran responsabilidad de Influir en la forma en la que el mundo entero se alimenta”.

Realmente dantesco los nuevos proyectos de EEUU para el mundo, pretendiendo como tontos útiles a los latinoamericanos después que malgastaron enormes cantidades de tiempo, dinero, armas y energía, dividiéndonos hasta la hostilidad, para eso se mantuvo a la OEA en Washington, para más tarde, hoy, sabiendo que las izquierdas están más vivas que nunca porque los presidentes serán reelegidos una y otra vez, sabiendo que la integración camina como el banco del sur y la paz en Colombia, permitirá un mayor acceso a la convivencia pacífica porque ya no habrá el pretexto del narcotráfico y el terrorismo, Washington busca recuperar el protagonismo en la región.

Protagonismo que para la mayoría de países no existe, los gobiernos abrieron otras fuentes de financiamiento y tecnología, en Rusia, Bielorrusia, Irán, Francia, China, hay otra geopolítica en la región que está caminando bien.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1588 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: