Una carta elevada al Cielo para ser leída por el Papa Francisco

La humanidad está en emergencia ante la amenaza gringa y la jauría de aliados asesinos con que cuentan, esta vez se trata de Siria, otro Pueblo y Nación que entre sus entrañas, como una maldición, tienen el producto natural que lamentablemente les viene sirviendo como materia prima a los destructores del planeta en su visión de acabar con todo: el petróleo. Vistas las acciones militares, precedidas de guerra mediática basadas en las mentiras mismas que sirvieron de pretexto para las invasiones contra Afganistán, luego Irak y Livia, con millares de muertos y destrucción en general; no cabe duda que los capitalistas occidentales, encabezados por las trasnacionales que imperan en USA, lo que procuran es apoderarse del preciado combustible sirio pretendiendo dominar para esclavizar el planeta.

Esta gran verdad ya no es desconocida para una gran parte de la amenazada humanidad, de lo cual se evidencia, además del significativo llamado mundial a la reflexión hecho por los Comandantes Fidel Castro y Hugo Chávez, ahora se suma el Papa Francisco, con una plegaria de paz lanzada desde la Iglesia Católica entendiendo que se debe hacer algo para evitar la destrucción anunciada; sin embargo, agarrando el sentido de la canción del Cantor del Pueblo, nuestro Alí Primera, ya sabemos que, ante esa infernal y asesina maquinaria de guerra que se moviliza hacia la nación árabe, no Basta Rezar.

Siendo esto, sin tomar en cuenta lo que pudieran resolver China y Rusia, o las naciones latinoamericanas, es impostergable hacerle un llamado al Papa Latinoamericano, de modo que éste, distante de lo que hicieron los Papas predecesores de oídos sordos, ojos ciegos y todos mudos, admitieron en silencio el asesinato de millares de seres, fundamentalmente niñ@s, mujeres y ancianos inocentes, sin derecho a defenderse son acusados, sentenciados y condenados como terroristas. El Para Francisco puede y debe exponer convocando para movilizarse en algo más que los ruegos y las plegarias desde la Plaza San Pedro Alejandrino sede del Vaticano, ante la voracidad y sed de sangre que siente el Imperio Capitalista, porque lo que está en juego es una necesidad de Paz Mundial, por tanto, las acciones de los hombres y mujeres de bien, tienen que ser transcendentes para lograr frenar a los asesinos y salvar a la humanidad.

Papa Francisco, la iglesia católica asume en su persona la representación más directa de Dios en la Tierra, en tal razón, Ud. colocándose como referencia para las otras religiones, en esta sencilla ventana de la página de Aporrea.com, desde la República Bolivariana de Venezuela y como Pueblo amante de la Paz, le envío esta invitación para que se haga presente de manera personal en la tierra de la República Árabe de Siria, desde allí, sacúdase la sotana y antes que los gringos lancen el primer misil, así, después de besar el suelo y orando junto a los musulmanes genuinos, demás religiosos o sin religión, donde principalmente los ciudadanos pobres y seguramente serían las principales víctimas sin sentido ni defensa. Solo así podremos afirmar, que sus plegarias, como “…un chance a la paz…” tendrán total éxito y bastará para frenar la nueva guerra que, sin ser muy entendido en la materia, de no frenarse será mundial y de destrucción total.

Parroquia Rafael Urdaneta - Valencia



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1592 veces.



Gustavo C Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a174116.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO