Con la cola entre la patas la Gordillo busca destruir la unidad de los maestros de la IX

1. Esther Gordillo, la dirigente y cacique del magisterio agrupado en el Sindicato Nacional (SNTE), comienza a derrumbarse aceleradamente. Las gigantescas luchas de los profesores de Oaxaca, Michoacán, Guerrero, DF., Chiapas, Zacatecas, Morelos, Estado de México, Tlaxcala –durante más de 30 años en la Coordinadora (CNTE)- comienzan a dar resultados muy positivos. La cacique Gordillo –con el gran apoyo de los gobiernos priístas de Salinas y Zedillo, así como de los panistas Fox y Calderón- se sintió dueña del sindicato, de la SEP, así como de las políticas controladas por los distintos gobiernos de la República; pero “no hay mal que dure 100 años, menos maestros inteligentes que los aguanten”. Su caída es inminente porque las luchas de los maestros continúan y las facciones gubernamentales que la apoyaban están ya cansados de ella y demás líderes espurios que la siguen.

2. Si la sección IX –con el apoyo total de las otras secciones de la Coordinadora- logra la gran movilización de decenas de miles de profesores de la ciudad de México- podremos ver rodando en el suelo la cabeza de Esther Gordillo. Si bien en los últimos 15 años el magisterio de la IX no ha podido movilizarse al nivel de Oaxaca, Michoacán o Guerrero, ese sección del DF en lucha sigue siendo la más representativa o la de mayor significancia por su ubicación geográfica y su historia en las luchas sociales. Por eso la Gordillo muere de miedo y ha hecho hasta lo imposible –encarcelando, cesando, mandando golpear- a sus principales dirigentes. En los últimos años los auténticos dirigentes de la IX han tenido que trabajar doble (sin licencias en su trabajo frente a grupo) para atender tardes y noches las gestiones de los compañeros maestros y al mismo tiempo hacer guardias nocturnas para evitar la invasión del local sindical.

3. Son muchas las actividades programadas por el magisterio de la IX. Mañana 25 de febrero: se organizará una cadena humana en la avenida México Tacuba, partiendo de la Nacional de Maestros. El 3 de marzo –encabezada por la IX- habrá una clase ejemplar en el Zócalo con la participación de maestros, alumnos y padres de familia. El 9 de marzo: Conferencias de evaluación de la ACE; también se iniciarán consultas a padres de familia. 17 de marzo: Foros sobre perspectiva sindical y, así hasta abril que se realizarán un congreso en educación en la IX. Son muchas actividades más que se desarrollarán en diferentes escuelas y zonas del DF. Que están provocando mucho miedo entre la dirigencia charra que encabeza la Gordillo y, para frenar un poco el enorme descontento de los maestros quizá no le quede otro camino que reconocer a la dirigencia legalmente electa que encabeza Francisco Bravo desde hace tres años.

4. Si bien Esther Gordillo ha sido una vieja profesora muy hábil para moverse dentro de la corrupta política mexicana y por eso desde 1989 ha gozado de todos los privilegios, parece que al fin ha comenzado a desplomarse porque ni el PAN, ni el PRI, ni el PRD le tiran un laso de salvación. Esta líder durante muchos años -con la mayor facilidad del mundo- ha comisionado a 10 mil profesores que le sirven de apoyo a las campañas políticas y electorales donde decide intervenir a cambio de cargos gubernamentales, pero también esto parece estarse acabando porque han salido denuncias –que antes se silenciaban- de gastos millonarios en la SEP y Hacienda por más de 12 mil profesores comisionados. Eso siempre sucede en México: cuando comienza alguien a caer no hay nada que lo pare; y si la Gordillo cae, también se derrumbará todo el liderismo charro del SNTE. Y entonces sólo nos quedará tocar las trompetas y tambores de alegría.

5. Entonces, ya sin la Gordillo y sus charros, el SNTE se transformará en un sindicato al servicio del pueblo y se podrá planear con la SEP una educación totalmente diferente porque podrá en primer lugar la educación pública, gratuita, laica, obligatoria y popular y, al mismo tiempo presionará a cualquier gobierno a que cumpla constitucionalmente con los principios educativos tergiversados por el neoliberalismo y la privatización. Los maestros de avanzada, es decir, los que llevan muchos años luchando por una educación al servicio del pueblo, podrán demostrar si su pensamiento es realmente libertario, democrático y radicalmente diferente. Porque suele suceder que los cambios sólo son de forma, de personas, de nuevos dueños y que el pensamiento y las formas de dominación son los mismos. Luchemos por una nueva educación libertaria, reflexiva y crítica que esté muy lejos de la vieja iglesia dogmática y autoritaria que nos sigue dominando.

6. El neocharrismo es un peligro pero los maestros después de 30 años de magníficas batallas podrán descubrirlo con mucha facilidad. Saben que si las casas no se transforman desde la raíz –cambiando pensamiento, ideología y forma- muy poco se podrá lograr o de plano se podrá retroceder. Por ello los contenidos educativos, la radical transformación de los métodos de enseñanza ocupan un lugar fundamental. ¿Qué pasaría si después de tantos años de batallar nos encontramos con otra Gordillo manipulando la educación y a los maestros? Los culpables no serían los traidores sino nosotros –los maestros de base- que no hemos aprendido a discernir, es decir, a diferenciar una cosa de otra. Alegrémonos que la Gordillo se desploma, que las luchas de los profesores se hacen cada vez más fuertes, pero seamos más serios y muy responsables para evitar el regreso de los mismos métodos charros de dominación.

7. En última instancia también es fundamental el tipo de gobierno que tenga México en el próximo sexenio. La historia demuestra que todos –o casi todos los sindicatos y organizaciones- terminan acomodándose al gobierno en turno; pero también que todos los gobiernos siempre tienen argumentos muy convincentes para hacer que los líderes independientes dejen de serlo. De todas maneras tenemos la obligación de luchar por conservar nuestra independencia ante cualquier gobierno. Si logramos acabar con el cacicazgo de la Gordillo gocemos alegremente nuestra victoria; pero no dejemos de luchar porque otros estarán buscando la oportunidad para que nuestro sindicato vuelva a caer en las garras del poder. Por ahora hay que decir: ¡Viva la Sección IX!, ¡Respeto a las luchas de los maestros y a todas las secciones sindicales independientes! ¡Muera el charrismo sincal encabezado por la cacique Gordillo!

 http://pedroecheverriav.wordpress.com

 pedroe@cablered.net.mx



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1939 veces.



Pedro Echeverría V


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Echeverría

Pedro Echeverría

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a139162.htmlCd0NV CAC = Y co = US