Lo Nuclear… Un Juego Peligroso

A propósito de la tensión entre USA-Israel e Irán, debido a la acusación contra ésta última, ya que, al parecer, su programa nuclear tiene objetivos militares y no pacíficos.

Realmente en Occidente no tenemos experiencia en relación a la destrucción de las armas nucleares, quizás sea necesario informarnos al respecto. Las armas nucleares son dispositivos explosivos que desencadenan un enorme grado de destrucción, liberando una gran cantidad de energía en forma de calor. Sin embargo, no solo es calor, es radiación, son pulsos electromagnéticos.

Más exactamente, los primeros resultados de una explosión nuclear son: una onda muy brillante que desprende enorme calor, la radiación térmica y una serie de pulsos electromagnéticos. Veamos…

La onda brillante o destello luminoso es de tal intensidad que las personas se ven traslúcidas, como una radiografía. Dura menos de un segundo y ocasiona a una distancia inferior a 2 Km., lesiones irreversibles en la retina por quemaduras. A mayor distancia se produce ceguera temporal por el deslumbramiento.

La radiación térmica nuclear se trata de una bola de calor y fuego que alcanza varios millones de grados en la zona de la explosión, y que recorre más de 25 Km. Dicha temperatura provoca quemaduras de tercer grado en un radio de 12 Km. y de segundo grado hasta los 20 Km. Además, la falta de oxígeno por la combustión es fatal, y produce la muerte en un radio de 3 Km.

Se acompaña de emisión de radiación electromagnética que no afecta a las personas, pero sí a los medios de comunicación, los cuales quedan inutilizados.

Después de uno o dos minutos, las partículas radiactivas procedentes de la radiación inicial se depositan en el suelo o en los escombros y producen una radiación secundaria. A ésta se añade la procedente de la nube radiactiva, constituida por las partículas que fueron succionadas por el hongo atómico y que comienzan a caer al cabo de 1-2 horas, prolongándose durante varios días. Es el responsable de la contaminación de aguas, ganado y alimentos.

Los efectos más inmediatos y significativos en los seres humanos son: la muerte inmediata por rotura de vísceras internas y hemorragias. En el hipotético caso de que alguien sobreviva a estos efectos, fallece igualmente por los efectos térmicos y radiactivos. A mayores distancias se producen lesiones traumáticas, torácicas, y en extremidades. En general, y sin entrar en detalles mencionamos: lesiones en el sistema nervioso central, lesiones gastrointestinales, lesiones sanguíneas, lesiones cardiocirculatorias, lesiones renales y otras.

Al parecer, no tenemos idea de lo destructor de las armas nucleares, quizás por esto, lo tomamos como algo muy a la ligera y los países con armas nucleares, compiten como en un juego quien tiene mas armas y mas poderosas. QUE EL DIOS DE LA VIDA, NOS ACOMPAÑE Y HAGA TOMAR CONCIENCIA A LOS PAISES INVOLUCRADOS, PARA PRESERVAR AL GENERO HUMANO.

joseamesty1@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1385 veces.



José Amesty


Visite el perfil de José Amesty para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: