Complot, con Irán arrastra a Venezuela

Entre el subdesarrollo el desarrollo y la lucha por salir de la pobreza la inclusión social implica tocar multimillonarios proyectos petroleros, mineros, industriales, recursos estratégicos que hieren los intereses políticos del capitalismo no solo en Venezuela, en la región; la veintena de juicios internacionales contra Venezuela son parte de la desestabilización gigantesca que sufre el gobierno de Caracas desde el 2002, hoy, la llegada de Capriles para las presidenciales del 2012 junto a López, acuñan el complot para comprometer a Venezuela desde Irán, buscando una sanción desde la ONU.

La desestabilización contra Venezuela avanza sin pausa a través de Irán, con la complicidad de México, Colombia, Arabia saudita e Israel desde EEUU, por la reelección de Obama, cualquier cabo suelto es anudado como parte de la estrategia para controlar América Latina, otra vez quieren saber que tanto está integrada América del Sur con UNASUR antes de la reelección de Chávez. Las torpes pruebas que muestra Washington no pueden tener otra lectura.

“Este complot busca establecer los lazos de Teherán, en nuestra región no solo los comerciales sino los militares y las operaciones encubiertas” manifestó el republicano Connie Mack, de la subcomisión para la región de la Cámara de Representantes. “De confirmarse los detalles del complot nos diría que los iraníes están confortablemente nadando en nuestras aguas” dijo Ea Royce, jefe de la subcomisión de terrorismo de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara.

Arabia Saudita e Irán, potencias en el Medio Oriente se encuentran enfrentadas desde hace tiempo; el director del FBI Robert Muller, hablo de una intrincada conspiración que incluía llamadas internacionales, dinero del narcotráfico mexicano en un intento por atacar al embajador de Arabia Saudita Adel al-Jubeir confidente del rey Abdullah, en suelo norteamericano.

“Las pruebas son abrumadoras y muestran claramente la responsabilidad oficial de Teherán” dijo el vicepresidente Joe Biden. “Alguien deberá pagar el precio en Irán” manifestó el príncipe saudí Turki al-Faisal, ex embajador en Washington a la cadena BBC.

Las supuestas pruebas contra el presidente Mahmud Ahmadinejad, surgen de un ciudadano Arbabsiar naturalizado estadounidense con pasaporte iraní acusado de pagar 100000 dólares a un informante que se hizo pasar como miembro de un cartel mexicano pero que trabajaba para la DEA, esta alerto las autoridades sobre el plan.

Estos documentos judiciales que esgrimen autoridades en Washington, son ridículas desde todo punto de vista, es la típica y torpe conspiración de la CIA para involucrar a países considerados enemigos con magnicidios o golpes acusándolos de terrorismo, narcotráfico, cada vez que hay campaña presidencial en los EEUU. Que Arbabsiar realizo llamadas a Irán, sabiendo que estaba siendo escuchado para hablar con un segundo sospechoso Gholam Shakuri, quien es miembro de una unidad de la Guardia Revolucionaria denominada Quds, es por decir lo menos ridículo, ya que esa tonta operación no es característica de los servicios de inteligencia iraníes ni de la inteligencia de ningún país con un poco de sentido común.

Es un guion de una mala película opinan expertos, estas pruebas no sirven siquiera para orientar un complot desde EEUU, ni Israel con Arabia Saudita podrán hacer olvidar el caso palestino y la baja popularidad de Obama, en plena campaña presidencial contradiciéndose a cada rato; cuando candidato decía a los sindicatos en New York, que no apoyaría el TLC con Colombia, hoy como presidente impulsa lo más rápido posible ese tratado con Santos a pesar que se siguen asesinando sindicalistas y líderes sociales como en el tiempo de Uribe, a su vez Colombia miembro del Consejo de Seguridad no apoya la causa Palestina. México por su parte pone la cuota con el narcotráfico con los carteles estadounidenses CIA y DEA empeñados en controlar el negocio de la droga desde Colombia y México.

Es un complot contra Irán, con él, a no dudarlo afectara a Venezuela; este complot involucra a Colombia con las bases estadounidenses y la desastrosa guerra contra el narcotráfico y el terrorismo que busca comprometer a Venezuela con las FARC y ETA. Arabia Saudita pone la víctima y el MOSAD israelí en comunión con la CIA buscan las pruebas contra Teherán y Caracas; PDVSA ya fue parcialmente sancionada hace dos meses por suministrar componentes de refinación a Irán, país que está prohibido de relacionarse comercialmente con otros países por la ONU y por algunos países de Europa más EEUU, acusado de apoyar el terrorismo mundial.

El 2012 es a mi criterio el año más delicado para la sobrevivencia de la revolución bolivariana, la reelección de Chávez y Obama comprometen la geoestratégia de América, es la oportunidad para los demócratas retomar las riendas de su considerado patio trasero ante la amenaza de los republicanos y los Tea Party, quienes acusan a la casa blanca de gobierno endeble y permisivo con Caracas.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3680 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: