Le llegó el turno a Bolivia

Enorme y furioso ataque al gobierno de Evo Morales desde todos los frentes. La comunidad internacional aliada del imperialismo buscan una matanza de indígenas para derrocar al presidente Evo dividiendo al MAS (movimiento al socialismo) partido de gobierno que aglutina a mineros, campesinos, indígenas, clase media, estudiantes, hoy divididos también por los errores del gobierno aprovechados por la oposición y Washington.

Los acontecimientos de julio del 2010 en Potosí entre indígenas, el alza de la gasolina a fines del mismo año cuyo resultado fue un incremento de la inflación, y este ultimo de Yucutun en donde la policía arremetió contra mujeres, niños indígenas enardecieron los ánimos en Bolivia, y dividieron aun mas al MAS, tensiones sociales que se encontraban contenidas están siendo aprovechadas por ONG, por la oligarquía y por EEUU, para desestabilizar al gobierno.

La ONU busca abrir un expediente contra Evo que podría llegar a una demanda por genocidio tras los acontecimientos de Potosí y por la represión policial contra los indígenas en Yucutun por oponerse a la construcción de una carretera que pasa por el territorio indígena Parque Nacional Isboro Secure más conocido como Tipnis, construcción encargada a la compañía brasileña OAS, carretera que unirá los departamentos de Cochabamba con Beni.

La organización sindical COB hace poco aliada del gobierno exige la renuncia de varios ministros y la del presidente Morales; Rafael Quispe dirigente indígena y campesino de tierras altas moviliza indígenas en protesta por la violencia policial. Alguien desde el gobierno esta confabulando con Washington y Santa Cruz, para ordenar a la policía maltratar, vejar a los indígenas incluidos mujeres y niños que se oponían a la construcción de la carretera.

El proyecto está suspendido hasta ser tratado en un referéndum, el pueblo decidirá si apoya o no la carretera del gobierno que busca ahorrar unos 400 millones de dólares sin considerar los costos socio ambientales “del vivir bien” lema del gobierno con los indígenas.

Están conspirando contra Evo desde dentro de su gobierno, no es posible tanta equivocación una tras otra. María Cecilia Chacón fue la primera funcionaria en renunciar al cargo de ministra de defensa por el ataque policial de hace 15 días, luego le siguió el ministro del interior y su viceministro Marcos Farfán, la cuarta en renunciar fue la directora nacional de migración María René Quiroga, por la misma causa.

El gobierno boliviano atraviesa un normal agotamiento de poder junto a su partido, pero, al no generar un proyecto nacional por preferir el camino del poder desato protestas que ni los perdidos de perdón de Evo logran calmar en 8 de los 9 departamentos; desde estudiantes hasta indígenas pasando por la clase media, mineros, campesinos protestan en Beni, Cochabamba, La Paz, Potosí; el MAS está dividido, tiene solución el conflicto, pero, muchos quieren aprovechar para deshacerse del primer presidente indígena del mundo.

La Fundación Unir en un informe difundido estos días dice, “entre enero y junio de este año hubo 689 conflictos, esta cifra representa 413 casos más en el mismo periodo del 2010 y 182 más que en el 2009; en estos conflictos el primer lugar está ocupado por el tema económico con un 24.8% y con un 21% los derechos humanos, pero, tras la represión del 25 de septiembre los derechos humanos pasaron a ocupar el primer lugar.

Mas que un ritual Aymara de los chamanes el Evo cocalero no cocainero como lo pretenden hacer ver los desestabilizadores tendrá que investigar a fondo para ver quien está fallando desde el palacio quemado y oxigenar su gabinete porque la media luna está atacando, no solo hay una conspiración mediática como dice el vicepresidente Álvaro García Linera, el complot es institucional y nacional. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2097 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: