Veto para Palestina

En noviembre de 1947 la ONU adopta la resolución 181 que divide Palestina en dos Estados, uno judío y otro árabe, en junio de 1967 durante la guerra de los seis días Israel anexiona Cisjordania y Gaza, en noviembre de 1974 la OLP (organización de liberación Palestina) recibe el estatus de observador de la ONU, en marzo del 2002 la resolución 1397 de la ONU menciona por primera vez al Estado Palestino, en junio del 2009 Israel “acepta” el principio de un Estado palestino bajo condiciones muy rígidas.

Con una superficie de 6020 kilómetros cuadrados, Cisjordania con 5655 kilómetros cuadrados y Gaza con 362 kilómetros, 4.1 millones de habitantes 97% de ellos musulmanes y un PIB por habitante de 1532 (este último dato del 2009) en estas circunstancias Cisjordania crece 8% y 15% Gaza.

Patria para Palestina, es la consigna de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) cuyo presidente Mahmud Abbas presentara el viernes 23 de los corrientes en la sesión anual de la ONU su ingreso como Estado numero 194 de la ONU con derechos y obligaciones, no solo el estatus de observador concedido para que pueda participar en conferencias y trámites burocráticos sin derecho al voto en la Asamblea como tampoco un lugar en el manoseado Consejo de Seguridad.

Con 193 miembros plenos la ONU requería que al menos la mitad de los países acepten se trate el tema Palestino, para que llegue al Consejo de Seguridad de 15 miembros y estos aprueben la solicitud tan rápido como lo hicieron con Sudan del Sur declarado no hace mucho país independiente.

Pero, ya todos saben que EEUU, Gran Bretaña, Francia, vetaran la resolución del Consejo si llega a darse porque pone en peligro los esfuerzos de paz de décadas; Benjamín Netanyahu declaro a los medios que viaja a New York seguro que EEUU hará fracasar el proyecto palestino; la efectividad del veto se puede observar con Kosovo, reconocido por 40 países pero que no puede entrar en la ONU como miembro pleno por el veto de Rusia.

Es que Israel como satélite de EEUU tiene mucho más peso que un Estado palestino. Asamblea de Naciones Unidas controlada por EEUU y Europa, a nadie más allá de una exclamación hipócrita le interesa las condiciones humanitarias, económicas, sociales de los palestinos por favorecer a Israel y su política de apartheid y extraterritorialidad provocando invasiones y asentamientos contra los palestinos.

La intransigencia de Washington y Tel Aviv, frenan el más largo proceso de paz de nuestra era. La solicitud de ANP es un pedido desesperado ante la impavidez mundial de un problema que dejo de ser relevante para la ONU como para la Comunidad Internacional incluyendo a los propios árabes traidores y lacayos de occidente por sostener a Israel como policía de esa parte del mundo.

Por otro lado la ANP solo representa a 10% de los palestinos incluso en territorio, al interior de Palestina a pesar del respaldo que se ve no hay consenso, en ese contexto todo favorece a Israel; la zona de Gaza controlada por Hamas que daría en el limbo, los asentamientos de Israel que los palestinos por décadas tratan de contener para frenar la expansión israelí en sus territorios quedara servida en bandeja con una decisión de la ONU, Israel podría expulsar y desposeería a miles de palestinos que viven en Israel como ciudadanos de tercera clase. En cualquier circunstancia Israel ganaría perdiendo y Washington, una vez más envía al mundo su clásica doble moral, por un lado dice apoyar la autodeterminación de los pueblos árabes en Egipto, Túnez, Libia, al mismo tiempo niega al Estado palestino confirmando los limites que la administración Obama y la política exterior de EEUU tiene sin hacer uso de la fuerza militar.

Hace unos meses todo hacía suponer el voto a favor para que a Palestina se le reconozca un Estado, lo que pasa es que en esos meses según la encuestadora Gallup Obama tenía un 68% de respaldo de los votantes judíos, después de reunirse en la casa blanca con Benjamín Netanyahu y respaldar la creación de un Estado palestino con las fronteras de antes de 1967 perdió entre 14 y 17 puntos la casa blanca paso a la defensiva, lo confirmo uno de los hombres de Obama, David Axelrod, quien puso en marcha una campaña para volver a conectarse con votantes judíos.

Israel no quiere perder los territorios ocupados y no quiere que los territorios palestinos sean reconocidos como Estado porque teme la apertura de un frente judicial internacional con incertidumbre para sus asentamientos al ser acusado en una Corte Internacional como la Haya, y aun cuando estas cortes no son de fiar quedaría la constancia de un nuevo precedente no sancionado por influencia de EEUU y Europa, ante la amenaza de Israel de elevar el nivel del conflicto con la utilización de armas nucleares si es obligado a retroceder a las fronteras de antes de la guerra de los seis días.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2768 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: