Aventis

Francia maniquea mercados latinos

Los volátiles precios de los productos alimenticios siguen en alza, originando inflación y especulación que incide en los distintos factores de la economía regional como continental. El gobierno estadounidense que gozaba de importaciones baratas, observa como el proceso de regeneración de precios absorbe su gran déficit por no haber realizado los cambios estructurales en la época de George Bush  hijo. Ahora se metieron en Libia, causando más inestabilidad en el mercado y dañando a los grandes minoristas que deben afianzarse en el Yuan para adquirir materia prima como el cuero, plástico y transporte. Antes las fábricas cedían, ahora todo esta revertido, los consumidores deben pagar más.

Las reformas que en el pasado propuso el gobierno bolivariano fue considerado como insuficiente por la oposición y una campaña mediática absorbió algunos sufragios, que, ante la comunidad internacional hicieron falta para lograr que el carro de nuestra economía avanzara con inmediatez hacia la aplicación de medidas urgentes que nos daría una menor especulación en el mundo bursátil. Esto, en parte ha retrasado nuestra visión de futuro en el campo tecnológico.

Los intelectuales estamos abocados por la instauración de una democracia participativa, donde cada ciudadano se encuentre abocado a un ejercicio de la libertad, que, este acorde con los requerimientos del Estado en el plano jurídico, social y comercial, no llegándose abusar del consumismo. Los franceses son verdaderos especialistas en inventar maniobras e ignorar a todos los demás para originar una verdadera barbarie que abarrote la conciencia humana y, nosotros como venezolanos no podemos permitir que se maniquee  la política actual y dañe las estructuras lingüísticas del siglo XIX al XXI y se agote la idea del funcionalismo como doctrina norteamericana y cuyo iniciador Williams James, la introdujo con una perspectiva mercantilista.

Nos encontramos en un mundo dominado por los mercados bursátiles y mercantil, capaces de crear verdaderos episodios incongruentes, como el sucedido con Grecia, Libia y ahora desean estrangular a Venezuela. Claro, me estoy refiriendo  a los estadounidenses, que, se siente acosados por la destrucción del dólar como moneda de intercambio financiero por el Yuan y, donde Barak Obama se declara como autorreflexión que la deuda con los chinos es impagable.

El destino de la vida es batallar por nuestra libertad en un marco socialista y de verdadero ejercicio productivo para lograr un colectivo con los mismos fines de nuclearización social y evitar los desastres que provoca un capitalismo salvaje. Hay que ser un ferviente defensor de nuestro ambiento para evitar las penurias de los grandes espíritus, de científicos y todo aquel que sienta el deseo de humanizar sus núcleos de convivencia social. Los franceses, reflejan una gran densidad en la proliferación de sus ideas de desgaste y control político.

Nuestros economistas deben ejecutar y hacer un verdadero análisis de nuestros bienes. Hoy, tenemos más dinero en nuestros koalas, pero poco podemos comprar por la hiperinflación y la degeneración de la moneda porque los modos de producción no llevan un ritmo adecuado a la realidad del país y, las fábricas van a la quiebra o recesión originando mayor desempleo.

En Estados Unidos, la regulación bancaria es muy limitada y, esto ha originado un debate a nivel mundial de cómo incluir a gente de bajos recursos y quienes no reflejan la condición de acceder a esos prestamos.  La cifra de desempleo esta en un orden del 9 por ciento, pero la realidad es un 16 %, ya que las factorías se vienen cerrando de una manera progresiva, prefiriéndose importar los productos textiles y de consumo agroalimentario.

El problema mayor- a nivel mundial- es que los partidos políticos no se preocupan por la organización de cuadros y todo tiene un enclave en la cúpula partidista, que no deja avanzar  los relevos, porque se imponen a todos los miembros para expresar su poderío y obstaculizar toda posibilidad de rotación, sin importar las encuestas de carácter público. Queda claro, los partidos gobernantes deben ir en carro directo con los funcionarios que regentan el poder publico y ejecutivo. Nadie, puede ser candidato, ni manejar esa tesis, ya que el trabajo se hace en conjunto para visualizar un solo timón  en lo político y Estadal. Esto, lo ha logrado los esposos Clinton en Estados Unidos y, Obama es solo el artificio de un gran juego.

En Venezuela, debemos romper con el clientelismo y evitar todo estrangulamiento a nuestra economía, por parte de algunos inversores que fundamentan sus teorías  en el manejo de la bonanza, bajo un criterio cerrado de actividad bursátil teniendo en cuenta los ejes municipales para organizar la economía en su carácter local. Claro, China, Japón, La India, Brasil y Estados Unidos son los cenáculos que potencian una economía salvaje que daña la mentalidad de muchos provincianos y no les interesan las fluctuaciones del dinero en la articulación de intereses particulares e internacionales.

Estamos ante una mueca francesa, bien coordinada por Hilary Rhodman Clinton  para controlar a los países del Sur y llevarlos al juego de sus intereses a través de la globalización, desean recuperar el pasado de una forma gráfica y elocuente. Claro, utilizan la historia para estigmatizar criterios que conlleven una sola opinión pública. Castigaron a Dominique en el FMI y favorecen a Sarkozy, dos licenciosos sexuales que utilizan sus imaginarias conciencias en la actividad productiva y, España mordió el gancho y, su futuro se convierte en un enigma por el fastidioso camino de la pobreza. En suma, la historia es una epopeya de quienes desean manejar el statu quo a su antojo. 
emvesua@gmail.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1695 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: