Disyuntiva por una idelologia plena

El gobierno de Estados Unidos y Colombia, deben revisar los programas de convivencia hacia Latinoamérica, luego de visualizarse unos signos de intolerancia que se registraron en los últimos meses del gobierno anterior, precedido por Álvaro Uribe Vélez.  Para lograr algunos puntos de convivencia, los Cancilleres del Continente Sureño deben reunirse de manera urgente con el fin de indagar los ocultos propósitos de este oscuro personaje de la historia política colombiana, quién asignándose un criterio de opulencia fomento el desorden administrativo y las muertes inapropiadas de miles de civiles, que, fueron enterrados en fosas comunes.

Ya el pueblo campesino bogotano fue expatriado a Venezuela y otros países del hemisferio para copar de barriadas las zonas urbanas y algunos de estos ciudadanos, ante la grave realidad de no conseguir empleo, vienen dedicándose a cometer delitos a través de bandas organizadas y, que en nuestro territorio deja un saldo muy lamentable cada fin de semana. Las periferias urbanas en nuestra Hispanoamérica cuentan con un buen porcentaje de extranjeros que fueron desasistidos en sus países de origen y que constituyen un punto emergente de discusión jurídica en las naciones que los absorbieron.

La fascinación política nunca debe constituirse en nuestro abrigo, es una ilusión que arropa al hemisferio para dañar el esquema de trabajo de muchos progresistas, que, reconocen el nuevo proyecto ideológico que debe abarcar a los conglomerados humanos que desean una determinación ideológica de su perfil en la nueva perspectiva internacional. Es necesario identificarnos con nuestra patria y responder con fuerza hacia aquellos que desean desarmonizar sus valores y campo laboral.

No bastan las reflexiones, necesitamos sentar un precedente ideológico que nos lleve a una autoestima política que determine el aniquilamiento de voces enquilostadas en el egoísmo y la barbarie.  La ideología, es para sustentarla y explicársela al pueblo.

La fe y la religión, nada tienen que ver con el campo epistemológico y científico, solo la retórica y la dialéctica nos llevaran a conclusiones muy versátiles sobre el derecho que debemos ejercer sobre nuestras actitudes personales. Por esto, hay posibilidad de interpretar nuestra libertad para diversificar nuestras actitudes frente a una realidad política.

Colombia, busca liderizar el campo diplomático sureño y ha sorteado criterios legales con el fin de sustentar sus viejas teorías belicistas. Hay que revisar el pasado político de Santos y Uribe, con el firme propósito de cuantificar las debilidades y cual va a ser nuestra posición nacionalista, cuando esta luna de miel traspase éste enamoramiento. Pero, la otra realidad es que estamos plagados de delincuentes extranjeros y tenemos una ley de migración muy débil, con el cuento de hermanos. Sí, es necesaria una alianza, pero, los fines deben ser comerciales y diplomáticos, porque la historia ha jugado diferentes pasadas de mano con nuestro gentilicio autóctono,

Ya, los colombianos de Cúcuta no tendrán las botijas vacías, de nuevo el comercio tendría sus lances y la frontera seguirán abiertas para ser una buena antesala para el comercio bilateral, donde nuestros dólares irán a descansar en los sótanos de las ventas de ropa cucuteñas. Lo que ha sucedido, son cuentos de fantasmas, una historia más de nuestra relación  con Colombia.

Estamos llenos en estos días de mucha simbología patria. Ojala asumamos nuestros propios análisis y trabajemos por un Continente libre, cuyo saneamiento se encuentra en nuestras manos y los tratados escritos de puño y mano por nuestro Libertador Simón Bolívar.

(*) filósofo 

emvesua@cantv.net 

 emvesua@hotmail.com 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1097 veces.



Emiro Vera Suárez


Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Emiro Vera Suárez

Emiro Vera Suárez

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a106592.htmlCd0NV CAC = Y co = US