Necesidad económica es la diplomacia entre Venezuela, Ecuador y Colombia

La política tiene un enorme poder de corrupción, la teoría se convierte en mentira, es lo que utilizo el gobierno de Colombia, para atacar Ecuador, y acusar a Venezuela. Quito y Caracas, utilizaron la filosofía en ideología y la diplomacia en táctica militares en la frontera ante el avance colombo-estadounidense.

Los tres convirtieron la pedagogía en propaganda. El Vaticano, ordeno que la religión se convierta en una feroz oposición contra Chávez, así, la economía  fue una presa a despedazar o en una diplomacia subordinada a la estrategia hipócrita, porque, Quito y Caracas, saben que Bogotá, está sometida a Washington.

Condenar la voluntad económica del poder, la conquista del poder económico, es tan pueril como hacer su apología exclusiva contra todas las otras formas de valores positivos de una relación. Los hombres que aman el poder lo aman por el mismo y buscan instrumentos de poder aliados, auxiliares de ejecución, policías, paramilitares, militares, narcotráfico, adversarios que transformen en monstruos a combatir, eso hicieron Uribe y Chávez, para servirse de aliados diplomáticamente hablando las veces que rompieron relaciones.

Chávez, Santos, Correa, ganaron con la estrategia de Uribe, incluso este gano al acusar a Venezuela, de dar refugio a los guerrilleros de las FARC. Demostración de fuerza mediática, Uribe, utilizo la coalición de medios de comunicación al servicio de Washington, como CNN para mantener la presión contra Chávez, también, allano el camino para que Santos, pueda conversar con Chávez, después de mutuos insultos y acusaciones lanzadas en estos años.

Para Santos, significa el prime logro político recién iniciando su mandato, Juan Manuel Santos, requiere urgentemente crear unos  2.5 millones de puestos de trabajo  y otros 500000 en proyección a mediano plazo, según Juan Carlos Echeverri, ministro de hacienda, metas que no pueden cumplirse distanciándose de Venezuela y Ecuador, solo con Venezuela, 400000 puestos de trabajo, o más, estaban en riesgo por la ruptura de relaciones que redujo un 70% las divisas, de 6500 millones de dólares en el 2008 a unos 1700 millones para este año. Además, Santos, aprovecho para cobrar a Venezuela, entre 800 y 1200 millones de dólares por la restricción de divisas reguladas por Caracas, dinero de los industriales colombianos.

Para Correa,  800, 1000 o 2000 millones de dólares que Ecuador, pueda recibir reanudando relaciones con Colombia, bienvenido sea por la alicaída economía que sostiene el gobierno de la revolución ciudadana. En el 2009 Ecuador, puso salvaguardas a 500 productos colombianos logrando reducir los ingresos en 600 millones de dólares. Retaliación política dicen los colombianos de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, nada que ver dice Correa, fue una necesidad ante la crisis.

Además, Ecuador y Colombia se acercaron diplomáticamente, factor determinante para Caracas, a tomar una decisión similar. Acercarse a Santos, para el gobierno venezolano de cara a las próximas elecciones legislativas es muy importante.

Chávez, requería suavizar la presión, feroz presión de estos últimos meses orquestada desde Washington, ante la proximidad de las elecciones legislativas. Todo poder necesita orden, ordenar la casa se imponía, no todo está bien, la violencia aumenta, la inflación se sostiene, la especulación sube y baja,  el desempleo informal se incrementa, así, las promesas de un orden nuevo no es más que una engañosa retorica haciendo crecer a la oposición, pero, sin liderazgo, no hay un líder que pueda competir con un proyecto país con el presidente Chávez, sin embargo, desde la Asamblea, la oposición será un digno escollo dependiendo de la votación, realidad que no se puede ocultar.

Comprarle a Colombia, para Venezuela, significa reducir costos, tiempo, logística, transporte, calidad, interés económico y necesidad política obligaron a Chávez, a un acto de voluntad primaria independiente de su causa. Por encima de los héroes están los pueblos y los intereses del poder económico, diablos disfrazados de ángeles para manipular el poder y sobre todo su medio, la política, de una hipócrita diplomacia, arriesgan convertirse en plagas en UNASUR y en el ALBA pasando por el MERCOSUR.

Correa y Chávez, saben lo que es Santos, este practicara la extraterritorialidad como política de Estado, y dirá que las relaciones comerciales no tienen porque afectarse, igual seguirá aportando con pruebas  contra Caracas. 

rcpuma061@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4094 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad