Washington y Bogotá ganan

Que Santos quiere restablecer relaciones con Venezuela, es indudable, Colombia, dejo de recibir mas de 2000 millones de dólares por el congelamiento de las relaciones comerciales, cifra que se disparara este y el próximo año a mas del doble.

Para analizar el titulo de este artículo partamos de un simple principio, una mentira repetida por tres años divide a la opinión pública mundial, distinguen que, en política todo es posible tanto para Colombia como para Venezuela. La popularidad de Uribe, es alta la de Chávez también, el rompimiento de relaciones entre los dos países es tan frecuente en los últimos años que ya no es sorpresa ni noticia, el que mas se apresura a romper las relaciones comerciales o diplomáticas es Caracas, la provocación de Nariño, cada cierto tiempo pulsa la reacción de Miraflores, y los bolivarianos estallan, militarización de la frontera, batallones, tanques, en máxima alerta, retiro del embajador, cierre de embajada y consulados.

Después, el gobierno colombiano declara por ahí que todos somos hermanos y Caracas, cae en la trampa, otra vez un embajador a Bogotá, ¿Quién gana? Ellos, ellos ganan. El tema de fondo del rompimiento de relaciones sigue siendo el mismo de hace 3 años y no puede variar, es la estrategia de Washington, culpar al gobierno de Chávez, por sus relaciones con el terrorismo de las FARC y por sus relaciones con Irán, otro país acusado de apoyar el terrorismo mundial. Para Washington, el gobierno de Chávez, no apoya lo suficiente en los esfuerzos de la comunidad internacional en su lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.

Nosotros sabemos que las denuncias y las pruebas presentadas son parte de la estrategia conjunta entre Bogotá y Washington, para derrocar a Chávez. Pensaba que la guerra no era parte del proyecto contra Venezuela, pero, la retirada de las tropas de Irak, hacen pensar que la invasión o la guerra contra Venezuela, esta mas cercana.

Estados Unidos, no puede darse el lujo de tener mas de 100000 soldados de vacaciones por mucho tiempo, 50000 de ellos son veteranos de combate desde el 2003 en Irak, unos 10000 irán a Afganistán, país que al tener casi en su totalidad terreno montañoso 75% no requiere el envió masivo de tropas tipo infantería, necesita fuerzas especiales, tecnología e inteligencia. Con Corea del Norte, los estadounidenses no pueden pasar de las sanciones económicas-comerciales acompañadas de maniobras militares a gran escala, como las ultimas realizadas con Corea del Sur, por temor a la utilización de armamento nuclear por parte de Pyongyang. Con Irán, si los norteamericanos inician una confrontación militar, Teherán responderá bloqueando el estrecho de Ormus, por donde circula el 40% del petróleo que consume el mundo, ninguno de esos países por ahora esta en la mira del pentágono, la situación económica interna de EEUU, se lo impide. La opción más viable es Venezuela, con menos riesgo militar y económico.

La coalición de medios informativos manejan a la opinión publica mundial, sistemáticamente denuncian que Venezuela, es la guarida de terroristas colombianos y del Medio Oriente, cada vez se acentúa ese proyecto psicológico de manejo de masas orquestado por Washington. La suma de todas esas circunstancias lleva a que Colombia y EEUU, ganen, los medios de comunicación, una gran mayoría de ellos desacreditan al gobierno bolivariano permanentemente con una mentira repetida mil veces inclinan la balanza, no olvidemos las armas de destrucción masiva, pretexto con el que se invadió Irak, mentira repetida mil y una vez logro la autorización de la ONU para la invasión. Además, la ONU no requiere de pruebas, basta que EEUU solicite una guerra para que la Organización de Naciones Unidas la apruebe.

En América Latina, los países están divididos, el trabajo realizado por la diplomacia colombiana, por el Departamento de Estado, y últimamente por Juan Manuel Santos, en México, Argentina, Chile, Perú, Costa Rica, tiene sus frutos. UNASUR en Quito, 5 horas de reunión de cancilleres para nada, no hubo acuerdo, el flamante Secretario General Néstor Kirhner, brillo por su ausencia. Quito, a organizado las ultimas reuniones sin suceso, nunca se logro una sanción a Colombia, por el tema de bases militares estadounidenses por decir algo.

El documento firmado por los cancilleres fue rechazado por Venezuela, de lo contrario hubiese sido rechazado por Colombia, intrascendente reunión, solo para decir que UNASUR hace algo, desgastan a la organización, lo mas rescatable, la declaración de Lula:”el problema entre Colombia y Venezuela, no va mas allá de lo verbal, es un asunto personal” esta declaración molesto a Uribe, Lula asistirá el 6 de agosto a Bogotá para la cena de fin de gobierno de Uribe, al día siguiente, en la posesión de Santos, tratara de acercar sus buenos oficios para reanudar relaciones con Chávez, con quien se reunirá el mismo día en la tarde en Caracas.

Nos guste o no, quien tiene la sartén por el mango es Washington, la OEA a pesar de su desgaste continua siendo el mayor organismo regional al servicio de EEUU, lo demostró con Honduras, lo hace con Ecuador, cuyo canciller Patiño, protesta y protesta, su enojo se lo lleva el viento, la operación para destituir a Chávez, vivo o muerto esta en marcha, las bases militares están en Colombia, respaldadas por un contingente militar aéreo-naval con 7 mil soldados apostados en Panamá y Costa Rica.

Las presiones contra Venezuela, aumentan con la participación de Europa, congelando fondos venezolanos, el Departamento de Justicia presiona a la fiscalía General colombiana para que presente acusación en las Cortes Internacionales contra el gobierno de Chávez, los medios hacen su agosto con cada prueba presentada por Nariño. La opinión mundial 50-50. Es mas fácil destruir, en eso gana Washington y Bogotá.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2549 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: