La OEA, el circo de Varito y el mundo al revés

Vivimos en un mundo gobernado por muchos hipócritas, en un mundo con una sociedad putrefacta, en el cual soy y la mayoría somos víctimas de un salvaje y depredador sistema de control global, en donde un grupo pequeño de familias multibillonarias gobiernan al mundo a su antojo, explotando de forma masiva a los seres humanos, con la complicidad de los títeres gobiernos del planeta, para saquear las riquezas de sus tierras, por lo que un asesino, narcotraficante paramilitar cualquiera puede ser presidente de una república, o un empresario mafioso, asesino, ladrón y corrupto puede ser mandatario de un país, y encima felicitado por eso.

Vivimos en un mundo donde un asesino, narcotraficante, paramilitar y arrastrado cipayo como Álvaro Uribe Vélez puede ser presidente de una nación, o donde un empresario capo de la mafia, ladrón y corrupto como Silvio Berlusconi o Sebastián Piñera puedan ser presidentes o premiers de una república.

En esta miasma de sociedad global en la que vivimos, en donde existen organizaciones hipócritas internacionales de colonias del imperio como la ONU, la OEA, etc., tenemos que ver con nauseabunda frecuencia, diferentes circos montados por presidentes delincuentes y criminales como Uribe Vélez, acusando a punta de mentiras por enésima vez al gobierno de Venezuela de ser complaciente con la guerrilla colombiana, sin una cochina prueba. Ya Varito nos tiene acostumbrados con sus calumnias sobre que si Chávez protege a la guerrilla, o no colabora contra el narcotráfico, ó esta haciendo bicicletas atómicas, bla, bla, bla. Repite y repite las mismas mentiras, creyendo que nos olvidamos de la última. El que miente, de sus mentiras no se acuerda.

Pero la hipócrita OEA no cuestiona al criminal de Uribe por los centenares de amenazas, persecuciones, asesinatos de políticos de oposición, sindicalistas, campesinos, periodistas, estudiantes, etc, etc. cometidos por sus paramilitares y ejército durante su gobierno, ni tampoco cuestionan el descarado espionaje de Uribe a cuánto funcionario público no comulgue con él.

La OEA no cuestiona la cantidad de periodistas asesinados en México, no cuestiona la masacre en el golpe de estado de Honduras, tampoco la masacre de Bagua en Perú, ni la reciente masacre al pueblo panameño. La hipócrita OEA no cuestiona el cierre de cientos de blogs, páginas web, periódicos, canales de TV, etc, en países como EEUU, Perú, Colombia, etc., pero si Chávez se tira un gas, tose o estornuda, entonces la OEA se convierte en escenario para algún circo uribista. Próximamente podríamos ver circos chilenos, peruanos, o panameños.

También hemos visto como la hipócrita ONU permite a un país, a punta de mentiras, invadir, asesinar, bombardear, violar, destruir, saquear, ahorcar a sus mandatarios y colocar un gobierno a dedo, como EEUU hizo con Afganistán, Irak y ahora quiere hacerlo con Irán. ¿Cómo la fuckin ONU ha permitido por más de 70 años que Israel invada, asesine, destruya y veje a los palestinos, que son los verdaderos dueños de esa tierra? Porque simplemente vivimos en un mundo de hipócritas.

En este hipócrita mundo, lo malo es bueno y lo bueno es malo. Vivimos en un mundo al revés, volteado por el el imperio y las transnacionales de los medios, que les pertenecen a ellos. Y este hipócrita mundo ya no aguanta más tanta miasma humana. Exceptuando a la gente como yo, que si creemos en un mundo mejor.

Creo que es tiempo de salirnos de estas porquerías de organizaciones coloniales internacionales y crear unas nuevas, que sí velen y trabajen por el bienestar de los pueblos.

ivanka27@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3794 veces.



Ivana Cardinale


Visite el perfil de Ivana Cardinale para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ivana Cardinale

Ivana Cardinale

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad