La Comuna al tanto

Lo que los Gusanos no dicen

Un regalo provocador para los disociados y disociadas en el planeta, a ver si logran entender

La historia de la humanidad ha estado guiada por valores negativos: la dominación de los pueblos, la explotación del hombre, la esclavitud, el predominio del más fuerte, la piratería, las guerras, la imposición de ideas, el exterminio religioso y todos los sistemas que cercenan la libertad del ser humano, lo que conocemos como fascismo o pensamiento de derecha y que aún hoy pretende describir el acontecer histórico.

Un ejemplo es Cuba, un modelo fascista de depravación en su época pasada, un pequeño país, de pocos millones de habitantes, sin riquezas naturales importantes, envilecido por la corrupción nacional e internacional, prostíbulo predilecto de los norteamericanos, sin orgullo, ubicado en las costas de los Estados Unidos, pero que en un alarde de coraje, de valentía de su población, logró su independencia, alcanzó su dignidad, restableció su libertad y su soberanía enfrentándose a la nación más poderosa militarmente que conoce la historia, apoyada, además, por las grandes potencias, sus organismos internacionales y por sus lacayos de América Latina, casi sin excepción.

Cuba victoriosa es un ejemplo de grandeza en la lucha por la libertad en todos los tiempos de la humanidad; su actual desarrollo cultural alcanzado está entre los más avanzados y su sentido humanitario al servicio de todos los pueblos.
Hoy es un ejemplo en el campo educativo, colaborador en materia de salud en más de setenta países, incluyendo a naciones desarrolladas; además, es la inspiración en el rescate de la dignidad de países latinoamericanos, africanos y subdesarrollados.

Cuba es un faro -como aquel de Alejandría- revolucionario, que sirve de guía a los pueblos oprimidos, subyugados.

Su ejemplo ha conmovido al mundo pobre, su gallardía ha estremecido los cimientos de los pueblos y es una herida lacerante en el pecho del fascismo, por eso la combate inmisericordemente inventándole todas las afrentas concebibles.

Hoy el despertar de los pueblos del Tercer Mundo se le debe a Cuba, al ejemplo de su dignidad que supo dar a su lucha política, a la lucha por la libertad y la consagración de su personalidad jurídica libre.

Abogado 

patriasoberana.hs@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2146 veces.



Manuel Quijada


Visite el perfil de Manuel Quijada para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Manuel Quijada

Manuel Quijada

Más artículos de este autor