(La absurda lucha contra el monopolio, y el reciclaje inflacionario)

The True Competition 1/

Creemos que cuando los apologistas  del mercado burgués abogan por su plena  libertad, por su reguladora “mano invisible”, por el antiproteccionismo, etc., lejos de buscar la perpetuidad del sistema capitalista hacen todo lo contrario. Están propiciando su desarrollo normal  y su inevitable fin luego de convertir al planeta en un  megamercado de crecimiento finito.

Dos cosas dejamos en claro y de plano: El mercado es una irrefragable  fase industrial capitalista que dependiza al productor de una  clientela solvente. Cuando los gobernantes ignaros y  dejados llevar por concepciones pseudocapitalistas  persiguen el monopolio, están con ello coartando la verdadera competencia. El monopolio sólo expresa el desarrollo del capitalismo  bajo el libérrimo ejercicio del mercado burgués. El monopolio es premio a la  competencia por excelencia.

Farsantes de la Economía Vulgar, o de la izquierda desviada, han teorizado sobre  infundadas     aberraciones de mercados paradójicamente en manos del mejor competidor de ellos. Se ha confundido la “centralización del capital” con daños al consumidor, como si este supuesto daño no atentara contra los proveedores de mercancías. Semejante desaguisado ha tenido una amplia y profusa acogida y divulgación por parte de marxistas y no  marxistas. Curiosamente, Marx  no condenó jamás la variante mercantil  del monopolio. Falsos marxistas, como Paul M. Sweezy (Teoría del Desarrollo Capitalista, FCE), suavizan esta mentira afirmando que Marx se quedó corto en su análisis de la Acumulación de  Capital, y que ahora allí estaba él para perfeccionar a Marx. Muchos han querido  perfeccionarlo, pero han terminado muy mal.

Veamos: El encarecimiento  inflacionario  del coste de la   vida de los salariados en funciones de consumidor provoca  que  sindicalistas  y   gobernantes burgueses negocien y decreten, respectivamente, ajustes salariales. Con estos  ajustes mal  llamados  “aumentos salariales se  frena  el empuje de los capitalistas menores en su carrera hacia el monopolio.

De partida, cuando aquellos  ajustes no responden a mejoras productivas, el PTB sigue constante aunque a un mayor precio inorgánico, como inorgánico resulta el poder circulante del consumidor beneficiado con tales ajustes. Se  reduce  así la composición orgánica del capital involucrado y con ello también queda reducida la “concentración” de  dichos capitales individuales por el desvío de fondos    sin el empleo de los complementarios medios de producción.

En razón de esta imprudencia burocrática, la productividad laboral va congelándose,   se frena   la contrata de nuevos trabajadores, se incrementa la demanda de bienes finales  y se reinicia la inflación que viciosamente sigue su curso. Los capitalistas menores  reducen su  capacidad competitiva, pueden arruinarse algunos y   los capitalistas sobrevivientes termina concentrando aceleradamente más capital rumbo a su inevitable  monopolización. Digamos que cuando se combate un  monopolio   se ataca la “competition”  y alejamos  el  agotamiento y reemplazo del modo de vida burgués.

 

1/ Usamos el idioma inglés para conmemorar a la pionera Inglaterra en materia de explotación textil y  burguesa, con cargo a sus millones de asalariados, jovencitas, a sus  menores usados en la limpieza de las cónicas chimeneas industriales dónde sólo ellos resultaban muy útiles. Buena parte de estos infantes  murieron  como consecuencia de semejantes y criminales prácticas. (Karl Marx, Das Kapital, Libro I), pero el orgullo y la petulancia burguesa han seguido de largo. Nadie ha pagado hasta ahora por esos crímenes. El capital inglés desparramado por el mundo lleva en sus venas sangre de consanguíneos compatriotas sacrificados en fábricas para el enriquecimiento de algunos. El  sostén burocrático de sus reyes y reinas tiene hoy por hoy semejante, despiadado y remoto origen.

marmac@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1706 veces.



Manuel C. Martínez M.


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: