La Revolución Permanente de Trotsky y le Revolución Bolivariana

Lev Davídovich Bronstein, León Trotsky, este Ucraniano nacido el 7 de Noviembre de 1879, en su obra publicada en 1930, más sin embargo, macerada desde 1905, lo que indica que es una obra extraída de la realidad Rusa, del proceso pre-revolucionario y revolucionario que vivió este país y las distintas posiciones mantenidas por sus integrantes en la búsqueda de la vía hacia la construcción del socialismo. Un pueblo como el nuestro, en medio de un proceso revolucionario, definiendo un camino para profundizar el socialismo, tomando la sabia de nuestra historia, de nuestras luchas, de nuestro heroísmo expresado en el Bolivarianismo, un pueblo como el nuestro que busca reencontrarse con la vía propia hacia el socialismo, requiere del aporte histórico, del aporte teórico de uno de los grandes revolucionarios de la historia como lo fue León Trotsky.

Ese trajinar para definir "la raya" en donde la historia se parte en dos y una revolución abandona la senda del reformismo para empujar hacia el socialismo tiene necesariamente que pasearse por estos aportes teóricos surgidos de la realidad vivida por una de las revoluciones que con todo y lo acaecido en la década del 90 del siglo pasado, pasará a la historia como el ensayo más consistente en la revolución proletaria y por ende la toma del poder por el pueblo.

Recordemos lo que nos dice Trotsky en artículo publicado entre 1905-1906 "El proletariado crece y se robustece a la par que progresa el capitalismo. En este sentido, el desarrollo del capitalismo es el del proletariado hacia la dictadura. Pero, el día y la hora en que el poder pase a las manos de la clase obrera, depende directamente no del nivel de las fuerzas productivas, sino de los factores de la lucha de clases, de la situación internacional y, finalmente, de una serie de circunstancias objetivas : tradiciones, iniciativas, espíritu combativo... "el nivel de las fuerzas productivas" este tema necesita ponerle atención, nos quiere decir Trotsky la visión integral en donde se movía la revolución Rusa o mejor dicho, el proceso pre-revolucionario, pero que dibuja exactamente lo importante de nutrir al pueblo de las herramientas y las condiciones favorables para hacer viable, palpable su revolución. Trotsky define muy claramente la necesidad de la toma del poder por parte del proletariado, es decir, en nuestro caso, la batalla y la consigna es la toma del poder por parte del pueblo...nos enseña también Trotsky que esto no depende del desarrollo de las fuerzas productivas, es decir, podemos crear y crear empresas que por el hecho de llamarlas socialistas no necesariamente significa que sean instrumentos para la liberación del hombre y para construir el socialismo, pudieran ser presa del capitalismo y ser desviadas estas iniciativas si no se actúa con tino y claridad revolucionaria y socialista, se requiere mucho más que eso, (de la creación de empresas), se requiere cambiar el modelo, se necesita transformar los mecanismos en donde se impacte los ámbitos de la economía que habla Chávez, Propiedad, Producción, Distribución y Consumo...si en esos ámbitos no se emplenta el socialismo, los resultados no pasarán de ser una vulgar reforma burguesa que terminará echando a un lado a las grandes mayorías y excluyendo al pueblo del ejercicio del poder...la situación internacional; un nuevo marco de relaciones, el ALBA, el SUCRE, PETROCARIBE, y lo que plantea muy acertadamente Evo Morales, LA CREACIÓN DE MECANISMOS que puedan operar en la reingeniería de una nueva institucionalidad ya no burguesa sino socialista y que opere en un ámbito regional que incorpora a un continente, Latinoamérica...también Trotsky nos indica el tema de las tradiciones, iniciativas, espíritu combativo. No es extraño a nuestro proceso las diferencias entre una región y otra, en unas es sencilla la organización y la politización mientras que en otras se hace más difícil, más compleja la tarea y el avance es lento y muchas veces impreciso.

Este tema nos debe llamar a la reflexión, encararlo es nuestro deber, el deber del partido, el deber de todos y todas. A veces nos sorprende lo difícil que es lograr resultados rápidos en algunas zonas, de repente si haces una revisión a profundidad te das cuenta que quienes dirigen no lo hacen bien, sin embargo, tampoco encuentras actores y factores capaces de romper con el cordón umbilical del pasado y terminan abrevando en los mecanismos capitalistas con una facilidad increíble...un simple análisis histórico y podemos establecer que el problema no es nuevo, ese mismo "dolor de cabeza" atacaba a Trotsky a comienzos del siglo pasado como podemos ver, y lo más doloroso, generalmente este tipo de confusión, ese tipo de "laguna", si no se clarifica, lo que parece sencillo e insignificante termina convirtiéndose en un serio problema que no podemos soslayar alegremente y minimizar con el típico "dejar hacer, dejar pasar", sin atacar las causas que se origina en una aplicación incorrecta de la teoría.

"Nuestra burguesía liberal obra contrarrevolucionariamente ya antes de que culmine la revolución. Nuestra democracia intelectual, en los momentos críticos, no hace más que demostrar su impotencia. Los campesinos constituyen en si, en su conjunto, un factor espontáneo de revuelta que puede ser puesto al servicio de la revolución únicamente por la fuerza que tome en sus manos el poder del Estado. La posición de vanguardia que ocupa la clase obrera en la lucha revolucionaria; el contacto directo que se establece entre ella y el campo revolucionario; el atractivo que ejerce sobre el ejército, ganándoselo, todo la empuja inevitablemente hacia el poder. La victoria completa de la revolución implica la victoria del proletariado. Esta última implica, a su vez, el carácter ininterrumpido de la revolución." León Trotsky (Nuestra Revolución, p. 172).

Cualquiera se podrá preguntar ¿Qué tiene que ver lo que dijo Trotsky hace más de 100 años con este proceso Bolivariano? Mucho, sin duda, en estas pocas palabras Trotsky nos hace una radiografía de lo que siempre ocurre cuando la revolución no es hecha bajo la conducción del pueblo, pero ese aprendizaje del pueblo en el ejercicio del poder es algo que debe hacerse palpable, real, sin cortapisas y ello requiere de una formación política y de una claridad obtenida bajo una interpretación científica de lo que se está haciendo, guardando las distancias y las diferencias con la realidad Rusa de entonces, hablamos de pueblo y con ello hablamos del proletariado nuestro, de nuestros días, la realidad de entonces era muy distinta a la actual, la de nuestros países, marcada profundamente por una burguesía nacional rentista que vivió del petróleo y las dádivas otorgadas por las trasnacionales y con ello se conformó...la "democracia intelectual" otro tema que cita Trotsky, nada más patético que buena parte de la llamada intelectualidad en Venezuela que hoy se arredra y es utilizada por la derecha más retrógrada y se convierte en su vocera, sin importarle su compromiso, con el momento histórico de la patria...en fin, la idea es que la revolución bolivariana, concebida como un rompe paradigmas, debe nutrirse de lo que otros pueblos han vivido y que sus autores han plasmado en una obra teórica de suma importancia y la obra de Trotsky no puede estar al margen de quien pretende dirigir su propio destino, el pueblo, el pueblo de Venezuela.

Los tiempos cambian sin duda y no existe "calco y copia" entre un proceso y otro...el propio Marx invitó a romper con los dogmas, pero lo que queremos significar es lo mucho que importa tener la brújula clara y entender que un pueblo en revolución, incluyendo a Obreros, trabajadores informales, que en el fondo son proletarios, las ama de casa, los desempleados, ¡todos! estamos llamados a superar la visión localista y otear el horizonte capaz de ofrecernos una visión integral y la comprensión, con la ayuda de otras experiencias vividas en el mundo, para que esta revolución Bolivariana no caiga en manos de las visiones reformistas y no pase de ser una reforma simplemente, abortando con ello el planteamiento socialista del presidente Chávez, ese es un riesgo que corremos y la forma más efectiva de evitarlo es preparando a nuestro pueblo, formarlo y darle las herramientas históricas para no cometer los mismos errores que se cometieron en países como la URSS. La URSS vivió experiencias que ningún pueblo del mundo que esté intentando hacer una revolución puede menospreciar y dejar de investigar o estudiar...la tesis de la revolución permanente consiste justamente en eso, no hay día en donde se culmine de hacer la revolución mientras existan los problemas generados por el capitalismo, la división de clases y el modo de producción capitalista...es lamentable observar a quienes pretenden limitar el tema a un asunto de una alcaldía o una gobernación, o una diputación o cualquier otro tipo de representación burocrática, también es verdad que mientras el poder no sea transferido al pueblo éste será incapaz de ejercerlo, el problema está en ¿Como Transferirlo? ¿Es un problema meramente económico?, no, ¿Es un problema meramente de recursos?, no, ¿Es un `problema meramente de obras, empresas, medios de producción, etc...? Sin duda que no, es un problema que implica el cambio integral, de visión multidimensional antes que encajonar por una sola vía la aparente solución de las cosas.

Seguramente que muchos de nuestros funcionarios, gobernadores y alcaldes, entre otros, para poder entender a Chávez y lo que viene planteando sería bueno que leyeran o releyeran a Trotsky, sobre todo para poder entender la razón del porqué hasta que no haya nadie abandonado en la calle, hasta cuando no haya un niño sin escuela, un desempleado, una familia sin casa, un campesino sin tierra para trabajar, es decir, hasta que no dejen de existir los problemas ancestrales del capitalismo, la revolución debe ser permanente; estará inconclusa hasta que el propio pueblo ejerza el poder, en base al concepto aprobado en nuestra constitución del impulso a la democracia participativa y protagónica...está allí en nuestra constitución del 99, se logró colar en medio de la terrible infiltración de la derecha nuestra, ahora entienden porque es cierto el criterio en torno a que nuestra burguesía nacional es floja y poco estudiosa, ni cuenta se dieron de la inclusión de esa tesis revolucionaria en la constitución que le ofrece al pueblo una poderosa herramienta constitucional para construir el socialismo bolivariano y creemos que esa burguesía no se ha dado cuenta aún que es norma constitucional la base fundamental para construir nuestro socialismo...

Es un deber de todo el pueblo, de todo aquel que diga ser revolucionario, tener claro el panorama, para ello se requiere de mucho estudio, de mucho análisis, de mucho debate y sobretodo se requiere claridad en el camino...el debate, el estudio, la interpretación de nuestra realidad y la respuesta científica que le demos, de ella depende el éxito que estamos obligados a obtener...en posteriores entregas seguiremos insistiendo sobre el tema y reivindicando a este revolucionario que con todos y sus errores la historia terminará reivindicándolo con su planteamiento de la revolución permanente, varias veces citada por el presidente Chávez y que requiere dicha obra de mayor estudio y análisis.

latojeda@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2825 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor