Gamelotal de fin y comienzos de año

Esta opinión hecha con la mejor buena fe decembrina fue concebida el día conocido como inicio del espíritu de la navidad y enmarcada en la razón auténtica y ampliamente democrática, que nos anima a hombres y mujeres de buena voluntad quienes en la vida pública y profesional apartando errores o vicios de conducta individual, no perjudican a sus semejantes, podamos dar ejemplos de buena intención y sinceras sugerencias, sin disimulos ni hipocresía. Dicho esto que (vale la pena releer), paso a referirme al argumento poco responsable de quienes tienen más de una década pretendiendo engañarnos, augurándonos desastres, catástrofes y tsunamis, sembrando desasosiego permanente que ha llevado a numerosos venezolanos y venezolanas a vivir en continuo stress perjudicial a la salud. Opinan deslenguada y descaradamente algunas veces y otras haciéndose los pendejos, comunicando embustes a conciencia, sembrando fórmulas contra el proceso de cambios en Venezuela.

Están en pleno derecho a hacerlo pero no mintiendo, o negando la gestión revolucionaria convertida en noticia de relevancia y análisis mundial, inventando argumentos más propios del “Día de los Inocentes” que de dirigentes políticos serios y dispuestos a ejercer liderazgo, a menos que se inscriban entre quienes piensan que somos ignorantes en materia política y especialmente comunicacional. Este pueblo descendiente del periodista Simón José Antonio de La Santísima Trinidad, ha aprendido a evaluar lo que se le comunica, comportándose decentemente ante los desafueros desinformativos, porque sabe que los verdaderos responsables están más que desenmascarados. Los jefes o directivos que a la postre son despreciados hasta por sus propios empleados de la comunicación social, tienen oportunidad de rectificar y no seguir haciéndole el juego a los desubicados de las toldas político partidistas, encabezados por fracasados electoralmente que hoy rechazan algo y mañana lo aman, vocingleros que hablaban pestes y ordenaron votar contra la Constitución de la República Bolivariana en 1999, pero en Diciembre 2007 proclamaron que por fin habían entendido la Carta Magna, por lo tanto le pidieron al colectivo en los comicios para la reforma, que no la aprobaran. Sucedió como consecuencia, la reacción de millones de personas que prefirieron abstenerse el 2-D, pero ese colectivo temeroso de aquel entonces al cual le hablaron de perder sus hijos, la propiedad privada y barrabasadas no contempladas en la tan enredada reforma 2007, esa masa poblacional tiene hoy mayor y más elevada comprensión a las reformas que solicita el Presidente, no serán víctimas de mentiras tales como decirles que van a quitarle sus novelas de TV, o van a quitar el internet si apoyan la enmienda…

En el 2009 el sector oposicionista tiene la oportunidad de presentar un plan sustituto de la revolución socialista, e igualmente hacer campaña para convencer al país votante de abandonar al carismático comandante. Sin embargo con argumentos repetidos, falsedades anticomunistas en desuso, silencios cómplices frente al fracaso mundial de la economía capitalista, vulgares mentiras y lugares comunes, vuelven a la carga, confunden al elector, no le dicen la verdad de la diferencia entre reforma y enmienda a la Constitución, limitándose a lo que saben hacer y no han podido acertar, las profecías de desastre augurando que no habrá solución económica, que nos hundiremos, Venezuela será una debacle, todo a futuro, solo predicciones pavosas, etcéteras y más etcéteras que no tienen asidero por culpa de sus fracasos como brujos y pitonisos del desasosiego y la angustia. Si algo quedará como cierto es que el colectivo mayoritario volverá a castigarles, muy consciente cada ciudadano de la forma en que ese fascismo apoyó la dictadura de Carmona Estanga en el 2002, situación que de presentarse nuevamente puede llevarnos a un baño de sangre y entregarle otra vez el país a las transnacionales del capitalismo salvaje, procurando también que nos quedemos sin escuelas, liceos y universidades, o institutos de atención gratuita a la salud.

Con esa clase de fanáticos desestabilizadores anti demócratas se corre el riesgo de regresarnos a ser esclavos económicos del imperio del norte de América. Por esas razones, guarde esta opinión, le invito a constatarla después de la consulta popular en Diciembre 2012 y solo aclaro por ahora…, que si usted está equivocado y piensa que va a votar para que Chávez mande siempre, lo están engañando como a un niño, lo tratan como si usted fuese ignorante, por lo tanto en el fondo esa clase de gente de la mentirocrácia lo desprecia como pueblo, cuídese de ellos y evite el gamelotal de fin de año esa habladera de de “gamelote” que anda desatada y disfrazada de paz. Feliz 2009 y siempre, con: salud, inteligencia y tolerancia.


luissanchezibarra@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1702 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Sánchez Ibarra

Luis Sánchez Ibarra

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a69781.htmlCd0NV CAC = Y co = US