Un solo palo no hace bosque

La meteórica carrera política del comandante Chávez describe una prolífica cadena de éxitos a nivel nacional e internacional, obviamente basados en cualidades que explota con eficiencia sistemática, destacando liderazgo, constancia, comunicación, creatividad, combatividad, estrategia, humildad y pare Vd. de contar. Demuestra impresionante capacidad de estudio y actualización al tiempo que se mantiene muy bien informado de todo lo que acontece en los estertores del mundo unipolar globalizado, lo que le permite apreciar el panorama con un ángulo cercano a los 360 grados.

Hugo Chávez empuja un ideal colectivo de liberación nacional y mundial. Nacional, con el ambicioso proyecto que se consolida en Venezuela a pesar de las profundas raíces sembradas por el coloniaje a la sombra de sumisas oligarquías que entregaron nuestra soberanía por siglos. Mundial, con la exitosa propuesta de integración multipolar que le proyecta como líder vanguardista de amplia influencia e igual aceptación popular a escala planetaria. La dimensión real del panorama venezolano en cuanto a los avances de la revolución, se percibe en los niveles de frustración e impotencia que denota la agresión desesperada del sistema capitalista en su contra, dentro y fuera del país. Basta recordar años recientes cuando la incipiente propuesta bolivariana era calificada por propios y extraños de utopía inalcanzable. Aunque hoy lo sigue pareciendo en algunos aspectos, la revolución bolivariana cuenta ya con el respaldo de una sólida mayoría que despeja dudas de conservadores y progresistas en cuanto a sus posibilidades de materialización. Esa convicción puede fácilmente constatarse en la feroz campaña en la que el imperio invierte sumas millonarias para abortar el novel proceso a como dé lugar.

El comandante ha logrado trazar claros objetivos, conquistando uno tras otro con impresionante disciplina, efectividad y eficiencia. Pero un solo palo no hace bosque, y aguas abajo la revolución ha sido incapaz de incorporar a los mejores en el desarrollo de un proyecto que luce impecable a nivel conceptual e ideológico pero deficiente en cuanto a metodología, planificación y ejecución de las metas concretas. Por supuesto, los errores en la elección del recurso humano dan pie al ingreso del ejército de oportunistas y corruptos que frenan el ritmo de avance.

La oposición se encuentra en desbandada, desmoralizada y neutralizada, lo que nos indica a las claras el avance a una nueva etapa en la que despertamos con el enemigo en la cama.

La ineptitud e ignorancia de la casta gerencial delegada, aunadas al oportunismo y la corrupción de la quinta columna que tiene penetrado al proceso, atentan hoy día como nunca contra la supervivencia de la revolución bolivariana.

Paradójicamente, estamos fallando de manera estrepitosa en seleccionar a los mejores, quizá la única cosa, después de obtener jugosas ganancias por supuesto, en la que el capitalismo es realmente “impecable”.


cordovatofano@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1551 veces.



Daniel Córdova Tofano


Visite el perfil de Daniel Córdova Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Daniel Córdova Zerpa

Daniel Córdova Zerpa

Más artículos de este autor