Reelección Presidencial Continua: una necesidad política

Se vislumbra un abanico diverso de argumentaciones en pro y en contra respecto a los elementos contenidos en la propuesta de Reforma Constitucional que, según anuncio, del propio proponente, comandante Hugo Chávez, será presentado en los próximos días al seno de la Asamblea Nacional. A partir de ese momento, será oficial el ante proyecto de Reforma de la Carta Magna que el Ejecutivo Nacional ha elaborado, en base a las facultades que la propia Constitución le atribuye. Es obvio que la dinámica del Poder Legislativo con el parlamentarismo de calle y el Poder popular que cada día abre mas cause por los senderos del país, proveerán, como es su deber, todas las condiciones para generar un debate profundo con los variados sectores nacionales ( no me refiero a elites), el pueblo mayoritario bolivariano y el pueblo minoritario opositor; todos los que se interesen en el tema deben participar en la discusión. Uno de los tópicos ya conocidos por la alharaca de la clase política burguesa y también por los comentarios defensivos que al respecto ha mencionado el primer Magistrado Nacional, que sin ninguna duda, implica el acabose para los enterradores de la Patria y las luz rectora para quienes la queremos construir, de aprobarse en referéndum, lo constituye la propuesta de establecer la reelección presidencial en forma continua.

Por supuesto que ese tema asusta y tiene sin dormir a los ingeniosos y serviles imperiales que se hacen llamar “la oposición Venezolana”, como que si hubiesen ganado esa distinción en un proceso eleccionario. Aquí se elige Presidente con mayoría de votos, el que pierde es perdedor y quienes lo apoyaron como ciudadanos venezolanos deben respetar el orden establecido, no existe en el sistema jurídico nuestro la figura de representación popular para el que pierda una elección con la denominación de “oposición”, excesiva beligerancia se les ha concedido. Por otra parte, ocurre que, un fenómeno socio-político se desarrolla en esta tierra bolivariana, sin mencionar la trascendencia internacional, desde el 04 de Febrero del año 1992 y ese fenómeno lo encarna el Comandante Chávez. Mayoritariamente, aplastantemente, el pueblo ha reiterado su confianza en el liderazgo del actual Presidente, eso lo dicen tantos procesos electorales ocurridos durante los últimos tiempos. El pueblo, es decir nosotros, hemos sopesado con sentido critico y constructivo los avances y logros conquistados en un proceso revolucionario inédito en el mundo; dirán que hay fallas, claro que las hay, la gobernabilidad es tarea de todos los niveles del gobierno y el pueblo día a día lo asimila mas y da su aporte para revertir esas deficiencias, no olvidemos la inmensa estructura popular de los Consejos Comunales constructora del Poder Popular real, muy a pesar de los infiltrados “neo socialistas.”No se puede negar los cambios en beneficio de las mayorías en materia de salud, educación, infraestructura, servicios, deporte, la Copa América nos catapulto como una nación hacia un verdadero desarrollo; en el área económica, en materia de hidrocarburos, gas. Venezuela va en vías de ser una potencia latinoamericana y uno de los polos energéticos del orbe, por lo tanto, la ineludible tarea de conducir la nave , el país, la patria bolivariana, amerita un liderazgo, que ya existe, una visión holistica del país, que también la hay, un sentido visionario sobre la planificación , que trascienda a las generaciones futuras; la tenemos. Las circunstancias políticas y sociales que caracterizan la Venezuela de hoy, han creado la necesidad que Hugo Chávez conduzca los destinos bolivarianos durante los tiempos por venir, no como un Mesías, no como la única persona capaz que exista en nuestra tierra porque si de algo debemos preciarnos es del abundante talento que tenemos; no se trata de idolatrías, se trata que las revoluciones verdaderas, radicales, transformadoras, requieren de un liderazgo conductor, guiador, como el buen padre de familia. Chávez tiene esas cualidades, es visto por las masas populares, como el líder indiscutible, que por supuesto, no menoscaba otros; tiene un gran poder de comunicación y por ende, de persuasión ante la ciudadanía. Unos lo ven como un elegido para hacer el bien, otros como el Estadista y corajudo presidente con el valor de desafiar las fuerzas mas poderosas opresoras del mundo, Chávez es el hombre de pueblo, del barrio, de la etnia, del campo, de la ciudad, es el estudiante, es el trabajador, el obrero, el anciano, el niño, es el símbolo de la venezolanidad que se resistió a morir, a sucumbir ante quienes desde el exterior y desde dentro, truncaron en un triste tiempo las esperanzas del pueblo, y aunque sabemos que él solo no surgió de las catacumbas, que un gran equipo de luchadores, soldados, civiles, tiene que ver con ese surgimiento, quiso la vida misma , la fuerza universal creadora de los tiempos, la dinámica revolucionaria, que esa colosal responsabilidad política mundial, recayera sobre su persona. Por esas razones, si se aprueba, como creo que será, la reelección continua para el cargo de Presidente de la Republica, Chávez será reelegido por muchos años; solo así, hay posibilidad de construir una profunda y cierta revolución. Podremos estar o no de acuerdo, pero ese es el sentimiento popular mayoritario de un país soberano, capaz de auto determinarse, autogobernarse, sin obediencia a otros poderes y autoridad ajenos a los propios. El Poder Constituyente, como facultad inherente a toda sociedad soberana para darse su ordenamiento jurídico y político fundamental por medio de una Constitución, puede aprobar en referéndum la reelección aludida y se inscribiría dentro de las reglas democráticas universales y siendo así, debe ser acatado por la ciudadanía.

En cuanto a la reelección para otros cargos, somos de la idea, con todo el respeto a quienes sueñan con esa “gloria”, que no es factible en un proceso en el que se debe avanzar hacia la transferencia de poder al pueblo. Los cargos de Gobernador, Alcalde, Concejal, Juntas Parroquial, Legislador regional, si el pueblo organizado asume poder, que no es mas que la conducción ordenada, planificada y legal de su propio destino, a nuestro modo de ver, no son necesarios….Deben eliminarse en el tiempo.

PATRIA SOCIALISMO O MUERTE!

ramonnachoherrera@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4097 veces.



Ramón Nacho Herrera


Visite el perfil de Ramón Herrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: