Crítica ácida

Acerca del voto obligado en la historia venezolana

Cumplí exactamente mil meses de vida, contados desde el sábado 01-02-1941 al sábado 01-02-2024, doy gracias a DIOS, a quienes han intervenido en mi existencia y de ellos recibí sus bondades. En estos temas exclusivamente políticos, iniciados el año 2006 por APORREA llego a 18 años el 30 de junio, me llama la atención que, en las proximidades de la elección presidencial del 28 de julio, los opositores al bolivarianismo chavista antiimperialista, critiquen al candidato Nicolás Maduro, lanzando supuestos razonamientos de coacción nada comprobados de supuestamente obligar a funcionarios a hacer presencia en las visitas del Presidente adonde vaya.

Al mar de gente que acompaña las presentaciones del Presidente y sus inauguraciones oficiales, los opositores intentan desechar con desinformación mediante las redes sociales intrusas, enviando toda clase de mensajes falaces, envenenando a sus propios seguidores en una campaña electorera insolente, mencionando "la dictadura de Maduro". Basta recordarle a los escuálidos que, a Maduro lo han tratado de asesinar con drones, pagaron incursiones de invasión a gringos y mercenarios de otras nacionalidades contratados en EE UU, cuando Chávez lo de aquellos colombianos traídos a Daktary por el cubano hermano de María Conchita Alonzo, unión loca de antifidelistas junto a venezolanos opositores ultraderechistas, para embochinchar al país y matar.

Evocar las acciones guarimberas violentísimas por opositores aliñados con alcohol y drogas, conducta vil rechazada, es preciso hacerla saber a, veteranos o novatos, les contamos cómo se batía el cobre durante la sinvergüenzocracia adecopeyana de 1959 a 1999. Los blanquiverdes ahora unidos intentando regresar al Poder Ejecutivo, estuvieron 40 años dirigiendo a la nación organizando cual mafia asesinatos selectivos y masacres, prisión incluyendo torturas y desaparecidos; enllavados cometieron infinidad de anomalías en campañas electorales y fuera de ellas.

No era nada más ver quiénes no apoyaban a candidatos oficialistas, expulsaban del trabajo a los funcionarios por sospechar no darían el voto al candidato del partido en el poder y al pitiyankysmo. Pan de cada día la represión a quienes no acataran al oficialismo, torturaban detenidos, apaleaban previamente a quienes escogían para asesinar en manos de la Digepol, policía política adecopoeyeca para aterrorizar a opositores, en general aplicándoles tormentos, fue la democracia representativa 4 décadas de ignominia sin quejas internacionales.

Métodos de terror fueron la muerte de Fabricio Ojeda y la de Jorge Gómez, asesinados y presentados como suicidios, perseguir la ideología contraria al pitiyankysmo, autorizar a las Misiones Militares Norteamericanas donde mandaban más que los Presidentes electos en quinquenios social demócratas y social cristianos al servicio incondicional yanky. En una votación con tarjetas de colores, obligaron a los empleados públicos a llevar al trabajo el resto de tarjetas. para comprobar habían votado por el aspirante oficialista adeco o copeyano, según cual fuese el partido ocupante de la Presidencia del país.

Se repartían en las mesas los votos comunistas, uno pá ti, uno pá mi, además de uno que otro sufragio de pequeños movimientos autorizados, en una elección mi esposa y yo sufragamos por La Causa R y nuestros votos no aparecieron en el parte oficial del CNE al cual tuve acceso como periodista en funciones, confieso no dije nada a través de la radio donde trabajaba por obvio temor (dicen que, el miedo es libre y cada quien tiene familia). Adecos y copeyanos en el Poder Ejecutivo en tiempo de "ganar elecciones" idearon lo de acta mata votos, la fausta democracia adecopoeyana pro gringa, al final fue vencida en 1998 por el candidato Hugo Chávez, la rebelión de los Comandantes dejó clara la entrega de nuestro país al pitiyankysmo sucio, homicida y a su magno poder comunicacional hegemónico.

Aprendan la historia de los votos obligados por los períodos adecos y copeyanos, fue idea de los movimientos políticos de la derecha entre 1959 y 1999, imitar a gringolandia y desde las esferas oficiales preparaban negocios, se niegan a reconocer la firmeza y los riesgos asumidos por el Presidente Chávez y por su Canciller de tantos años Nicolás Maduro, ganador de comicios alterados por elementos opositores a lo Capriles Ratonsky y su cuerda de obnubilados hoy varios como aspirantes presidenciales, unos de apellidos burgueses buscando volver al Ejecutivo y abandonar a los sectores populares, así mismo encarecer más a la clase media, quitar beneficios chavistas, becas, viviendas, bonos, atención a la salud con Barrio Adentro, etc.. factores profundamente bolivarianos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 700 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: