El antiguo régimen contra Rusia

1. El pensamiento complejo nos coloca en la noción de movimiento, tensión y comprensión de la realidad social desde una perspectiva integradora de significados, voluntades y representaciones sobre el individuo y las organizaciones (públicas o privadas). En la geopolítica existen tantos tableros (contextos y escenarios) como actores, regiones geográficas, recursos estratégicos de poder, motivaciones e intereses en juego.  En geometría la figura del cubo ilustra los ocho lados de una realidad en movimiento, no lineal ni plana. Y en el arte la obra pictórica  de Vasili Kandinsky nos sitúa en el movimiento y yuxtaposición de las formas, líneas y colores, por ejemplo la Composición VIII y Composición X.   En otras palabras: es el curso del movimiento y de las ideas – fuerzas en acción la fuente comprensiva para interpretar los hechos, los conflictos, el desenvolvimiento discontinuo de la historia y la construcción del orden social (des-orden). 

2. Rusia es una civilización multiétnica y pluricultural que ha demostrado en los últimos veinticinco años su capacidad de reconstrucción política, económica y militar luego del desmembramiento de la Unión Soviética. En Rusia se ha generado también un proceso de cohesión social interna -no exento de contradicciones y disidencias políticas- que fortalece la identidad, gentilicio y valoración de pertenencia entre sus ciudadanos. En Política Exterior, Rusia impulsa las asociaciones estratégicas y diversificación de mercados, la cooperación multimodal con el Sur Global, el diseño de una arquitectura financiera con monedas locales y para el desarrollo. Rusia juega en los tableros un movimiento para la creación de un nuevo orden internacional que abra paso a la pluripolaridad, el multilateralismo, la complementariedad y un intercambio económico-comercial no asimétrico. Rusia plantea la defensa de su territorio y la paz en contraposición al juego suma-cero que las élites de los países del G-7 (Estados Unidos, Alemania, Reino Unido, Francia, Japón, Canadá e Italia), sus aliados y organizaciones internacionales imponen al resto del mundo, a través de marcos normativos, el supuesto orden basado en reglas, los saqueos de recursos naturales, las sanciones y medidas coercitivas unilaterales, las disputas desleales de mercados y la promoción de las guerras proxi.

3.   El antiguo régimen instituido sobre las ruinas de la Primera y Segunda Guerra Mundial, planteó en las dos últimas décadas del siglo XX el llamado choque de civilizaciones y el supuesto  fin de la historia con la finalidad de asentar su hegemonía como sistema-mundo de relaciones irrefutables. Sin embargo, el siglo XXI nos revela la aparición de actores político-estatales y actores sociales movilizados en torno a la necesidad de transformar el orden internacional y sus instituciones como la Organización de las Naciones Unidas, la Organización Mundial del Comercio, el sistema financiero y el juego suma-cero entre bloques y en las relaciones bilaterales. Rusia y China lideran este movimiento histórico contra las formas de dominación económica y militar establecidas por el antiguo régimen y sus aliados en la Unión Europea, Israel y algunos gobiernos de América Latina y el Caribe.

Rusia enfrenta la amenaza de la alianza política y militar del antiguo régimen, mediante la OTAN operando en el territorio de Ucrania (guerra proxi) e incursionando con ataques selectivos en territorio ruso. Si bien la OTAN está integrada por treinta y dos países, las declaraciones de las altas autoridades de Francia, Estados Unidos, Alemania y Reino Unido tienen un mayor peso decisorio y capacidad de influencia en el resto de los integrantes.

La operación militar especial iniciada por Rusia en el Donbass, el 24 de febrero de 2022, lejos de una resolución negociada se ha extendido en el tiempo, y pareciera que el tablero del hegemón en occidente busca intensificar  el enfrentamiento contra Rusia, debido a que la disputa no es por la soberanía de Ucrania sino por la permanencia del antiguo régimen y el control político de sus instituciones, por ejemplo el Consejo de Seguridad de la ONU. 

Las recientes declaraciones de las partes sobre el uso de las armas convencionales, armas estratégicas y armas nucleares como mecanismo de disuasión incrementaron la escalada del enfrentamiento a partir del 7 de mayo de 2024 con la toma de posesión del presidente Vladimir Putin, quien afirmó: “Los intereses y la seguridad de los ciudadanos de Rusia serán mi primera prioridad (…) La conversación sobre seguridad y estabilidad estratégica es posible, pero no desde una posición de fuerza" (…) La elección es suya: si pretenden seguir intentando frenar el desarrollo de Rusia, continuar con su política de agresión, de presión incesante sobre nuestro país durante años, o buscar un camino hacia la cooperación y la paz".

Se estima que en la próxima Cumbre de la OTAN, a realizarse del 9 al 11 de julio de 2024 en Estados Unidos, abordarán el tema Rusia y China, la posible incorporación de Ucrania y otros países, las aportaciones financieras a la alianza militar, efectúen el balance de gestión y estrategias, así como la “celebración” de los setenta y cinco años de su creación.

4.  Pese a los doce paquetes de sanciones económicas, comerciales, financieras y comunicacionales impuestas por la Unión Europea más Estados Unidos contra Rusia, este país realizó con éxito la XXVII edición del Foro Económico Internacional de San Petersburgo (Spief 2024), del 5 al 8 de junio del corriente, reuniendo representaciones de ciento treinta y nueve países, cuyas delegaciones incluían Jefes de Estado y de Gobierno, empresarios, políticos, autoridades estatales, diplomáticos, académicos y organizaciones civiles, entre otras. En esta oportunidad el tema del encuentro “La base de un mundo multipolar. Formación de nuevos puntos de crecimiento”, sirvió de contexto para la identificación de oportunidades de negocios, la suscripción de acuerdos y la proyección de los BRICS en el escenario internacional. 

5. Por último, la existencia de los BRICS desde 2009, su reciente ampliación y las solicitudes de nuevos ingresos (Venezuela y Bolivia) también representan un punto focal de amenaza al orden internacional y las monedas (dólar y euro), según la racionalidad económica, financiera y militar del antiguo régimen. En la actualidad, Rusia ejerce la presidencia de los BRICS y anima con diplomacia de paz e incentivos el fortalecimiento institucional de este mecanismo en sus relaciones con África, Medio Oriente y América Latina. Asimismo, Rusia plantea el sistema de pagos internacionales MIR para las transacciones financieras en monedas nacionales. A la fecha forman parte de este bloque: Brasil, Rusia, India, China, Sudáfrica, Irán, Arabia Saudita, Egipto, Etiopía y Emiratos Árabes Unidos. En consecuencia, esperemos los resultados de la venidera reunión de Ministros de Relaciones Exteriores de los BRICS a celebrarse en Nizhny Novgorod, Rusia, los días 10 y 11 de junio.

 

Socióloga, Magíster en Ciencia Política. Investigadora-Docente en las áreas de teoría política, teoría social y relaciones internacionales.

2-RT (7 de mayo de 2024). Vladímir Putin toma posesión como presidente de Rusia. Recuperado de https://actualidad.rt.com/actualidad/508384-vladimir-putin-jura-cargo-presidente
 
3 Consejo de la Unión Europea (7 de febrero de 2024). Guerra de agresión de Rusia contra Ucrania: la UE adopta el duodécimo paquete de sanciones económicas e individuales. Recuperado de https://www.consilium.europa.eu/es/press/press-releases/2023/12/18/russia-s-war-of-aggression-against-ukraine-eu-adopts-12th-package-of-economic-and-individual-sanctions/
 

 

 

 

 

nadeskasilva@hotmail.com

 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 551 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter