Del fascismo en puerta...o el sálvese quien pueda

"La libertad es siempre la libertad de

aquellos que piensan de otra manera"

Rosa Luxemburgo.

La crisis que vive la sociedad venezolana ha llegado a extremos alarmantes.

Cuando nos referimos a dicha crisis estamos hablando, no solamente del aspecto económico sino también de la ética, moral, educación, salud, política…

Las medidas coercitivas aplicadas por el gobierno norteamericano durante la presidencia de Trump y apoyado por la U.E.han afectado la calidad de vida de los venezolanos.

Estas medidas comprenden a individuos, al Estado y al gobierno nacional en pleno que comprenden a sectores financieros y empresariales, al Estado y al gobierno nacional en pleno.

De acuerdo con el Observatorio Venezolano Antibloqueo EE.UU. ha designado a 142 venezolanos, 98 empresas, 55 aeronaves y 53 buques objeto de bloqueo.

De la misma manera se destinan fondos a la subversión interna y externa para la promoción de la democracia representativa como forma de gobierno en contra de la democracia participativa y protagónica característica de la forma de gobierno de Venezuela. Además se realizan acciones de política exterior dirigidas a coaccionar a socios económicos de Venezuela.

La Firma del Acuerdo de Barbados, evento en el cual se logra un diálogo entre el Gobierno Nacional y un sector de la oposición lograron, el 17 de octubre del 2013, un acuerdo para lograr las condiciones de un evento electoral nacional en el cual se puedan realizar el acto eleccionario en forma trasparente y eliminar dichas restricciones que tanto daño han hecho, no al gobierno nacional sino al pueblo venezolano en su totalidad.

La presión por parte de la oposición golpista para imponer una candidatura unitaria ha sido extrema y la diatriba entre los diversos partidos ha trascendido desde la derecha fascista hasta aquellos candidatos que mantienen la tesis democrática como forma racional de gobierno.

Marîa Corina Machado, política de ultraderecha, ha sido la líder de la oposición que ha representado a la rancia oligarquía, y la que mâs intensamente se ha enfrentado a los gobiernos del Comandante Chávez y ahora a Nicolâs Maduro y que ha sido sacada del juego electoral por habérsele inhabilitado, junto con otros políticos que solicitaron la intervención de los E.U. al país, por lo cual no puede ejercer cargos públicos, políticos, sean de elección popular o no, derecho al sufragio y sometida a investigación penal por la participación activa en el gobierno ilegal e inconstitucional de Guaidog.

Pero, frente a esta situación, y en conchupancia con otros candidatos electorales inscritos (y ahora acólitos del "elegido" e impuesto por MCM) renuncian a su postulación y apoyan a un triste y misógino fascista, ultraderechista, representante del nacional socialismo internacional, el KKK, el clero ultraconservador, el sionismo.

No obstante, la posición de Claudio Fermín, quien no accedió a renunciar a su candidatura a la presidencia de la república pese a la presión de la Plataforma de la Unidad y otros partidos escuálidos, constituye la evidencia que hay polîticos merecedores de respeto y admiración lo cual constituye un ejemplo digno de emular y felicitar.

Al contrario de esta postura hay opacos y desprestigiados politiqueros que, habiendo sido privilegiados con inmerecidos cargos ministeriales por parte del Comandante Eterno, ahora expresan con rencor, y asquerosamente, el apoyo a la candidatura del trasvesti de otoño, falangista, ultra nacionalsocialista, candidato a presidente de la oposición, del imperio norteamericano y la U.E.

La dignidad del pueblo, la defensa de la democracia participativa y protagónica, la lucha por la dignificación de los trabajadores y trabajadoras, campesinos y campesinas, ancianos y ancianas, población excluida, las luchas por las mejorar las condiciones de vida de los venezolanos reclama el esfuerzo de todos aquellos que sueñan con un mundo mejor y por una patria grande y soberana es irrenunciable.

El reto de los venezolanos es profundizar la democracia en pro de nuestros niños y niñas, de nuestros jóvenes, nuestros aborígenes, nuestra idiosincrasia, nuestros héroes de la independencia, nuestro futuro.

El combate es asimétrico. Estamos luchando contra el capitalismo internacional, contra el sionismo, contra el consumismo, contra la enajenación burguesa, contra el excremento y la inmundicia de una sociedad podrida.

En este sentido es irrenunciable la lucha por nuestro futuro como nación libre y soberana.

Gritemos como gritó Ribas en la Cêlebre Batalla de La Victoria en el año de 1814: "No podemos optar o morir. Necesario es vencer. Viva la República"

Hacer la patria libre o morir por ella.

Viva el comandante Chávez.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 676 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: