Una daga de doble filo

Todos coincidimos que luchar contra el modelo capitalista incluye armarse de una racionalidad opuesta a sus efectos para derrotarlo. En ese sentido, enfrentamos un poderoso enemigo cuyo contenido no se esfumara  solo con tomar el control del aparato político del estado, sino con el concurso de nuevas praxis sociales que puedan demostrar la viabilidad de otros modos de vida. De eso se trata, de elaborar un nuevo discurso en que se derrote la lógica y la razón de los valores del capital, con especial interés en desmantelar la  moral y la ética de su contenido perverso y depredador de la vida.

Tal como lo prometió el comandante al fragor de la campaña electoral del 2006, las cosas en este año 2007 están cambiando radical y profundamente. Hoy termina el primer trimestre, los primeros cien días, y los indicadores socio-políticos señalan un despegue vertiginoso hacia la conquista de un estadio de paz y desarrollo económico-político, con los cuales se esta fraguando las bases de un socialismo en construcción. Ya comienzan a caer las caretas de aquellos que disfrazados de rojo, intentan seguir coleado en la revolución defendiendo parcela de poder para beneficio de sus intereses grupales, y el pueblo se organiza en consejos comunales y empuja con su corazón indómito el partido revolucionario que le es urgente al proceso bolivariano.

Nadie ha dicho que ya hicimos el trabajo, pero sí se puede asegurar que están sucediendo, raudos y veloces cambios, entre contradicciones y contracciones propias de un momento difícil, de marchas y contramarchas, pero con una profunda  convicción de que el futuro es hoy y al socialismo se construye entre vientos y mareas.

Por ejemplo,  después de la publicación de mi trabajo en aporrea.org y el diario Vea del sábado 24 de Marzo titulado “Diplomáticos Apátridas”, he recibido en el correo una docena de mensajes de parte de los citados funcionarios. Sorprenden de entrada su versatilidad para nunca responder de manera directa a las imputaciones y la vacuidad de sus argumentos para desmontar las evidentes verdades expuesta por mi en el citado articulo.

Ahora bien, sin entrar a considerar su gomoso discurso sobre el profesionalismo, la objetividad y la neutralidad de la ciencia de donde emerge el currículo para la formación de un internacionalista. Puedo decir que lo mas grave es que dichos profesionales se escudan tras el manto de su propia ignorancia sobre la dicotomía entre un 20% del mundo que hace y come lo que quiera versus un 80% que a duras penas come un pan y ya.

A esa conducta me refiero cuando los llamo apátridas, sin contenido, ni forma, porque al no sentir como propia la cultura de la cual proviene, imitar al hegemónico socio cultural, practicar una neutralidad pasmosa ante los ataques contra el país y una complicidad flagrante con factores abiertamente contrarios a la tesis de un mundo multipolar, no están haciendo mas  que desconocerse como Venezolanos para asimilarse como globalizados y arrastrado a los designios del imperio.   

Soy del pensamiento, que el problema se agrava cuando por acción u omisión obviamos su existencia y dejamos que el tiempo pase, pues mientras eso ocurre los citados apátridas siguen entorpeciendo el avance y peor aun, impidiendo los cambios que le son urgentes a nuestro servicio exterior. Indudablemente que dicha situación es una daga de doble filo, por un lado la maraña de leyes y reglamentos propios de la estructura del estado moribundo que se niega a dar paso a la revolución y por el otro, la no puesta en practica de un plan de desarrollo de nuestras potencialidad revolucionaria, para construir una nueva institucionalidad a la altura de los intereses de la patria.

Queremos un socialismo, y lo estamos construyendo, en consecuencia cada minuto es importante, no esperamos que los enemigos nos den cuartel, pero si que pronto sumemos nuestros esfuerzos en pro de la urgente tarea de terminar con el estado heredado y edificar la nueva estructura que se espera de la mano del pueblo.

En consecuencia, es importante recordar que aquí la responsabilidad de la toma de decisiones dentro del aparato del estado y sus instituciones, es problema de todos, del pueblo organizado y de los factores sociales que apuestan al triunfo de la revolución bolivariana para el bien de los pueblos pobres del mundo. Ya el comandante señalo los objetivos, a nosotros, militantes de la libertad, nos corresponde apoyar a quienes valientemente han asumido la titánica tarea de conducir el proceso de transformación dentro de la estructura, no hay pretexto para no vigilar, controlar y criticar, para hacer silencio deshojando la margarita mientras la mas asquerosa derecha reformista continua haciéndole peso al devenir de nuestra historia revolucionaria.

Hemos transitado un largo camino, hoy en las calles se siente el vibrar de un pueblo dispuesto a dar su vida por la defensa de los logros alcanzados, aun queda mucho por hacer y aunque los medios, el imperio, la contra infiltrada en los ministerios, los disfrazados de rojo y demás especies atenten contra la marcha revolucionaria, se opongan, nuestro deber es seguir empujando, peleando, arriesgando.

Esa es la diferencia, los revolucionarios siempre arriesgaremos hasta el pellejo, pelearemos por la justicia, empujaremos los obstáculos y  lo mejor no bajaremos la cabeza ante ningún reto. Estamos aquí, y nuestro deber es no bajar la guardia. Patria, Socialismo o Muerte, Venceremos.

(*) Dr. Profesor Investigador

Políticas Públicas y Desarrollo Económico

Decanato de Postgrado UNERG

Analista Internacional

angeltortolero@gmail.com 
 
 
 
 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3215 veces.



Ángel Rafael Tortolero Leal(*)

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a32909.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO