La Columna del Guerrillero

El gobierno le tiene miedo a la primaria

Cuando los omnipotentes adecos algo así como el PSUV hoy día, que  se creían invencibles en todos los terrenos, porque poseían la maquinaria electoral más poderosas de todos los partidos de ese entonces, surgió la ambición de poder  entre los integrantes de la cúpula de la Dirección Nacional, en algunos casos por cuestiones ideológicas caso el MIR  y en los otros por ambiciones  grupales, en las cuales cada quien se creía ser portador de la voluntad de la mayoría de la militancia. Esa creencia los llevó al pugilato por el control de la maquinaria construida por LUIS ALFARO UCERO, quien convencido que tenía control de dicha maquinaria desafío en su momento la soberbia de Rómulo Betancourt , la paciencia de Gonzalo Barrios y la inteligencia de Luis Beltran  Prieto Figueroa, las figuras más representativas de ACCIÓN DEMOCRÁTICA, entre los cuales hubo muchos atajaperros por la disputa de la candidatura presidencial, Confrontación que los condujo a la necesidad de convocar LAS PRIMARIAS donde  LUIS BELTRÁN PRIETO FIGUEROA Y GONZALO BARRIOS se lanzaron al ruedo en la búsqueda del voto de la militancia adeca , con el resultado conocido por todos ,DESCONOCIMIENTO DE La victoria de Prieto Figueroa por el  betancourismo , lo que trajo como consecuencia la segunda y más profunda división del otrora poderoso partido Acción Democrática

El partido más parecido en estos tiempos a Acción Democrática es el PSUV el partido de Maduro, Diosdado y Jorge Rodriguez, quienes sin pensarlo dos veces se han visto en el espejo de los Adecos, y observan con temor la figura y las payasadas de RAMOS ALLUP Y Bernabé Gutiérrez, los cuales fungen  ser los herederos de aquella todopoderosa maquinaria electoral, a quien no se la ganaba nadie. como suele decir Diosdado en medio de sus delirios por ser candidato presidencial tal como lo aspiraba  cuando fundó su movimiento  RÍO CRECIDO, en el cual algunos partidarios le decían el futuro presidente.

Eso está allí durmiendo el sueño de la esperanza y que sin lugar a dudas despertará si al gobierno, engolosinado por la baja participación según ellos que hubo en las primarias de la oposición derechista, se deciden convocar unas primarias para seleccionar a su candidato presidencial, dando una demostración de respeto a la democracia interna, abandonando ese esquema de la dedocracia o a la inconsulta auto postulación  como lo pretende hacer el presidente Maduro con fines reeleccionista.

De allí la deducción cierta que tengo que la cúpula del PSUV, le tiene miedo  A LAS PRIMARIAS porque no encaja en sus propósitos de perpetuarse en el poder, toda vez que en el seno de la militancia pesuvista  hay sectores del chavismo que hace rato se bajaron del barco sin rumbo que conduce el Presidente Maduro.

La cúpula lo sabe que muchos de ellos ya no son santos de la devoción del chavismo y por lo tanto no se atreverán ir a una consulta tipo primarias como lo hizo la oposición, que aunque no hayan logrado tal vez los resultados que esperaban, tuvieron la acertada disposición de exponerse al escrutinio público, lo que los deja bien parados en la opinión pública para la futura contienda electoral del 2024.al contrario del gobierno que se encasilla en fórmulas y métodos acomodaticios, que lo distancian cada día más de su prédica democrática, La pregunta obligada cuál es el miedo a que su militancia se exprese y se pronuncie a través del voto para escoger a su candidato presidencial entre las importantes figuras de ese partido , Miedo a quedar al desnudo , miedo a que afloren los intríngulis internos de los cuales mucha gente comenta o simplemente miedo al síndrome de la división adeca. Históricamente en Venezuela y la América Latina los partidos políticos sin excepción tienen un ciclo de vida útil, el cual se ve interrumpido por la aparición de disputas internas entre sus más calificados dirigentes, por cansancio de la población en ver más de lo mismo todo el tiempo o por las divisiones productos de las competencias por la candidatura presidencial.

Pues bien el PSUV no escapa a esta etapa cíclica, tal como ha ocurrido con todos los otrora poderosos partidos políticos de este continente latinoamericano.

La cúpula del PSUV ha querido alargar la arruga, pero inexorablemente le está llegando su tiempo, por eso le tienen miedo a dirimir sus asuntos internos consultando a sus bases para no acelerar dicho proceso. Hay demasiados intereses por medio que están a la espera de su momento para pasar factura.

Una pieza que estaba en el tablero de esta etapa cíclica era Tarek, cuya ambición de poder sería la chispa que incendiarIa la pradera dentro del mencionado partido. De cualquier manera el miedo es libre. 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1195 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: