Cuidado con el comunismo

Confieso que hasta hoy, después de mas de veinte años y, todavía
por causa del fuerte lavado cerebral que recibimos todos en la época de los
militares en el Brasil, cuando escucho o leo las palabras comunismo o
comunista, siento un frío en el estomago, es una especie de miedo o la
sensación de cuando alguien se asusta.

Cuando niña no creía que los comunistas comían las criaturas, pero
si creía que eran terroristas peligrosos, gente enferma mental que solo
quería destruir todo de lindo que nosotros, los buenos, construíamos. Eran
tan bestias que ni los Derechos Humanos les concernían.

Muchas informaciones engañosas nos venían también, las bombas, los
secuestros, ómnibus escolares incendiados, pero hoy, sabiendo ya como operan
los Estados Unidos y el Grupo de los Ocho para lograr sus intereses es muy
sospechoso afirmar que los comunistas lo hacían. Me volví anticomunista
fanática cuando me dijeron que, con el comunismo, varias familias vendrían
a vivir en mi casa, pues la tendría que compartir.

Todo es mentira, en una sola línea diré que es el comunismo, es una
ideología que cree que todos los medios de producción deben pertenecer a los
trabajadores que los hace funcionar. Eso no más. Son las cooperativas.

El artículo 111 de la Constitución Paraguaya es comunista, porque dice
que todas las empresas del Estado solo podrán ser vendidas a sus empleados.
La Social Democracia, el SOCIALISMO es para mí, el mejor modelo o
sistema de gobierno, lo que vi en Europa así como en Canadá. Es el
capitalismo regulado, controlado por el Estado.

En la Social Democracia, los pueblos son libres, los empresarios
pueden jugar con sus desafíos de ganar, competir y acumular dinero, pero
siempre estará obligado a colaborar con los pobres, pagando impuestos, así
como los trabajadores jóvenes que colaboran en el pago de las
jubilaciones de los viejos, los sanos colaboran pagando impuestos para
colaborar en la salud de los enfermos. El Estado es como una gran
cooperativa, donde todos colaboramos con nuestros impuestos y este
administra lo recaudado de forma que lleguemos a un nivel de bienestar
propicio para progresar, trabajar, estudiar, emprender, crear, y hasta
competir. Son los países que gracias a este sistema llegaron a las grandes
industrias y grandes exportaciones, son ricos por ello, y su pueblo vive
bien, hasta el mas pobre o el que no tiene vocación de servicio alguna, vive
bien, porque el Estado funciona para todos los que lo necesitan.

La social democracia es viable, basta con tener un gobernante serio y
los ciudadanos sentirán el compromiso de cooperar por el bien de todos.
Todos los países que hoy gozan de bienestar social empezaron en situaciones
similares o hasta peores que las nuestras, del tercer mundo.

Los comunistas no son bestias, son demócratas, y el terrorismo en
verdad es método de capitalistas salvajes, evasores de impuestos, egoístas,
que desean destruir los Estados para no pagar impuestos.
MARZHA NAVARRO

Marzhanavarro1955@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3676 veces.



Marzha Navarro


Visite el perfil de Marzha Navarro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: