Si el fin justifica los medios ¿qué justifica el fin?

Estimados aporreadores, ante todo espero se encuentren bien dentro de tanto caos y sobretodo, espero se mantengan BUENOS, porque nada en el mundo puede contra el bien y aunque la maldad parezca ganadora, ¡SIEMPRE EL BIEN PREVALECERÁ!

Y como les mencioné en mi artículo anterior https://www.aporrea.org/ideologia/a314235.html hoy hablaremos de Nicolás… y del uso de la maldad, de la crueldad y del engaño para "gobernar" con el único objetivo de salvar al estado para mantenerse en el poder como gobierno, NO es al pueblo ni la nación, ni mucho menos el bien común, solamente les importa es el PODER y ¡bueno! por supuesto también las ganancias que trae, es decir el billuyo.

Nicolás Maquiavelo (Niccoló Machiavelli 1469-1527), fue un político, filósofo y escritor italiano que le toco vivir una época muy loca (la Florencia Renacentista), muy parecido a éste periodo que nos ha tocado sobrevivir (la Venezuela luego del asesinato de Hugo CHÁVEZ), y curiosamente ambas "épocas o períodos" históricamente han sido de transición (ASÍ QUE CUALQUIER PARECIDO ES PURA COINCIDENCIA).

La Florencia renacentista de Maquiavelo, fue un período de transición de una Época Medieval INERTE Y ESTANCADA, plagada de ignorancia, miserias, guerras civiles y muertes sangrientas, hacia una nueva Época Moderna de orden y PROSPERIDAD…

Y en medio de ese caos, surge el RENACIMIENTO en una Italia dividida y de enfrentamientos entre las tendencias populares y aristocráticas de la ciudad y de éstas con las potencias extranjeras que la amenazaban y dominaban, el renacimiento italiano fue algo así como una "revolución", solo que hecha por los burgueses con la finalidad de crear un "NUEVO ORDEN burgués" lleno de "prosperidad" (¿les suena ésta palabrita?)… Y quienes hicieron ésta "revolución", fueron: los güelfos (partidarios de la iglesia y del Papa), los burgueses demócratas (políticos en altos cargos), los gibelinos nobles (partidarios del Gobierno, algo así como los enchufados clase media de hoy dia), la gente de armas (algo así como los militares), los señores feudales (dueños de tierras y empresas) y por supuesto los Médicis (dueños de los bancos y gobernantes indirectos y directos durante muchos años de Florencia), todos ellos se "unificaron" para llevar a cabo ésta transición ("revolución").

Maquiavelo, fue un burócrata de cuna entrenado y destinado al servicio público como otros de sus familiares, fue así como se convirtió en un apasionado y muy eficiente servidor público, ejerció cargos menores en oficinas y despachos públicos de manera responsable, pulcra, precisa y concisa y luego pasó a trabajar directamente para la República (Gobierno), donde ocupó posiciones prominentes a lo largo de toda su carrera política (aunque se decía que aceptaba todos los trabajos a cambio de baja remuneración e inclusive se dice que llegó a manifestar que no aspiraba a hacerse rico), por lo que podríamos suponer que fue un Servidor Público HONESTO.

Entre los muchos cargos que ejerció, fue enviado como mediador diplomático a misiones en Francia, Alemania y dentro de la Italia (dividida), fue Secretario de Cancillería, se desempeñó algo así como Ministro de Relaciones Interiores, durante un corto período llegó a ser algo así como Ministro de la Defensa e inclusive llegó a ser algo así como Presidente del CNE de la época, ya que cuando Alejandro VI muere en 1503, Maquiavelo fue elegido para supervisar la elección del sucesor… Lo que nos hace nuevamente suponer que era un funcionario muy capaz, eficiente y de alta probidad MORAL.

En la historiografía es considerado el padre de la política moderna, ya que toda su vida estuvo influenciada por la POLÍTICA y la ambición de PODER que aconteció a su alrededor (vivió en su época y cómo su época) una época de incipiente modernidad, donde imperaban la ambición, el apetito de poder, el ansia de dominación y el deseo desenfrenado de riquezas (cualquier parecido, sigue siendo pura coincidencia), hasta que en el 1512 con la caída de la república, Maquiavelo hacedor y deshacedor de entuertos, hubo de retirarse o ser retirado acusado de conspiración de golpe de Estado contra los Médicis, fue encarcelado e incluso torturado, y finalmente fue liberado por la intersección del Papa de Florencia Leon X (Juan de Médicis).

Retirado del escenario de los hechos, despojado de sus cargos y desempleado se marcha a su pueblo natal a vivir a duras penas del trabajo forzado del campo, donde además pasó ocho años leyendo a FILÓSOFOS que lo antecedieron y desarrolló su talento como escritor, adentrándose al escenario de la teoría y escribió 8 libros, hasta que en 1521 fue absuelto de todos los cargos que falsamente le fueron atribuidos, para nunca más volver al Servicio Público.

Es precisamente durante esos años de retiro y "descanso forzado" que escribió El Príncipe (El Liderazgo) https://es.wikipedia.org/wiki/El_pr%C3%ADncipe

un tratado político sobre la política (sucia y perversa) que le tocó vivir, donde describe con pelos y señales como los "Ricos y Poderosos" llegan y están donde están… NO porque son más bellos, ni más inteligentes, ni más talentosos, ni elegidos, nada de eso, simplemente: SON MÁS MALVADOS.

La patología de DESHUMANIZACIÓN que produce la CODICIA por el dinero y el poder ocasiona daños irreversibles y hace del individuo un ser carente de conciencia del daño causado a sus semejantes y no tiene la más mínima piedad ni empatía con nadie, por lo que se convierte en un PSICÓPATA, pero del mismo modo que nos revela como "el fin justifica los medios" más despreciables para la clase rica y dirigente cometer sus fechorías, también RESPONSABILIZA a los ciudadanos corrientes de estas patologías que se degeneran… Pues, se dio cuenta que el poder de las mentiras y las manipulaciones tienen su raíz en la CREDULIDAD y el FANATISMO de sus seguidores, es así como "QUIEN ENGAÑA SIEMPRE ENCUENTRA A QUIEN ENGAÑAR".

Si Maquiavelo viviera hoy, quizás nos diría algo así como: que asumamos más responsabilidad por nuestros problemas, en lugar de culpar a determinados líderes o al "sistema", que ejerzamos nuestro deber de cuestionar y exigir a nuestros gobernantes que cumplan sus promesas y que cumplan con la LEY y sobretodo que protejan al pueblo y a la nación.

Aunque la historia lo ha satanizado muy "maquiavélicamente", haciendo ver su escrito como un manual para tiranos (donde "elogia" los patrones de conducta de los gobernantes de su época, para ponerlos al descubierto)… Sin embargo, su tratado político (El Príncipe) realmente fue escrito para advertir y ayudar a futuros lectores del " PUEBLO" a interpretar a tiempo las SEÑALES del peligro en las acciones políticas de sus dirigentes y así evitar crear nuestros infiernos políticos, en 1526 Maquiavelo poco antes de su muerte le escribió a un amigo estas palabras en una carta: "ME GUSTARÍA ENSEÑARLES EL CAMINO AL INFIERNO PARA QUE SE MANTENGAN APARTADOS DE ÉL".

Y crea éste retorcido manual de "autoayuda" para el pueblo, escrito con mucha astucia, NO para utilizar "los medios SIN ESCRÚPULOS para lograr un fin que lo justifique" como dicen sus destractores… sino, como dice una de las frases más estremecedoras de su libro (El Principe): "LOS PRÍNCIPES DEBEN SABER ENTRAR EN EL MAL", refiriéndose al pueblo, y enseñándoles todos los métodos sin escrúpulos de la tiranía con la esperanza de que APRENDIERAN a defenderse, si alguien conoció ese infierno, fue precisamente él.

Quienes lo han satanizado lo acusan de ambivalente, pero eso no es cierto, Maquiavelo en sus escritos dice las cosas tal y como son, sin doble sentido ni eufemismos, violencia es violencia, fuerza es fuerza, mentira es mentira, porque a decir verdad, la maldad, el engaño, la crueldad, la hipocresía... difícilmente pueden ser adornadas o tergiversadas.

Luego de 500 años, Maquiavelo, y su pensamiento, y sus advertencias siguen vigentes hoy más que nunca! y es así porque lamentablemente el mundo sigue gateando como cuando él lo dejó para morir en total soledad… Pues, los malos siguen donde están, consiguiendo el ÉXITO (legítimamente o ilegítimamente) a la fuerza y con astucia sin dejarse entorpecer por escrúpulos morales ya que para ellos todo está permitido (incluso el crimen) por el ¡bien de la patria!

Y los buenos, seguimos crédulos y sin querer APRENDER, ni querer ver las señales, ni hacernos cargo de nuestros problemas a lo largo y ancho de nuestro mundo y sobretodo nuestro pequeño mundo aquí en Venezuela, donde hay demasiada gente sufriendo en silencio, demasiada gente refugiada PASIVAMENTE en la esperanza, demasiada gente comiendo mucha azúcar y harina con emprendimientos por doquier de Donas, tequeños y Perros Calientes, demasiada gente desocupada abducida y entretenida en sus teléfonos celulares viendo idioteces sin contenido, Y UN COÑAZO DE GENTE ESTÚPIDA que poco entiende de la tragedia que nos están obligando a vivir.

Hay que despertar… ¡Y es urgente! lo bueno es que ya casi todos estamos de acuerdo en que Nicolás y Guaidó son exactamente iguales de plastas de mierda, y eso ya es un paso adelante, solo falta salir de LOS DOS. Pues, un líder de comportamiento ilegal y vida sin escrúpulos NO puede hacer que surja, ni la "prosperidad", ni la "libertad".

Además, cuando los "políticos" no pueden resolver NUESTROS problemas de acceso a un salario y pensiones dignas, al agua, al gas, a la electricidad, al internet, al transporte, a la salud, a la educación… ya el problema y la responsabilidad no es solo de ellos, si no del ciudadano que lo elige y reelige.

RECUERDEN… LA HISTORIA SIRVE PARA ENTENDER LO QUE PASA AHORA, Y LA FILOSOFÍA NO ES SOLO PENSAR LA REALIDAD, SINO TAMBIÉN TRANSFORMARLA.

Cuídense mucho mis aporreadores y para nuestra próxima vez, vamos a FILOSOFAR en un cóctel de varios filósofos invitados que nos ayudarán a reflexionar sobre La Mentira y La Verdad, no se lo pierdan.

Y por favor, NO me llamen loca.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2074 veces.



Luz Caraballo


Visite el perfil de Luz Caraballo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luz Caraballo

Luz Caraballo

Más artículos de este autor