Los documentos del golpe

Esta investigación realizada a varias manos ha resultado un golpe demoledor para los directivos de los medios de comunicación (prensa, radio, tv) que actuando de manera encubierta, en una primera etapa, pretendieron cobijarse bajo derechos universales tales como: el derecho a la información y la libertad de expresión, para en forma aventurera, arremeter contra la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y un Presidente legítimamente electo, Hugo Rafael Chávez Frías.

Ya lo avizoraba Miguel Otero Silva, cuando en reportaje realizado en 1948, sobre la muerte de Gaitán, hablaba de los laboratorios de noticias, que transformaban a los patriotas en filibusteros, los dirigentes obreros en terroristas y los usureros en filántropos. Para desmedro de su propia obra, el periódico que con su esfuerzo nació "El Nacional", hoy se ha convertido en ese laboratorio de mentiras contra los intereses de Venezuela.

En 1970 en acto realizado en el Aula Magna de la UCV, convertida, por acción de sus autoridades en refugio del conservadurismo y el atraso. El Rector de la dignidad, Dr. Jesús María Bianco, señaló igualmente, la utilización de los medios de comunicación para distorsionar la opinión pública. Se enfrentaba la UCV, a la sazón, a la reforma de la Ley de Universidades impulsada e impuesta por AD y COPEI y el posterior allanamiento de la máxima casa de estudios del país, la UCV, con todo un aparataje policial-militar, en la denominada Operación Canguro.

Denunció en esa oportunidad Bianco, la utilización de los medios de comunicación social por desarrollar una campaña que no sólo buscaba silenciar la universidad, sino, que también estaba orientada, a desarrollar una campaña de colonización de la sociedad venezolana.

Más adelante se preguntaba del Dr. Bianco ¿Quiénes pagan esa campaña millonaria? ¿Serán venezolanos los que la costean? ¿O serán las empresas extranjeras quienes están detrás de ella? Y afirma " Después de apoderarse de todas las fuentes de riquezas de nuestro país a través de concesiones y contratos de servicio; después de adueñarse del producto del trabajo de los venezolanos mediante una industrialización promovida por las grandes corporaciones internacionales, estos señores consideran indispensable dominar la única institución nacional que sigue siendo enteramente libre en nuestro país, aquella en la que nuestra conciencia nacional puede expresarse lucidamente y en la que se emprende la búsqueda de los caminos del desarrollo pleno y autónomo de nuestra patria: la universidad popular y democrática.

Ambas opiniones hoy nos resultan proféticas. Apreciamos como los grandes medios de comunicación social se han conjugado con los intereses más antinacionales del país para frenar las aspiraciones de un pueblo que por muchos años luchó y lucha por la soberanía y la independencia de Venezuela.

Frente a la depauperada clase política que gobernó a Venezuela durante más de 5O años, en la denominada democracia representativa, los medios asumieron el papel de nuevas organizaciones políticas. Ese es el rol que actualmente juegan en la sociedad venezolana. Observamos, como ya desenmascarados, algunos directivos de medios forman organizaciones de carácter político, lid erizan marchas y concentraciones de oposición y en forma descarada mienten y utilizan sus respectivos "medios" para manipular la conciencia ciudadana.

Cuando hacemos una retrospectiva de la manera como actuaron durante los sucesos del 11, 12, 13 y 14 de abril del 2002. No queda la menor duda de su actuación: los directivos de los medios de comunicación social, integraban la directiva que planificó el golpe de estado y secuestro del Presidente Hugo Chávez Frías, electo constitucionalmente.

No les importó llevarse a la torera, las normas éticas nacionales e internacionales que orientan la comunicación social y el ejercicio del periodismo, no les importó su propio público, ocultaron informaciones, violaron el derecho del pueblo a ser informado censurando las movilizaciones populares que clamaban el respeto a la Constitución y la restauración del mandato del Presidente Chávez, pasaron a ser actores políticos; pero pretendieron y siguen pretendiendo, cubrirse con el manto de informadores y defensores de la libertad de prensa y de expresión, para continuar engañando a la población venezolana y a la comunidad internacional.

La libertad de prensa ha sido utilizada por estos medios para manipular la conciencia de los ciudadanos venezolanos, para engañar al mundo a través de sus nexos con otros medios internacionales que le sirven de eco por compartir intereses comunes, para desinformar utilizando la mentira, las medias verdades, para lanzar desde sus bunker venenos contra las tendencias socialistas, contra la revolución bolivariana y al mismo tiempo promover las ideas pro-capitalistas, donde están sus verdaderos ideales.

En la etapa pre-golpe de estado y posteriormente, los medios de comunicación en nuestro país han desatado la más feroz campaña de desinformación contra una población indefensa, trataron y tratan de distorsionar la realidad, induciendo al error y para ello se

valen de todos los recursos, verdaderos laboratorios de guerra sucia, utilizan las encuestas como arma propagandística, los títulos de las informaciones son dirigidos, los textos son manipulados para tergiversar los hechos, los programas de información han sido transformados en programas de opinión , des-contextualizan los hechos, sobre-dimensionan situaciones no políticas (actos delictivos, problemas de salud, ambiente, basura etc.) para intentar desprestigiar al gobierno, han convertido a sus periodistas "anclas" en voceros de los intereses empresariales, la misma noticia, género emblemático del periodismo, ha sido utilizada para confundir la opinión pública.

Con el libro los Documentos del Golpe, están al desnudo, no pueden desmentirlo porque la versión facsimilar de sus propios textos revela los fines que perseguían. Se esconden bajo el derecho a la Libertad de Expresión para agredir un gobierno de amplias libertades, utilizan el espacio radioeléctrico (bien público) para manipular la conciencia ciudadana y utilizar las emociones en función de intereses empresariales-políticos y los de sus amos del norte.

Los testimonios recogidos en los Documentos del Golpe, constituyen una evidencia contra el olvido o como señala José Vicente Rangel, el testimonio de la infamia, la vileza de la información y el cinismo de los promotores del golpe de estado.

Los que colaboramos con el desarrollo de esta investigación, que continua, ya que

En la medida que profundizamos encontramos más documentos reveladores, nos

Sentimos orgullosos de haber contribuido a desenmascarar ante Venezuela y el Mundo, la conducta sibilina y la catadura moral de directivos de medios de comunicación social, que atentaron contra el estado de derecho, la democracia venezolana y realizan y continúan realizando todo su esfuerzo al servicio de intereses extranjeros: ASÍ QUEDARAN PARA LA HISTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1110 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: