Rescate de la dignidad

Cada terece de abril, recordamos lo que hasta la fecha ha sido uno de los eventos populares venezolanos, aparte del "Caracazo", de mayor repercusión y significado histórico de nuestra contemporaneidad.

Este día, luego de un nefasto golpe de estado protagonizado por los grupos de derecha con mayor carga fascista del país, una mayoría de la población venezolana salió a las calles a exigir el regreso del comandante Hugo Chávez a la presidencia lo que generó una convulsión generalizada en la capital de la República y muchos otros estados del país.

Todo este macro evento socio político tuvo su origen en la divulgación de una carta escrita por el presidente secuestrado en Turiamo que a través de un soldado logró permear de boca en boca y de mano en mano hasta cada rincón del país con el empuje y, de allí que escriba hoy este artículo, de un sistema naturalmente popular como lo es el movimiento de medios alternativos y comunitarios que logró dar al traste con el el cerco noticioso nefasto que impusieron por esos días los medios convencionales en contubernio con el grupo político que pretendía ejecutar el golpe de estado.

Este día nos legó muchísimas huellas socio políticas que han hecho madurar muchísimo el proceso revolucionario iniciado por el comandante Chávez. Una de esas huellas es la espontánea fusión cívico militar que cristalizó un movimiento emergente de rescate de la constitucionalidad y el eventual retorno del presidente Chávez a la presidencia luego de ser rescatado donde permanecía secuestrado.

Sin embargo, el instrumento más importante para el rescate del hilo constitucional que utilizó el pueblo en su búsqueda de recuperar su dignidad y en su impotencia de ver que los poderes hegemónicos de la comunicación para entonces intentaban silenciar todo lo que estaba ocurriendo, fueron los medios comunitarios y alternativos que lograron llevar el mensaje del tiránico golpe de estado que además mediante un decreto írrito ponía al país en una situación de alta vulnerabilidad.

Por un lado el reconocimiento a estos medios alternativos y comunitarios que con gran visión patriota lograron romper el cerco de silencio que intentaron forjar los medios convencionales en su alianza macabra. En la transmisión del nítido mensaje de golpe de estado que para entonces intentaban confundir con vacío de poder, con el intento además de silenciar los más de 60 allanamientos en menos de 48 horas producto del ataque bestial al sector político que acompañaba al gobierno del comandante Chávez, al asedio criminal a la embajada cubana nunca antes visto en la historia venezolana con ninguna embajada, en la masacre planificada de francotiradores y policías metropolitanos que sirvieron de ariete para este plan nefasto, ante el secuestro de un presidente democráticamente electo y el intento por desaparecerlo...

Hace un tiempo en uno de los libros de Germán Sánchez Otero, a quien respeto y admiro muchísimo, logré descifrar según su relato que la visión de lo ocurrido en el país para entonces, fue una batalla advertida y natuRal que dentro de esos procesos tan complejos como lo son los revolucionarios, suelen ocurrir. Según entendí y comparto, se van depurando estos procesos conforme se profundizan.

En el fragor de la lucha social que conllevó la aprobación para entonces de las leyes habilitantes y en la decisión férrea del presidente Chávez de llevar adelante los cambios necesarios alzó un pueblo su voz de respaldo frente a la traición miquilenista, frente a la traición de otros más que se negaron a creer en el sueño revolucionario... De allí que cada trece conmemoremos el día de la comunicación popular, un homenaje inspirado en la práctica más contundente y que marca un antes y un después de las comunicaciones en nuestro país. El Goliat contra David, lo convencional frente a lo alternativo... lo genuino frente a lo pueril...

Honor a todos los medios de comunicación alternativos y comunitarios que participaron en esa gesta de rescate al hilo constitucional, honor a todo ese movimiento admirable que ha logrado erigirse como bastión de la estrategia revolucionaria y que además con su ímpetu de lucha logró nada más y nada menos que rescatar la democracia y la institucionalidad en lo que ha sido el episodio más dramático de la historia moderna venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 322 veces.



Luis Jonás Reyes Flores


Visite el perfil de Luis Jonás Reyes Flores para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Jonás Reyes Flores

Luis Jonás Reyes Flores

Más artículos de este autor