A propósito de Luis Britto, Pascualina Curccio y María Alejandra Díaz

El gobierno está entrampado entre Pasqualina Curccio, María Alejandra Díaz y Luis Britto García. Cada experto planteo sus dudas y aporto información valiosísima según su especialidad a fin de aclarar las dudas que tenemos respecto al proyecto de Ley Antibloqueo. El debate ha sido bienvenido como agua fresca en medio del desierto. Pero hay por ahí unos bates quebrados que quieren imponer las vainas mediante una FE CIEGA. CIERRE LOS OJOS, NO DISCUTA Y CREA QUE LO UNICO QUE HAY SON BUENAS INTENCIONES (deseos no empreñan). Debate que por cierto se percibe a través de algunos operadores políticos ligeros como William Castillo que más bien parece que lo que esta es cuidando cargo. En un twiter del funcionario de marras se lee "donde se irán a meter los que han manifestado su opinión sobre el contenido de la Ley Antibloqueo y la han satanizado cuando no pase nada" palabras más, palabras menos (no ubique el twiter). Y en otro twiter escribe "Va mi palabra y va mi vida en la Ley Antibloqueo..." y junto a usted, Presidente, va la nuestra, va la fuerza y la claridad del pueblo para librar la batalla heroica, la batalla histórica contra el bloqueo y la maldad.

Debo decirle a este desubicado y jalabolas que nadie se va a meter en ninguna parte porque quien opina simplemente y llanamente está ejerciendo su derecho a opinar a viva voz por medio del instrumento comunicacional que se le antoje. Aquí nadie está ofendiendo y sí abriendo un debate como tiene y debe ser en democracia y más si es protagónica y participativa. Deberías leer los artículos de Luis Britto García, de Alejandra Díaz y de Pasqualina Curccio para que te UBIQUES, INFORMES E ILUSTRES antes de emitir infelices opiniones que descalifican a personas cuyas opiniones y aportes son bien recibidas por su contenido didáctico. Debería saber este señor que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela que el pueblo se dio en el año 1999 fue producto de un amplio debate de meses para luego pasar a un referendo aprobatorio y finalmente su promulgación.

Que esta Constitución es un pacto social, un contrato social que nos dimos los venezolanos para vivir armónicamente en esta tierra de gracias que es nuestro país Venezuela. Que ese pacto social es un marco regulatorio y que por encima de él no puede haber nada porque allí está todo. Dentro de ella todo, fuera de ella nada. ¿O no es así William Castillo? No se puede dejar a las "buenas intenciones de nadie ni ahora ni nunca el futuro de treinta y pico millones de almas. Hay una excusa muy buena, pero lo que no conocemos son las intenciones y en lo que puede derivar saltarse a la torera el pacto social. Aquí lo que la gente quiere William Castillo es que se aclaren los términos y se disipen las dudas razonables Porque las hay. No es concha de ajo la situación de precariedad del pueblo venezolano y de su clase trabajadora. Eso lo sabemos los venezolanos de sobras. Pero quien como tu tiene la barriga llena dice AYUNEMOS. Necesitamos DEBATE William Castillo. Sí. DEBATE y más DEBATE. Y consultar en última instancia si hay tanta polémica en torno a la Ley Antibloqueo al pueblo mediante un referendo consultivo. Hace ya bastante tiempo que el Gobierno de Nicolás Maduro ha venido actuando en forma arbitraria y en contra de quienes emiten opiniones disidentes. O si no pregúntale a Elías Jaua, a Héctor Navarro, a Julio Escalona, a Ana Luisa Osorio, a Jorge Jordani, Rodrigo Cabezas, etc., etc. El gobierno hace una encuesta para Gorila chiquito en la plataforma Patria y listo. Se acabó. Y acto seguido la Vicepresidenta declara que todos los venezolanos estamos de acuerdo con que la asamblea Nacional Constituyente apruebe una Ley Antibloqueo ni conocida, ni discutida con nadie.

Excepto por supuesto por los acólitos del gobierno. No me jodas William Castillo. Ustedes hace tiempo quieren quitarse el lastre que para ustedes significa hoy día el legado de Chávez que lo que quedo fue para panfleto, eslogan y propaganda. Pero fíjate como son las vainas. En la Constitución está la solución a la polémica. Y no es más sino DEBATE, PARTICIPACIÓN Y CONSULTA Y TODOS QUEDAMOS CONTENTOS. Para eso William Castillo es la Constitución que dicho sea de paso te ahorra la Jaladera de Bolas y las ofensas.

*Ingeniero, Gremialista-Profesor Universitario.

 

alonsopadroningenieriaucv@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3479 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas