El presidente Maduro devela las raíces de la espantosa crisis que vivimos

Un amigo nos acerca un video de una reciente alocución de maduro en la que se explaya explicando su posición frente a la teoría, al conocimiento. El video es alarmante y, a la vez, muy triste; reza un proverbio: "Si quieres conocer a un hombre dale poder", que se cumple con asombrosa precisión a todos los niveles, por supuesto maduro no escapa del aserto. Veamos.

VIDEO: https://twitter.com/alicmanaure/status/1290486641845391360?s=20

Maduro es un buen representante de eso que los clásicos llaman "lumpen sindical", un exudado de la clase obrera que funge de dirigente, y su verdadera función es ser válvula de seguridad del capitalismo, impedir que los obreros tomen conciencia de su papel histórico y se conviertan en verdadera clase obrera impulsadora de un proyecto alternativo al capitalismo, un proyecto liberador de la clase y con ella de toda la humanidad. Dos de las principales armas, o mejor, de las dos más importantes perversiones de este lumpen, son la trivialización de la organización social y el odio profundo al conocimiento, al estudio, a la cultura. Sabe el capitalismo que "sin teoría revolucionaria no habrá práctica revolucionaria."

El madurismo reúne estas condiciones. La pulverización de la organización política y social, la conocemos por el carnet que se llevó por delante a los ensayos de los Consejos Comunales, Patrullas, Unidades de Batalla, convirtiéndolos en el mejor de los casos en groseros instrumentos electoreros. La persecución del conocimiento se hizo de manera más disimulada, sin declararlo abiertamente: se persiguió a la inteligencia de pdvsa, se atacó a las Universidades al punto de reducirlas a escombros, allá adentro del madurismo la ignorancia es un mérito, el conocimiento un delito.

Sin embargo, pocas veces se muestra la condición del madurismo como en este video. Maduro, con poco disimulo, hace una comparación entre un muchacho estudioso que conoció en sus días de liceo y el pragmatismo, desacreditando al estudio en aras del pragmatismo, lo que llamaba Torrijos el "ardilleo", que es la práctica sin rumbo, sin la estrategia que le confiere la teoría. Y lo que es un crimen de lesa juventud, le inculca a los jóvenes, los invita al desprecio a la teoría, al estudio, y privilegia el ardilleo inofensivo.

Lo anterior es alarmante, asusta la incomprensión de los errores cometidos por un gobierno descaradamente pragmático, sin el auxilio de la teoría, nos indica claramente que con este equipo gobernante no habrá rectificación de errores, no puede haber un rumbo que resuelva la crisis. Y es triste porque cada día presenciamos cómo se traiciona con el mayor descaro el pensamiento, el ejemplo del Comandante Chávez. Chávez era un amante del estudio, del conocimiento, un respetuoso de la inteligencia. Sabía el Comandante que había que armar al pueblo con las ideas para el éxito en la batalla contra la ofensiva ideológica del capitalismo.

Ahora comprendemos mejor la lucha del Comandante por el estudio en la Revolución: los motores educativos, la fundación de Universidades, los "Aló Presidente". Y comprendemos el saboteo que desde adentro le hizo esta corriente.

Podemos concluir diciendo que se cumple una vez más aquel aforismo de que el "principal aliado de la dominación es la mentalidad del dominado". Podemos entender cómo los enemigos de la verdadera Revolución la sabotean de mil maneras.

Nos despedimos con frases de Fidel:

"Una Revolución sólo puede ser hija de la cultura y de las ideas".

"Revolución es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo de aplastar la fuerza de la verdad y de las ideas."

Y rematamos con el pensamiento bolivariano:

"Por la ignorancia nos han dominado más que con la fuerza."

elaradoyelmar.blogspot.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2686 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: