Reflexiones Ingenuas

"Ahí viene el lobo..."

Rosa Luxemburg, revolucionaria alemana del Siglo XIX, militante del Partido Social Demócrata Alemán y fundadora de la Liga Espartaquista en año de 1919, enfrentándose a Kautsky y a Lenin en sus debates teóricos, consideraba que la crítica revolucionaria es fundamental para el logro de una sociedad igualitaria, socialista y revolucionaria. En su célebre frase "La libertad es siempre la libertad de los que piensan de otra manera" expresa su posición contra las pretensiones autoritaritas de quienes controlaban las estructuras del Partido Socialista manifestando así su coherencia con la visión dialéctica del marxismo de lucha de los contrarios, es decir, la praxis revolucionaria.

Uno de los errores históricos de la Revolución Bolivariana lo constituye la conformación de élites de poder a nivel de la estructura, tanto del MVR en sus inicios como en el PSUV posteriormente, vicios heredados de la IV República que se transmutaron al movimiento por los mismos militantes de la cuarta república. Esta herencia era contraria a la visión del Cte. Chávez, que proclamaba la necesidad de la revisión permanente de las movimientos políticos, así como las transformaciones operadas en las instancias del estado y de las organizaciones populares para evitar cúpulas nocivas que vayan contra la democracia interna del poder político.

A pesar de la postura de Chávez, la aparición de éstas élites fue conculcando la posibilidad real de un proceso revolucionario que permitiera la construcción de una sociedad justa, igualitaria, socialista, revolucionaria, por el contrario, se fue erigiendo un monumento al autoritarismo el cual lo venimos padeciendo con la aparición de grupos hegemónicos internamente y la proliferación de claques que cuyo fin era liquidar a lo interno, el poder popular y la democracia participativa y protagónica.

Esta práctica se fue extendiendo cada vez más y hoy vemos como el Estado se ha convertido en una instancia que, lejos de velar por el bienestar de la población, hoy es guarida de corruptos, infiltrados, enchufados, uniformados y que a través del autoritarismo se han enriquecido con los recursos del país, misma conducta de la IV República y la de aquellos que hoy se presentan como víctimas de la "dictadura madurista" pero que en su momento usufructuaron del poder político para beneficio propio familiar y allegados.

Las propuestas hechas por algunos sectores para cambiar las políticas económicas que ha tomado el ejecutivo han chocado con la sordera, la ceguera, la terquedad oficial y hoy vemos como el Estado se ha convertido en aquel, que lejos de propiciar el bienestar social y económico de la población, la ha conllevado más a su deterioro, apoyándose en argumentos falaces, tales como el igualitarismo económico de los trabajadores, tesis que se viene abajo con tan sólo revisar la escala de salario de los ministerios y entes adscritos, pero que además empobrece cada día el poder adquisitivo de la masa trabajadora, máxime con el aumento diario, imparable y criminal del dólar

La posibilidad real de elevar críticas, así como hacer propuestas para la modificación ha enfrentado a sectores, tanto del aparato gubernamental cosa que igual ocurre en las organizaciones de base y hoy resulta un "pecado" contradecir cualquiera decisión tomada por los "cogollos" so pena de ser ostrado políticamente y tratado como contrarrevolucionario.

Desde el inicio de lo que se llamó la "guerra económica" las proposiciones para mejorar la economía del país, tales como el control del dólar, de precios, optimar los mecanismos para evitar la usura, el acaparamiento cayeron en la caja de resonancia de la sordera oficial y hoy sufrimos el azote de la especulación de la divisa, del acaparamiento en los artículos de consumo diario, el atraco con el precio de los alimentos, medicinas, artículos de primera necesidad, de aseo, vestidos y pare Ud. de contar.. Los mecanismos para evitar tales delitos fueron soslayados y los cuerpos de seguridad, así como los entes encargados de penalizar tales acciones se convirtieron en cómplices de los mismos protegiendo a las empresas, almacenes, comerciantes a través del soborno o el cobro de peaje ya ellos perjudicaban a quienes se beneficiaban de la situación, a los que se beneficiaban con la subida del dólar y del aumento de los precios.

Es cierto que tenemos un bloqueo que nos viene agobiando desde hace años y que cada día nos viene apretando más el cuello. Estoy claro que el gobierno de los E.U. nos viene despojando, paulatinamente, de los recursos económicos, empresas del Estado, que impiden que arriben al país barcos con medicinas, alimentos, productos de consumo inmediato, repuestos, maquinarias, etc. Y ahora de la gasolina y sus componentes para su elaboración, situación que afecta directamente al pueblo y que representa una violación criminal de los derechos humanos de la población, así como de su existencia ya que ello ha ocasionado la muerte de miles niños, ancianos, enfermos terminales, graves, al igual que desnutrición, ausencia a los centros de trabajo, a los centros de estudio y carencia de los insumos necesarios para reparar el aparato productivo del país.

Pero, no es menos cierto que muchos funcionarios se han lucrado con los alimentos y medicinas destinados a las comunidades, de los empleados, obreros. Que dichos funcionarios cobran en dólares para otorgar documentos, obtención de productos al pueblo. Que funcionarios de los cuerpos de seguridad cobran peaje a los trasportes de carga pesada, camiones para el trasporte de alimentos y vehículos que transiten por las autopistas del país, miembros de los cuerpos de seguridad que venden de contrabando la gasolina a través de la frontera. Que algunos gobernadores desvían los productos destinados a los mercados populares y sus funcionarios los revenden a los comerciantes o a sus familiares para lucro personal, entre otras cosas.

Tampoco es mentira que miembros del gabinete económico han construido un imperio a través de los recursos del estado destinados a la producción agrícola y pecuaria y del sector trasporte a través del otorgamiento de préstamos a familiares, constitución de empresas fantasmas beneficiándose con el aumento del dólar. Y pare Ud. de contar.

A pesar que el Pte. Maduro, en su discurso reivindica la defensa de los derechos del pueblo a través de los programas de inclusión la práctica real del gobierno nos dice todo lo contrario ya que los efectos nocivos de un gobierno que apoya su gestión en una economía discriminatoria no puede ser una sociedad inclusiva.

Desde hace años el gobierno norteamericano viene amenazando con una intervención armada, o en su defecto profundizar el bloqueo para provocar un estallido social. Esto lo viene anunciado públicamente y actuando en consecuencia. Igualmente financiando al gobierno de Colombia para propiciar actos de terrorismo a fin de generar acciones del pueblo para ir contra el gobierno.

Los delincuentes que permitieron el despoje de los recurso de la nación como Citgo, que se han lucrado con los dineros del país, que han propiciado golpes de estado, magnicidios, acciones terroristas andan sueltos gozando su premio dorado. Sin castigo, juicios, investigaciones.

Las colas para comprar alimentos, surtir gasolina (con el agravante que los cuerpos de seguridad no surtían sino a sus efectivos y a los que pagaban en dólares irrespetando las disposiciones oficiales) aumento diario de los productos, medicinas se convirtió en el escenario dantesco de un sin que nadie hiciera nada para solventar la situación sino solamente discursos vacíos. ¿Cómo es posible que no haya habido una real acción preventiva que controlara el precio del dólar, alza de los productos de uso diario, medicinas, etc.?

Ya el lobo mostró los dientes. En una acción espontánea los habitantes del pueblo de Cumanacoa saquearon los negocios de los comerciantes que los ahorcaban con los precios de los productos de consumo diario ante la vista ciega de las autoridades locales. A la defensa de los victimarios del pueblo salieron las fuerzas de seguridad del estado quienes dispararon, golpearon, maltrataron, copia fiel de las prácticas de la IV República.

Acciones similares fueron replicadas en las poblaciones de Punta de Mata en Monagas y en Upata Estado Bolívar, en el cual resultó muerto un ciudadano a manos de las fuerzas de seguridad del Estado. Las armas que deben defender al pueblo disparan contra él.

Es posible sospechar que existan instigadores que propicien estos hechos ya que forman parte de las acciones programadas por el imperio. Pero una cosa es totalmente cierta, el pueblo tiene hambre, necesidades, carencias y el gobierno no ha respondido como tiene que hacerlo, como lo ha hecho, por ejemplo con el control del Covi19.

Espero que esto no se convierta en una hecatombe tal como ocurrió el 27F. Ojalá la sangre no llegue al rio. Ojalá no.

"La libertad es siempre la libertad de los que piensan de otra manera"

Todo el poder para el pueblo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1355 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: