¿Unidos en el PSUV? o ¿decisión del Socialismo?

Desde hace dos años, los revolucionarios agrupados en el Frente Único
Revolucionario Simón Bolívar, han planteado la necesidad de un partido
unitario y único para la profundización del proceso bolivariano. Un
partido que más allá de lo meramente electoral canalice las energías
que emanan de las cientos de organizaciones sociales, militares y
políticas que están dentro del proceso y paradójicamente fuera del
estado, no solo porque no ejercen funciones públicas, sino porque de
ordinario no son escuchados a pesar de manifestar verdades, diáfanas,
claras y contundentes.

Ante esta situación es conveniente puntualizar, algunos elementos que
componen nuestra herencia política, elementos que en muchos casos se
traducen en conductas que son una copia al carbón de la praxis
político-social en la democracia representativa. Recordemos que fue en
ese tiempo que se instauro un modelo de partido, seguido por la
derecha y por la izquierda, en el cual la dirigencia sustituye a las
mayorías y niega la participación directa y real de los colectivos que
la componen. Prueba de ello son los llamamos cogollo, los cuales en
esencia imponen esta lógica para eternizar a su dirigencia en el poder
en detrimento de las aspiración mayoritaria.

En ese sentido, los revolucionarios vemos con preocupación que frente
a la historia por venir y su inequívoco camino socialista, existan
organizaciones que aunque de apariencia se inscriben en la revolución,
participen de esta sobrevalorando su presencia y mezquinamente
atentando contra la unidad, al colmo de decir que su capital electoral
es expresión genuina del numero de militantes que la conforman.
Afortunadamente, el pueblo bolivariano sabe que cada voto logrado en
todas las elecciones habidas en Venezuela desde 1998 son de Chávez o
lo que es lo mismo, del pueblo real y conciente que asume su historia.

Tal situación es incomoda a los ojos atentos de la militancia real de la
revolución bolivariana, la cual desprecia estas actitudes de quienes
en vez de vindicar la unidad clara y sin condiciones, señalan
laberintos de negociaciones oscuras y por tanto de espaldas al pueblo
con el fin único de mantener las asquerosas cuotas de beneficios
individuales que tanto daño le hicieron a las desmoronadas
estructuras de izquierda y derecha de los partidistas del pasado.

En consecuencia, debo decir sin temor a equivocarme
que si bien dentro de la revolución co-existen junto al MVR los
históricos partidos de la izquierda venezolana, Frente Único
Revolucionario Simón Bolívar, Liga Socialista, PCV, MEP, TUPAMARU, los
cuales ya manifestaron su beneplácito por la unidad, no hay que perder
de vista que en ocho años de revolución han nacido otras
organizaciones las cuales se han producido a partir del poder regional
o municipal que administran gracias a los votos
mayoritarios de los bolivarianos.

Ahora bien, honor a quien honor merece, la discusión sobre la creación
del partido único, es una aspiración de todos los que estamos mas que
comprometidos con la revolución, sobre todo de aquellos cuya historia
de lucha le han convencido de la necesidad urgente de una organización
para empujar el carro de la historia en el sentido y con la velocidad
que requiere la construcción del socialismo, tal es el del FRENTE
ÚNICO REVOLUCIONARIO SIMÓN BOLÍVAR, quienes en diciembre del 2004
expresaron con valor la necesidad de fundir en solo cuerpo todas las
organizaciones del proceso, cosa que en su momento no fue aceptada por
las mayorías intensadas pero si captada en su esencia por la
militancia conciente que se agrupa en las diversas organizaciones
políticas.

Soy enfático al decir, que la creación del Partido Socialista Unido
de Venezuela, si bien ha generado a su alrededor reacciones mezquinas
y sectarias, en aquellos, que en nombre de los votos alcanzado en las
recientes elecciones del 3-D, exigen hoy parcelas de poder dentro de
la naciente organización, no es menos cierto que la fuerza del poder
popular tomaran las riendas de su destino provisor y sabrán salirle al
paso a todo aquel que pretenda desconocer al poder popular. Todos por
la unidad para avanzar

angeltortolero@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2826 veces.



Angel Rafael Tortolero Leal

Profesor Investigador Titular en la UNERG, Diplomatico Ex Embajador, Analista Internacional, Miembro del Centro de Estudios Socialistas Jorge Rodríguez. Internacional Bolivariana y Miembro de la Línea de Investigación: Políticas Publicas y Pensamiento Contra Hegemónico. Militante del PSUV

 angeltortolero@gmail.com      @ANGELTORTOLERO1

Visite el perfil de Ángel Rafael Tortolero Leal para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ángel Rafael Tortolero Leal

Ángel Rafael Tortolero Leal

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a28847.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO