Maduro de derecha

—Camará, dígame qué le parece lo que dijo el que era o es presidente de pdvsa.

—¿Y qué dijo ese?

—¿No ha leído?

—No, no he leído.

Qué dijo el mentado ese, además ni siquiera sé a quién se refiere.

—Bueno, ahorita no recuerdo el nombre del tipo.

Pero, lo cierto es que dijo que Maduro es derecha.

—¿Y cuál es el problema?

Eso da igual con lo pésimo que lo ha hecho y con el hambre que nos ha hecho pasar da lo mismo que si es de allá o si es de acá.

Lo que pasa es que ese que habló. Ya no haya que decir.

—Ese estaba bien metido en la macolla.

Incluso él dijo que era uno de los que más quería el difunto.

Era de los íntimos.

—Ese es otro personaje del desastre este.

Ese echó su pala de tierra para que esto se pusiera a como está.

Mire, ese está diciendo esa cosa para no decir que la izquierda fracaso como gobierno.

Para no decir que la izquierda es gobierno fracasado.

Por usted nunca va a oír a uno de izquierda diciendo que fracasaron ni que se equivocaron.

Esas dos palabras están excluidas del lenguaje de la izquierda de Venezuela y del mundo.

Lo que quiere decir el tipo ese, es que este gobierno no sirve porque es de derecha. Que lo que hace falta es un gobierno de izquierda para salir de este desastre.

Esa es la lógica que le está funcionando en la cabeza al queridísimo del difunto.

Este gobierno es la muestra que la izquierda es un desastre en el gobierno y lo que le gusta es el poder para deshacer lo que ya estaba hecho.

Porque han acabado con todo y se echaron a reír, dice la gaita.

Ahora viene a salir ese manclenque a decir semejante cosa. Esos son de la misma camada, no se olvide de eso.

—Del mismo corral.

Lo que pasa es que están disgustados porque uno tiene y el otro no.

Se acuerda cuando empezó con la llorantina de que yo si soy bueno, a mi sí me querían.

—Claro que me acuerdo, porque estaba asustado porque le tiraron una cacería de bruja a los gerentes de la pdvsa.

—Así mismo.

Usted una vez me comentó, que cuando estos salieran del poder lo primero que iban a decir es que nadie había comprendido los esfuerzos hechos por ellos o que los tiempos no estaban los principios proclamados.

Eso que dijo este es lo mismo, pero con otras palabras.

—Claro que es lo que yo le vengo diciendo.

Lo admiten que no han hecho de mal en peor.

Fíjese que ya dólar revolucionario y chavista pasó los 40 mil, para eso fue que el chofer dijo que a dolarización era una maravilla.

No lo va a ser si tienen la lavadora día y noche prendida, ni siquiera tienden.

De derecha nada, de vagabundos es que es este gobierno.

Esas son las excusas.

—Qué estarán diciendo los loros.

—Qué van a decir, esperando el bono del cochino flaco es lo que están haciendo.

El bono hallaquero.

Que se habrá guelido ese hombre para decir tamaña sandez.

—Yo creo que esa es otra trampa distractora.

—Por ahí deben venir los tiros.

Esos se encompinchan para ver quien dice la mentira más grande mientras el dólar pasa por debajo de la mesa.

Y le dijo: Por ahora, apriete.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 697 veces.



Obed Delfín


Visite el perfil de Obed Delfín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Obed Delfín

Obed Delfín

Más artículos de este autor