Crisis en la V República del socialismo bolivariano y Chavista

Se le achaca a Chávez el fracaso el fracaso de los venezolanos, el haber impuesto un socialismo en los últimos veinte años, soslayando que ante de Chávez, existió una crisis insoslayable y muy profunda, le antecedió a Chávez una crisis que duró 20 años, entre 1980 y 1990, dos décadas que pusieron fin a la leyenda de que con los adecos y copeyanos se vivía mejor, dicha crisis fue administrada por los políticos de turno, por los partidos Acción Democrática y Copey, quienes tenían a la población sumergida en "la apatía, la anti política, la mediocridad de los políticos de turno y la miopía de empresarios e intelectuales…" , el pueblo venezolano estaba decepcionado de las políticas neoliberales, de Luis Herrera Campins y las políticas devaluacionistas del Viernes Negro y de liberación de precios, asqueado del cinismo de Lusinchi y la renegociación de la deuda externa, obstinado de las políticas de restricción del gasto social de Carlos Andrés Pérez en su segundo mandato, (fin de la leyenda populista) y agobiado de la continuidad de las políticas neoliberales con Rafael Caldera en segundo mandato. Todo esto catapultó la furia popular a favor de que Chávez llegara al poder.

En las ultimas cinco décadas del siglo XX, hasta 1970, Venezuela desempeñó un momento estelar, políticas desarrollistas y populistas sirvieron de plataforma a los partidos políticos venezolanos, desde las dictaduras hasta la democracia, pero se desmoronaron los logros sociales y económicos alcanzados, se acabaron las ilusiones populistas a finales de los años 70 del siglo XX, por esas decepciones insurgió Chávez, frente a la desigualdad, social, la corrupción, la pobreza, el poder menoscabado del bolívar, además de la represalia, la tortura, los desaparecidos del Caracazo, la violación a los derechos humanos, el Estado fallido, las detenciones arbitrarias, la catástrofe social acumulada durante décadas que desataron la furia popular.

Sin embargo hay que aclarar conforme con Naim y Toro, "las causas del fracaso de Venezuela tiene raíces mas antiguas y profundas, varias décadas de gradual descalabro económico le abrieron el camino (…)" a Hugo Chávez Frías, asimismo; "…muchos elementos de la crisis actual antecede a la llegada de Chávez al poder….". Pues bien esos elementos que no citan Naim y Toro y que las achaca al "legado y en la influencia cubana", a manera de anticomunismo, obedecen realmente a la dependencia estructural de la economía venezolana del capitalismo, al subdesarrollo colonial, al papel jugado por el imperialismo de los Estados Unidos en la región Latinoamericana, su influencia hegemónica, el dictak del dólar y las políticas devaluacionistas, la imposición de políticas de crecimiento económico sin desarrollo, el injusto intercambio desigual, el peso de la deuda externa, la dependencia científico-tecnológica, etc.

Décadas de estancamiento económico a los años 70, frustraciones populares de acumularon , llevaron al poder una de las ideas de Chávez, de acuerdo con Edgar Perdomo planteada en 1998: "….impulsar una nueva política industrial, y tecnológica para sustituir el caduco modelo industrial limitado a la explotación de ventajas comparativas derivadas de la dotación de materias primas, energía y fuerza de trabajo barata para exportar insumos básicos hacia los centros industrializados, cambiándolo por un nuevo modelo de industrialización sustentado en la creación de ventajas competitivas derivadas de la siembra petrolera, de la investigación científica y tecnológica, con el fin de producir bienes de mayor grado de transformación industrial y desarrollo, y así desarrollar la industria petrolera con productos terminados, transformar el mineral de hierro, acero, aluminio, oro, diamantes, y demás minerales en productos de mayor valor agregado para sustituir las importaciones, ahorrar divisas, diversificando las exportaciones con productos de mayor valor agregado y así generar nuevas fuentes de ingresos externos que contribuyan a reducir la dependencia de la renta petrolera". (Lo subrayado es nuestro).

El drama venezolano siempre ha sido, ¿cómo sembrar el petróleo?, un agricultor sabe que cuando siembra una semilla, ella nace, crece y se consolida dando frutos, no solo para el presente sino también para mañana, esto se ha hecho con el petróleo, allí está la petroquímica, el complejo Ana María Campos de los Puertos en el estado Zulia, sin embargo en la mayoría de las plantas paralizadas, sin gas, sin insumos para generar valor agregado, mientras tanto seguimos exportando petróleo y pesado en particular desde el Complejo de Jose, desde la faja petrolífera Hugo Chávez Frías, pero vayamos mas allá, ¿Por qué está paralizada las fábricas de electro-domésticos, Haier, la de los celulares Orinoquia, de las Canaimas, de las Tablets, las computadoras VIT, los automóviles Arauka, los autobuses Yutong, por cierto, el Metro de Maracaibo es un cementerio de autobuses Yutong que ve desde afuera, un museo de autobuses dañados, por falta de repuestos chinos, y esto, como afrenta al señor Presidente de la República, ex chofer del Metro, conductor público. etc., ¿acaso no son fuertes los ingresos externos, del petróleo para sustentar la compra de partes, componentes de ensamblaje necesario para fabricar estos productos?, ¿no podemos sostener la política de sustitución de importaciones?, sabemos que estamos bloqueados comercial, financieramente.

Chávez planteó un modelo industrial como muchos lo habían dicho antes, es decir "sustituir el caduco modelo industrial limitado a la explotación de ventajas comparativas derivadas de la dotación de materias primas, energía y fuerza de trabajo barata para exportar insumos básicos hacia los centros industrializados", pese a ello, ahora aparte del petróleo se sigue exportando oro, hierro, aluminio, haremos debut con el coltan, etc., la reproducción de "el modelo del extractivismo", en la que "la disponibilidad de materias primas" se han constituido en ventajas comparativas en el comercio internacional, especializándonos en un modelo exportador de materias primas, sin crear valor agregado, menos empleos e ingresos para el país, es decir "transformar el mineral de hierro, acero, aluminio, oro, diamantes, y demás minerales en productos de mayor valor agregado para sustituir las importaciones". ¿Qué hemos hecho con la promesa de la revolución económica?.
Nos preguntamos todos aquellos que aspiramos al socialismo del siglo XXI, dónde se ha materializado "el nuevo modelo de industrialización sustentado en la creación de ventajas competitivas derivadas de la siembra petrolera, de la investigación científica y tecnológica, con el fin de producir bienes de mayor grado de transformación industrial y desarrollo, y así desarrollar la industria petrolera con productos terminados…. en productos de mayor valor agregado para sustituir las importaciones, ahorrar divisas, diversificando las exportaciones con productos de mayor valor agregado". Esto es lo que hemos esperando, una política de industrialización que blinde a la economía venezolana, con tecnología internacional, de diversos países, apoyándonos en "la investigación científica y tecnológica" propia y de los aliados, aplicada, de forma innovadora, todas estas tareas siguen pendientes, no se ha concretado en las Universidades la respuesta científica y técnica a ese modelo industrial, ni en las autónomas ni en las experimentales. Seguimos con meras declaraciones y buenos deseos.

En consiguiente; seguimos sin reducir la dependencia de la renta petrolera, menos hemos acabado con el rentismo petrolero, por el contrario insurgió "el neorentismo socialista", una política para paliar la situación de la deuda social del legado de los problemas sociales de la IV República, todo el periodo de Chávez se limitó a ese problema, recuperar la población del Legado de la IV república, los millones de hogares marginales, sin techos, desnutridos, analfabetas, sin cupos, ciegos, enfermos, desempleados, todos aquellos desesperados y desesperanzados por el neoliberalismo a que arribaron al gobierno de Carlos Andrés Pérez, en su segundo mandato. Aparte de este esfuerzo de reivindicar a la población, de devolverle su dignidad social. Chávez lo logró mediante las misiones sociales, la revolución bolivariana del siglo XXI, alcanzó grandes metas sociales, en especial las Metas del Milenio, finalmente Chávez consciente de sus limitaciones históricas, de las dificultades políticas, del acoso de la oposición, del asecho del imperialismo de los Estados Unidos, de toda la guerra hibrida, apenas reconoció al igual que el Libertador, en su laberinto, que lo único que había conquistado era la independencia y la soberanía.

Con la muerte de Chávez, refundador de la V República, promotor de la Constituyente y de la CRBV, el quien abriera el socialismo del siglo XXI, en especial mediante el papel participativo y protagónico del pueblo venezolano en la vida republicana, en incorporarlo a las misiones, a la refundación del estado social, democrático y de justicia, este camino le granjeó al pueblo grandes logros democráticos en el contexto pacifico de la revolución, grandes logros democrático, logros sociales, en salud, vivienda, educación, cultura, empleo, hasta expresarse en el índice de desarrollo humano, el coeficiente de Gini, demostrando con ello, el desarrollo social, la disminución de la desigualdad social, por fin en Venezuela después de Bolívar teníamos un líder, un revolucionario, un demócrata, un socialista elegido por el pueblo, quien aceptó que lo guiara por casi tres periodos constitucionales, renovándole la confianza y lealtad, proceso que se interrumpió con la muerte siniestra de Chávez, con la cual advino un periodo de desestabilidad política y crisis económica mayor que durante los años de gobiernos de Chávez.

La crisis del chavismo y su legado comienza a partir del 2014 con la shock petrolero, es decir la caída de los precios de crudo, muchos "petroestados" se ven afectados, en especial la economía venezolana, los ingresos por exportación de los hidrocarburos disminuyeron drásticamente, "la etapa aciaga de la crisis coincidió con la caída de los precios internacionales del crudo….Venezuela colapso" de acuerdo con Moises Naim y Francisco Toro, ello demuestra la vulnerabilidad del modelo socialista dependiente petrolero, en el caso venezolano, del socialismo del siglo XXI, de su dependencia del exterior, de los mercados petroleros, de lo órganos financieros internacionales, con las dificultades de pago de la deuda externa se comienza a sentir el peso del bloqueo financiero internacional, el asecho negativo de las empresas calificadoras de riesgo, el impacto negativo en las misiones, el abastecimiento de medicamentos en particular en los hospitales, Barrio Adentro, etc., de igual modo esta situación de crisis presupuestaria se reflejó al mismo tiempo, de acuerdo con unas encuestas citadas por Naim y Toro: "89% de los encuestados afirma que no tenía dinero para comprar suficiente comida para la familia y un 64% señala que había perdido en promedio de 11 kilogramos de peso corporal, debido al hambre. Cerca del 10% de la población (2.6 millones de venezolanos) han huido a países vecinos".

Frente este proceso de falta de estabilidad política y crisis económica desatada en Venezuela en especial a partir del gobierno de Nicolás Maduro, esta crisis ha sido inducida en Venezuela, crisis que responde a un plan de desestabilización política ejercido por la contrarrevolución neoliberal que ha venido socavando la economía, creando economías paralelas mediante la artillería del dólar, aplicando shock de devaluación, shock de precios, shock de hiperinflación, como instrumentos decisivos de la guerra económica, pese a todo ello, también hay la necesidad igualmente, de evaluar los Planes de la Patria I (2007-2013) y II (2013-2019), los indicadores sociales y económicos. ¿Qué nos ha pasado en este marco?, ¿cómo fue que llegamos a esta crisis en Venezuela?, ¿Cómo fue que a sabiendas que tarde o temprano nos enfrentaríamos al imperialismo abiertamente, como lo hicimos con la burguesía apátrida nacional durante el Golpe de Abril del 2002 y el paro petrolero 2002-2003. ¿por qué no "sembramos el petróleo"?¿ ¿porque no fuimos cuidadoso con Cadivi, con la administración de las divisas, porque no las ahorramos para la siembra del petróleo?¿y, porque dejamos perder los logros sociales, deteriorar el nivel de vida durante la bonanza petrolera del chavismo?, ¿los logros de la V República fueron tan efímeros como de la IV República en la década de los 60 y 70 a través de la bonanza petrolera?

Desde hace tiempo debimos fortalecer la cultura del trabajo socialista, transformar el modo de vida, en especial de consumo, transformar la cultura del consumo en una cultura socialista, saber además que en socialismo el trabajo es la base fundamental de la sociedad, fortalecer el frente económico, crear nuestras propias empresas, nuestras industrias, no descuidar la gerencia de las empresas expropiadas, nuestra esfera comercial, en especial en las comunidades, un brazo económico al menos empresas productivas, comunitarias, eficaces, comprometidas con la revolución democrática y socialista y que dieran respuesta al tema del derecho a la alimentación, abastecimiento de fármacos, a lo más básico, que protegiera, vigilara y conserva en mantenimiento y control los servicios de electricidad, agua, aseo, transporte, comunicaciones sobre todo disponiendo en esto últimos, con satélites en el espacio ultraterrestre.

La más importante en esta crisis es que hemos visto nuestras fragilidades, nuestras debilidades e cuanto al proceso social, sin embargo, al menos la crisis del periodo chavista de Nicolás Maduro no ha comprometido la soberanía nacional ni la independencia nacional con el FMI y la BM, como en Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia donde el neoliberalismo ha comprometido tales economías, las ha reendeudado, le ha colocado de nuevo la soga de la deuda externa, mecanismo de dominación permanente, de esclavitud financiera moderna, el instrumento es la tasa de interés, el pago de la misma y los intereses, con ello pretenden someter en el tiempo infinito a los países latinoamericanos y caribeños mediante la dependencia del dólar, el intercambio desigual, el comercio injusto frenando los logros democráticos y el camino al crecimiento y el desarrollo.

El segundo logro del chavismo en la gestión de Maduro, es que en Venezuela no se siguen las recetas monetaristas, las recetas de la muerte, de sojuzgamiento a través de la disminución del gasto social, pero no se es más eficaz ni más eficiente, las empresas expropiadas no son más rentables, no producen en su mayor parte, están quebradas por gerentes públicos, algunos militares, instituciones como universidades como la bolivariana del Zulia, UBV sin sede, saqueada, robada, destruida, sin laboratorio, huérfana de sede, fruto de la desidia de las autoridades del Centro, (Caracas, UBV), los docentes mal pagados como todo el país, los alumnos abandonando las aulas, trabajando para sobrevivir igual que sus docentes, situación que compromete la calidad educativa, la menoscaba al no disponer de bibliotecas o fuente de consultas propias. ¿las causas?.

La crisis neoliberal, la crisis del socialismo bolivariano en Venezuela y en todo este panorama, el pueblo como siempre en la diatriba diaria, quejándose de los problemas públicos, resistiendo no solo al neoliberalismo y su contrarrevolución, también la incapacidad de la izquierda, del gobierno bolivariano, de gobernadores alcaldes y demás autoridades en resolver los problemas básicos, luego del periodo de Chávez, hemos perdido casi todos los logros sociales, el gobierno distraído con los problemas internacionales con la oposición, discursea, critica, asumen posturas defensivas, habla mucho pero en la práctica hace poco, es torpe en mucho casos gerenciando, no hay lideres idóneos, posterga decisiones a atender, como ejemplo en el Zulia, Maracaibo, teniendo el gobernador y el alcalde chavista, el drama de la basura que no se recolecta, el agua que no llega, está privatizada por los vendedores de agua, las cisternas, incluso la electricidad es recortada regularmente, se ralla en la corrupción igual que en la IV República con los servicios públicos, ni que se diga en las estaciones de gasolina, campea la corrupción y el delito.

Ciertamente el pueblo vive la peor crisis económica después de la IV República (1958-1998), en especial comparada con la crisis de 1989-1990, se ha procurado desde el 2013 por acción de la contrarevolución neoliberal, el desmantelamiento de los programas sociales, las misiones sociales, el pueblo no tiene atención en los hospitales, faltan equipos en buen funcionamiento, especialistas que se han ido del país, medicamentos escasos, muchos médicos se han ido del país, otro tanto ocurre con docentes a todos los niveles, primaria, secundaria y universitaria, incluso renuncia de policías, militares, se ha producido fuga de cerebro al exterior, a Chile, Colombia, Estados Unidos, mano de obra calificada y también no calificada, formada en su mayoría en universidades públicas, incluso de universidades del gobierno, experimentales tal como la Universidad Bolivariana.

En la educación al mismo tiempo han desertados miles de niños y niñas de la educación, de jóvenes de la secundaria como también de las universidades, sencillamente no pueden costear el transporte público ni privado, se ven obligados ayudar el hogar, trabajar para el sustento de la familia. Los docentes en general que quedan en el país, van al trabajo con ropas derruidas, zapatos desgastados, pidiendo prestado para los pasajes y cuando no, haciendo préstamo ya para el transporte o para la comida, muchas veces caminan kilómetros a la par de cientos de trabajadores de otros sectores económicos que desfilan por las calles, llegando a sus hogares cansados, impotentes como todos y muchos hasta para comprar la canasta básica, frente a la liberación de precios en la que el presidente N. Maduro ha declarado ser impotente de hecho para controlar la especulación de los precios, la hiperinflación, el dólar paralelo, el dólar negro.

Los docentes estamos desmoralizados, desmotivados, arruinados, muchos se dedican a trabajar en actividades para lo que no se formaron, taxistas, mecánicos, doble trabajo en el sector público, en alcaldías, gobernaciones, servicios de terapias, comercio informal, incluso los estudiantes, vendiendo tortas, quesillos, etc., todos buscan como sobrevivir a esta crisis inducida, a esta guerra económica, ya muchas personas han muerto, por falta de atención médica como es el caso de la Universidad Bolivariana de Venezuela, el seguro no funciona como ayer, se ha limitado, la crisis presupuestaria, las clínicas privadas ya no prestan el servicio, hubiera sido que en vez de financiar a estas se hubiera financiados y equipados a todos los hospitales públicos, pero no, se financia mediante el seguro a empresas privadas, clínicas privadas, esto durante el periodo de Chávez como de Maduro. La urgencia de otorrinolaringólogo, odontólogo, lentes para la vista, todo esto y más lo hemos perdido, sin hablar de radiografías, ecogramas, que antes se hacían en los CDI, por cierto hemos sido testigo de productos en el mercado, de productos o medicamentos, lentes entre otros, vendidos al públicos libremente cuando han debido ser de entrega gratuita.

En general se ha empobrecido la población, no puede haber mejor periodo educativo ni "mejor calidad educativa" como ha dicho el presidente Maduro con este cuadro social, con esta crisis económica, el pueblo no se ha recuperado, atacado por las fuerzas de derecha, agredido por la inoperancia de la izquierda, por un discurso retórico, incluso demagógico de izquierda, que no sabe hacer eficiente a "las empresas expropiadas", por el contrario las han fracasado, una agricultura que no da respuesta al problema alimenticio del país, una industria farmacéutica dependiente de las divisas, mercantilizadora con los fármacos, poniendo en riesgo la salud pública, el pueblo ve como han privatizado el agua, desfilan cientos de camiones cisterna, el pueblo paga 10 mil bolívares soberano por pipa al menos en Maracaibo, la electricidad ni se diga, va y viene, la recortan, nadie cuando se va ni cuando viene, no se puede leer, estudiar, investigar tranquilamente, vivimos estresados, a oscuras, hemos perdido la salud mental, la estabilidad emocional.

La crisis contrarrevolucionaria inducida ha dado pie para que el pueblo piense que "en el pasado con Acción Democrática vivíamos mejor", al menos dice el pueblo, tenía agua, lo más elemental, y no estaba privatizada tácitamente, a modo de ejemplo, en el complejo petroquímico Ana María Campos, hay que recordar que en el año 1936 se hizo una huelga petrolera por el derecho al agua durante el gobierno del dictador militar Eleazar López Contreras y sucede que hoy en día, en el comedor industrial del complejo Ana María Campos, no se dispone de filtro para beber agua en horas del comedor cuando prestan el servicio, los trabajadores dicen que hacen cayapas para comprar botellones o que en las plantas llegan botellones comprados a empresas privadas, incluso en el centro de formación el Capet, pero no hay agua a la vista, para los visitantes, sean docentes o estudiantes, se ven obligados a pedirla como caridad pública, se ha deteriorado la calidad de trabajo y de vida. Dicen que hay componenda en la compra de agua, que no hay interés que empresas de producción social, cooperativas incluso propuesta de la UBV Zulia en el seminario del 8 de noviembre del año en curso, sobre investigación y proyectos socio-productivo a la cual se desestima por intereses ocultos, no interesados en hacer las cosas de otro modo.

Asimismo; algunos dicen que antes había electricidad más o menos regular el servicio, se pagaba, igual el servicio telefónico, hoy desmantelado y robado los cables de la CANTV, hurtadas las tapas de las tanquillas públicas, las bocas de visitas, las carreteras en su mayor parte deteriorada, no hay ninguna que no presente huecos, desgastes, pongan en riesgos los conductores, los pasajeros, incluso deterioro de los cauchos, el tren delantero, aparte de que las guarimbas terrorista destruyeron y quemaron los semáforos, al mismo tiempo de buses yutong quemados, saqueados locales comerciales sin que el gobierno hayan impedido tales acciones delictivas.

En medio de este panorama, Venezuela está bloqueada comercialmente, financieramente, monetariamente, sus activos como Citgo, empresa refinadora en los Estados Unidos, ha sido secuestrada, activos financieros han ocurrido la misma suerte con la banca en Inglaterra, el Reino Unido, no se permite al país comprar insumos, equipos, maquinas, repuestos de ninguna índole sopena de castigo a toda empresa que realice transacciones con el gobierno Venezolano, incluso de alimentos y fármacos con fines humanitarios, el país está acosado por la banca internacional, vigiladas sus transacciones para suspender el servicio financiero, es o no una guerra, económica y política la cual afecta la estabilidad del país, desde afuera y desde adentro, ejercida por la burguesía apátrida que le hace eco al imperialismo.
Fuentes consultadas:

1.-Moises Naim y Toro Francisco (2019). "El suicido en Venezuela", 4 enero 2019.
2.-Perdomo, Edgar. (2019), "Dante Rivas, este modelo no es humanista: ¡es esclavista y miserable!", Aporrea, 11/11/2019



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1160 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Economía



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a284700.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO