La vanguardia necesaria y “El manifiesto de la resurrección de Chávez”

¿Qué nos queda por hacer a los chavistas desengañados de los llamados "hijos de Chávez? En este punto de reflexión recurrimos a Fidel. No es fácil expresar algunas ideas con la claridad y sencillez de las palabras como lo hace Fidel, para eso hubo haber vivido lo que él en tantos años, con la misma claridad de pensamiento y sobre todo de objetivos políticos y personales (los cuales se confunden). A nosotros nos toca convencer de la forma más honesta posible a los jóvenes para que remplacen a sus líderes cansados, ¡que se los salten!, ¡que vayan hacia los modelos más impresionantes, los estudien y traten de emularlos! Podríamos decir que la verdadera crisis del socialismo en estos días no está en la teoría o conceptos, por más falsificaciones e interpretaciones acomodaticias que se hagan de los clásicos y de la historia; está en los hombres, en la falta de compromiso con la idea, es una crisis de vanguardia revolucionaria, de ganas, de entusiasmo, no tanto emocional como existencial.

Dice Fidel "Quienes se resignan a un esfuerzo mínimo, quienes se conforman con el mínimo, siempre se asustarán, siempre se amedrentarán. Cuando se habla de grandes obras, de grandes proyectos, de grandes metas; cuando se habla de darle algo al pueblo, esos hombres de corazón raquítico jamás podrán darle a los pueblos más que raquíticas ventajas, raquíticos éxitos. Y se asustan, sencillamente, porque no son capaces de creer, de comprender lo que un pueblo puede hacer; sencillamente porque se asustan del gran esfuerzo de organización, del gran impulso que hay que darle a la obra de la Revolución."

La revolución es un compromiso de vida. Todavía uno se asombra de que haya tanta gente entusiasmada por la revolución a pesar de sus años; eso es maravilloso. Personas modestas, pero leales a la idea, honradas, maestros, obreros, pequeños comerciantes, profesores universitarios, médicos, que nunca se hicieron millonarios porque nunca tuvieron en la mente dañar a alguien, por más pequeño que pudiera haber sido ese daño. De estos tenemos que aprender (¡y aprendemos!) todos los días, con humildad pero sin pacatería. Pero también de los maestros de nuestros maestros, de Bolívar, de Fidel, Che, de Chávez, de muchísimos más que han sido modelos ejemplares de lucha, que nunca se cansaron porque no supieron vivir de otra manera, ¡a esos queremos convocar! ¡Invocar ese espíritu dentro de nuestra juventud!

Dice Fidel "Esos tipos de hombres sietemesinos nos recuerdan a aquellos que, frente… a aquella dificilísima meta de derrocar aquel sistema de explotación, de tiranía, decían que aquello era imposible, decían que aquello era cosa de aventureros y de locos… Muchas veces frente a las grandes tareas hay los que vacilan, pero siempre entre los vacilantes se encontrarán los primeros oportunistas… No basta con haber sido revolucionario ayer, hay que saber ser revolucionario hoy, hay que saber ser revolucionario mañana. Y hasta, incluso, se puede ser revolucionario no estorbando, no estorbando… Vengan nuevos cuadros, vengan nuevas generaciones de hombres; promuévanse los más aptos; no se aferré nadie a los honores ni a los cargos; que eso siempre ha costado muy caro a los pueblos. Vengan nuevas generaciones mejores que nosotros, vengan nuevas generaciones más aptas que nosotros, que gustosamente les iremos dando el puesto de vanguardia; pero lo que no dejaremos de ser jamás, jamás dejaremos de ser revolucionarios, jamás nos conformaremos con media Revolución, jamás nos resignaremos al mínimo, sino al máximo, jamás nos detendremos en la mitad del camino… Creemos que tenemos el derecho a llamarnos revolucionarios, pero no lo tendremos cuando renunciemos a marchar hacia adelante. Los conformistas podrán conformarse con el mínimo nosotros buscamos el máximo."

Hoy estamos haciendo un esfuerzo por deslindar los bandos realmente antagónicos debido a tanta manipulación y confusión estimulada por estos "espíritus raquíticos", y directamente por la derecha. El manifiesto de la resurrección de Chávez, firmado por Toby Valderrama, tiene como objetivo establecer un compromiso básico con Chávez y la revolución socialista siguiéndola fórmula de "ir en contra de la lógica del capital", idea que resume todo el sentido de su lucha y de nuestra lucha como chavistas.

Es una manera de identificarnos con la idea, de saber cuál es la dirección (el sentido vectorial) que debería seguir nuestra lucha, y reclutar sobre esa basa la nueva vanguardia revolucionaria, los sustitutos del madurismo, de los "espíritus raquíticos" que han entregado la revolución en sus manos a los capitalistas y al capitalismo, a "su lógica" egoísta, consumista, de ignorancia y frivolidad, de indiferencia por el destino del semejante y del planeta. Hagamos una red chavista y hagamos resucitar a Chávez, superarlo y mejorarlo en favor del pueblo y la sociedad que sufre, no de los ricos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 476 veces.



Marcos Luna


Visite el perfil de Marcos Luna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a284275.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO