Carta abierta a Paulino Nuñez y a nuestros camaradas

Por ahora, la Revolución Bolivariana tiene que entrar en la construcción concreta del nuevo socialismo del Siglo XXI

Justo luego de las elecciones presidenciales nuestro camarada Paulino me hizo la  siguiente pregunta crucial:  luego del triunfo electoral ¿ahora qué?   Debido a que este asunto candente nos concierne a todos, responderé en una carta abierta.           

En primer lugar, varias veces el Presidente Hugo Chávez ya ha revelado el programa revolucionario de su gobierno en los años por venir. Obviamente, por ahora, la Revolución Bolivariana tiene que entrar en la fase decisiva de la construcción del nuevo socialismo del Siglo XXI en Venezuela, el Caribe y América Latina. Como nunca anteriormente ahora tenemos todas las condiciones más favorables para avanzar, para completar la revolución social en Venezuela. ¡Es ahora o nunca!

¿Qué hace falta? ¡Nosotros mismos! Hacer, Pensar y Sobrepasar nuestra revolución.

Entonces, de relevancia es lo que nosotros debemos hacer y podemos  pensar aquí y ahora. El Presidente Chávez no puede hacer y pensar todo él solo.  Debemos unirnos a la revolución de una manera convincente, organizada y responsable.  Esto es lo verdaderamente Nuevo que ha de venir. Lo que sigue ahora sólo son ideas  revolucionarias ad hoc, verdadero alimento creativo para el pensamiento emancipatorio.

1.  Una cosa es cierta, urgentemente debemos lanzar la próxima etapa de la Revolución Bolivariana pero, en primer lugar, debemos  separar el trigo sano y germinante en nuestros cerebros de la  enferma paja religiosa e ideológica; asimismo, concretamente debemos separar a los lobos con piel de oveja, con boinas rojas, de en medio de nuestros verdaderos libertadores bolivarianos.

2.  Nuestras predicciones políticas tienen que ser científicas, de  eso se tratan las ciencias naturales y sociales también.  En mi  último comentario en Aporrea fuimos muy claros en cuanto a qué hacer a partir de aquí en adelante. No fue difícil predecir la cifra exacta con la cual Chávez, y por lo tanto todos nosotros, ganaría por enésima vez seguida:

 

"Bajo condiciones electorales democráticas normales libres de  fraude, sabotaje y conspiraciones, aun los enemigos de Venezuela  en la Casa Blanca deben saber que el Presidente Chávez, el ídolo  político de los millones de masas empobrecidas latinoamericanas y del mundo entero, ganará con más del 60% de  los votos emitidos."
http://www.aporrea.org/oposicion/a27835.html

3.  Contra qué debemos luchar en Venezuela ahora debe estar tan  claro como el agua.  Nuestra lucha no es contra Bush, o contra el Imperio. Lo declaramos categóricamente contra:

" ... la naturaleza explotadora, la existencia parasitaria, las contradicciones sociales, el modus operandi terrorista, la  crueldad racista y la alienación barbárica del capitalismo  imperialista, del imperialismo capitalista, del fascismo global y de  la globalización fascista en Venezuela y en todas partes del sistema solar."

4.  ¿Qué ocurrió realmente en Venezuela los últimos ocho años,  específicamente en abril y diciembre de 2002 (el golpe y el  sabotaje petrolero) y en diciembre de 2005 y 2006 (elecciones parlamentarias y presidenciales)?  Explicamos la esencia revolucionaria de estos momentos actuales históricos de la siguiente manera:

"Lo que ocurre hoy aquí en Venezuela es una lucha de clases, una  guerra de clases contra el fascismo global. Ya el hecho que  tengamos elecciones políticas democráticas, descubiertas y  desarrolladas por los politólogos burgueses , indica nuestro  dilema verdadero: el sueño diurno de tratar desesperadamente de  abolir la esclavitud asalariada dentro del contexto de la propiedad  privada de los medios de producción y reproducción, dentro del  sistema capitalista de barbarie eterna, dentro del mercado mundial fascista, utilizando sus propias instituciones  políticas, reglas de juego de la acumulación del capital, sus  instrumentos de opresión legal, sistemas de partidos políticos, el  Estado, etc."

5.  Lo que ha evolucionado en el planeta Tierra en 6 billones de años el capitalismo está por destruir en el transcurso de 200 años;  de manera similar, la Revolución Bolivariana está destinada a  destruir la "plaga" corpórea, intelectual y colonial de cinco siglos en el transcurso de los próximos 20 años.

No nos queda mucho tiempo por hacerlo. Por lo tanto, con mucha valentía y brevedad picante he enfatizado la  quintaesencia de nuestro problema revolucionario principal de la  siguiente manera: "Quien apoye, cultive y alimente al capitalismo  en Venezuela está firmando nuestra sentencia de muerte como  pueblo, como especie."

¡No se puede disfrutar prácticamente y eliminar ideológicamente la torta capitalista y el whisky importado al mismo tiempo! ¡O bien somos revolucionarios o bien somos reformistas!

¡No se puede servir a dos amos, a Dios y a Satanás al mismo tiempo!

El quid de la cuestión es cómo deshacerse de las normas,  patrones, costumbres y vicios capitalistas. Debemos cambiar las  condiciones sociales que nutren y sostienen al capitalismo. Debemos estudiar científicamente "El Capital" de Marx, saber qué desmantelar,  erradicar para siempre. En este caso, la Santa Biblia es inútil. Debemos estudiar al imperialismo. Debemos conocer qué es la  globalización, la realización del capitalismo y el imperialismo a  escala mundial. Sólo entonces entenderemos el panorama global  de la Revolución Bolivariana. Debería ser posible para nosotros explicar a cualquier campesino o trabajador venezolano con precisión qué es la revolución, qué es un revolucionario.

6.  Lo arriba mencionado revelará una macabra realidad a todos nosotros, desenmascarará todas las mentiras ideológicas, detonará  nuestra actual visión del mundo, pero esto es necesario. Demostrará  los límites democráticos burgueses de muchas revoluciones sociales pasadas en el mundo colonial y también demostrará los límites humanos reformistas de varios camaradas alrededor de nosotros. El holocausto mental de cinco siglos ha causado un daño intelectual casi irreparable.

7.  Definitivamente estamos haciendo una revolución social aquí, la primera en Venezuela, en la época de la globalización, pero esta Revolución  Bolivariana todavía no está completa, apenas ha comenzado, todavía es débil, está en peligro, y puede ser frustrada, puede ser  "cortada de raíz".

Por lo tanto, más que nunca, ahora debemos  ser muy cuidadosos. En 2007 las eternas conspiraciones, el sabotaje, los golpes continuarán. La vida del Presidente Chávez está en peligro permanentemente. El látigo de la contra-revolución se está  desvaneciendo, el reformismo se está esparciendo rápidamente, nosotros mismos podemos poner en peligro nuestra propia revolución. Urgentemente necesitamos una vanguardia socialista, una verdadera oposición, una negación dialéctica, revolucionaria. Necesitamos la negación verdadera del capitalismo, necesitamos el Socialismo, necesitamos el Marxismo. No podemos soportar más el "socialismo" chimbo, es decir, las caricaturas corruptas y fraudulentas del Marxismo.

8.  Actualmente, totalmente victoriosos, estamos sumamente amenazados, algunos de nosotros completamente adormecidos  por el triunfalismo.  Nuestro quo vadis bolivariano tiene que ser subjetivo, ser  deseado, ser pensado por todos nosotros, ser dirigido, ser observado, ser revisado.  Para esto necesitamos nuestra propia práxis y teoría revolucionaria, inventada de, por y para nosotros. Ya no  estamos irrumpiendo en La Bastilla, ni en el Palacio de Invierno,  ya no estamos luchando en la Sierra Maestra, nos enfrentamos a  bombas atómicas de destrucción masiva, por HAARP, Faluja, Hiroshima y Nagasaki.  Necesitamos las correspondientes armas concretas y teóricas invencibles de auto-defensa.

9.  Nos guste o no, un simple análisis marxista científico y  filosófico actualizado de la realidad global en el último milenio  puede verificar fácilmente que el "buen capitalismo" liberal (Adam Smith) acaba con  todos los trabajadores.  De hecho, nuestros tataranietos podrían experimentar el fin de la vida en este pequeño planeta en  agonía en el mismísimo borde de la Vía Láctea.

10.  Otra amarga verdad que hay que aprender es que aquellos que descubrieron y acuñaron el Cristianismo en los tiempos feudales de Conquista no fueron  precisamente los laboriosos esclavos, los siervos y  campesinos, fueron las clases dominantes europeas, los señores, los negreros, la nobleza y el clero reinante por gracia de dios, la Iglesia Romana y  el  Estado feudal.  La Reforma, Lutero, Calvino y Zwingli no negaron el capitalismo surgiente, al contrario, alimentaron su superestructura represiva, ideológica.

11. Sólo tomando en consideración lo arriba mencionado, todos  nosotros, especialmente los trabajadores venezolanos, podríamos tener una mínima posibilidad de saber qué es el capitalismo, qué es el imperialismo, el  reformismo o la revolución.  Por encima de todo, podríamos vislumbrar lo que realmente es la democracia ... el concepto ideológico más  virulento de la acumulación de capital desde el año 500 A.C. Sólo entonces podremos comprender qué es la dictadura de los pocos sobre los muchos (Lenin), podremos liberarnos de los mecanismos por medio de los cuales los medios de comunicación  fuimos cuidadosamente  adoctrinados en nuestras delicadas mentes. Sólo entonces, en los meses venideros, un verdadero escuálido, un  neo-liberal, un reformista o un lobo con piel de oveja podría ser detectado y neutralizado por nosotros. De esta manera ganamos una base real de masas, una legitimidad popular para deshacernos de  los traidores, de los "anillos alrededor de Miraflores", de los "chavistas sin Chávez", de la nueva clase política capitalista surgiente, de la CIA y sus correspondientes lacayos en nuestros  propios cerebros, en nuestro lenguaje, chistes, groserías, en nuestras clases, compañeros y camas. Después de eliminar todo esto podemos hablar de cruzar el Rubicón, de pasar el punto de no regreso y de estar en camino hacia el socialismo mundial.

Nuestros enemigos internos principales son el triunfalismo, la burocracia, la impunidad y la corrupción. Sin misericordia la batalla contra ellos tiene que comenzar inmediatamente.

12. Quien conoce al capitalismo conoce al socialismo, quien  conoce al socialismo conoce al capitalismo.  Quien sabe que el  capitalismo es un modo de producción y destrucción lógicamente también sabe lo que es su opuesto, su negación, es decir, qué es  el socialismo como modo de creatividad y creación humana.

El problema es que en el socialismo real, en una sociedad sin clases, también sin una clase media en positivo, debemos dejar de producir bienes y valores de  cambio, capital y ganancias, debemos eliminar la explotación  económica en Venezuela. Debemos volvernos creativos, crearnos a nosotros mismos, nuestro presente y nuestro futuro. En vez de producir como esclavos tenemos que ser creativos, ser creadores de nuestro propio futuro.  Cualquier otra cosa no es socialismo, por lo menos no el que necesitamos los humanos libres para preparar la cicuta socrática en Venezuela para todos los fascistas. Su opuesto es el jugo revolucionario puro, fresco de la fruta del paraíso, de la parchita tropical.

13. ¿Qué debe hacerse?

*  Deshacerse de todos los cinco tentáculos del imperialismo  capitalista en Venezuela: explotación, dominación, discriminación, militarización y alienación.

*  Reflejar todos nuestros proyectos dirigidos contra estos cinco males.

*  Estudiar por qué protegemos al capitalismo en nuestra  Constitución y en nuestras leyes democráticas.

*  Entender por qué la propiedad privada de los medios de  producción y reproducción todavía es sagrada en Venezuela.

** ¿Por qué protegemos todavía la propiedad robada al soberano, la privatización de sus recursos y riquezas naturales? ¿PDVSA realmente es nuestra propiedad común, es la propiedad social de cada venezolano?

** ¿Si este es el  camino, entonces, ¿hacia dónde nos llevará el capitalismo en Venezuela?

** ¿No nos llevará de vuelta al pasado neo-liberal?

**  ¿O, aun peor, al actual presente orwelliano fascista, a la  "plaga" yanqui de Estados Unidos?

14. Es cierto, con la lógica formal, las creencias, metafísica y teología de las Edades Oscuras europeas, en una frase, con el Cristianismo, con la civilización europea occidental, es decir, con el capitalismo, no iremos a ningún lado.  Intentamos por milenios, por siglos, liberarnos con teología, con religión patriarcal, y todo esto nos llevó a Ratzinger y a Bush. Démosle una justa oportunidad emancipatoria global a Marx, Engels, Rosa, Lenin, Trotsky, Mao,  Ho Chi Minh, Lumumba, Nkrumah, Mandel, Nahuel Moreno, Castro, el Ché, Alan Woods.  Dejémosles negar las caricaturas del  socialismo del siglo XX. Para que el socialismo nunca se realice, el capitalismo ha matado millones de trabajadores y campesinos revolucionarios en el siglo XX, ha masacrado casi todos sus líderes.

15.  Finalmente, al fin, dejemos atrás el geocentrismo, heliocentrismo,  eurocentrismo y "proletariocentrismo", demos luz al  marxismo bolivariano, al bolivarianismo marxista, al socialismo  humanista, a la emancipación humana.

Estas son sólo unas cuantas preguntas, algunas reflexiones  acerca de las cuales debemos teorizar culturalmente de manera  revolucionaria.  Ellas forman parte de la profundización de la  revolución, de la revolución en la Revolución Bolivariana.

Paulino, camaradas, de cualquier manera posible, nuestro equipo  aquí en Merida contribuirá con las aspiraciones del "Centro Internacional Miranda".  Sin embargo, de gran importancia es que nuestros camaradas venezolanos deben construir una vanguardia revolucionaria, deben desarrollar su teoría  emancipatoria. La Revolución Bolivariana debe comenzar en casa, debe ser hecha en casa, no puede ser importada o exportada, no  es un utensilio caro en el mercado internacional.  Debemos  enlazarnos con otros movimientos  de resistencia global hechos en casa.  Nadie debe pensar y actuar por nosotros, nuestra liberación es nuestra tarea histórica. 45 años de experiencia revolucionaria internacional me enseñó que solidaridad proletaria internacional es una cosa, pero hacer la revolución aquí y ahora es algo totalmente diferente.

Además, Paulino, claro está, estamos interesados en tu excelente trabajo en pro de la Auditoría Social de la deuda, y en general de la  Contraloría Social en su articulación con CADTM, Attac y Jubileo  Sur.  Gracias por incluirnos en tu lista.

Dondequiera que tengamos un espacio libre participaremos de cualquier manera posible. Estamos extremadamente ocupados aquí, no olvides que, como en el Zulia, Chávez ganó la elección  presidencial aquí en Mérida con un margen infinitesimal, por lo tanto, tenemos trabajo urgente que hacer aquí para la revolución.  En la Universidad de Los Andes (ULA) formo parte de un puñado de profesores  bolivarianos. Desde 1979 enseñar a los estudiantes en nuestra Facultad de Derecho y Ciencias Políticas sobre marxismo es de suma importancia para el Estado Mérida, Venezuela y América delSur. .

Una vez más, gracias por tu amistosa carta y tus fraternas  sugerencias y esfuerzos.

¡La lutta continua!

Franz
franz@aktionspotenzial.de

Dirección de Paulino Nuñez: Paulinon@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3599 veces.



Franz J. T. Lee


Visite el perfil de Franz J. T. Lee para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Franz J. T. Lee

Franz J. T. Lee

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a28023.htmlCd0NV CAC = Y co = US