El Arado y el Mar

Tarek William, los hermanos Rodríguez, Diosdado y cien más deben ser degradados

Es hora de ir precisando los orígenes verdaderos de esta catástrofe, que en cinco años arrasó hasta con la esperanza. Este gobierno se ha encargado de enturbiar las aguas para ocultar su culpabilidad, intentemos clarificar un poco. Veamos.

El principal error económico y moral del gobierno fue destruir PDVSA. Hoy podemos decir, con lamentos y angustia, que el corazón económico y moral de la nación ha dejado de latir. Y esa es, sin dudas, la raíz de todos estos males. No es problema de invasión, de cercos ficticios, mucho menos de la enemistad con Colombia. Veamos un poco de historia.

El grupo margino-sindicaloide, al llegar al gobierno, lo primero que hizo fue pelear con su propia gente, crear chismes, sentirse acechado, amurallar a un grupo, soltar las bajas pasiones. Aún retumban por los pasillos de PDVSA y de Miraflores las intriguillas y consejas que empezaron a agitar las aguas.

La razzia comienza temprano: descabezan a PDVSA, sacan a Rafael Ramírez, la persecución a Ramírez merece artículos aparte, aún no concluye y amenaza con recrudecerse, es el propio "chivo expiatorio", "cabeza de turco", lo acusan de todos los males habidos y por haber. Pocas veces se ha visto en la historia nuestra de tanto ensañamiento.

El gobierno se consigue con la constituyente un rebaño obediente, y un pastor, diosdado, turbado por tanta altura, embriagado de lealtad sin reflexión, de disciplina sin corazón, incapaz de ver más allá de las apariencias. Y comienza la gran cacería. Nombran a un cazador mayor, el fiscal poetantes, un hombre que resultó más que apropiado para la vendetta. El desmontaje del país empieza por sus bases económicas y espirituales, por PDVSA, cientos de gerentes presos, sin juicio, sin ningún veredicto, una persecución de todo lo que huela a Ramírez… y tuvieron éxito, la producción cayó más bajo que el millón de barriles por día, la moral de la clase obrera se fue al suelo, sus organismos ni respiran. Con la caída de la producción vinieron las desgracias actuales, y el gobierno no puede resolver la crisis, se limita a buscar culpables.

El desmontaje de PDVSA viene acompañado por una persecución brutal al Chavismo realmente chavista, se mueve el aparato de desinformación, la mentira toma niveles de ciencia de la manipulación. En esta empresa participan los hermanos rodríguez con sorprendente experticia y asombrosa desfachatez.

A diosdado le toca el triste papel de teñir al gobierno con una imagen descolorida de uno de los pocos veteranos del 4 de febrero que dejaron en la escena, y sobre todo con la delicada misión de desmontar al PSUV, permitir que lo despojen de alma, de sentido de la vida, lo parangonen con un lastimoso carnet. Le toca, también, el papel de bozalear al partido y al rebaño de la constituyente, controlar ese hervidero de extenuación teórico, de mediocridad suprema.

Estos cuatro, siempre son cuatro, se han ganado la degradación. Cuando se estudie este último quinquenio ellos ser juzgados, y la historia no los absolverá; al contrario, serán considerados los arietes de la destrucción de, quizá, el último intento de redención de la humanidad.

Nos queda el responsable mayor, el presidente maduro. Este pasará a la historia como un ejemplo de la incompetencia de la ideología marginal para dirigir un país y de la alta eficacia para destruirlo todo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 30054 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a277742.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO