Socialismo ya, no más retórica

El Plan de Recuperación, Crecimiento y Prosperidad Económica nace en un buen momento cuando al capitalismo imperialista se le está incendiando la pradera por los puntos cardinales del planeta, y en Venezuela han madurado considerablemente las condiciones para impulsar a fondo la transición al socialismo. Perder un día en esta etapa del proceso es un retroceso. Esta urgencia la vio y subsanó Diosdado Cabello en la ANC, el 21/8 cuando dijo: Ésto hay que aprobarlo hoy, para mañana es tarde. ¡Bravo Diosdado!

Para construir el socialismo bolivariano del siglo XXI hay que combatir con rigor en la vanguardia política y en la burocracia administrativa, la corrupción, la traición y la quinta columna, y evitar por todos los medios las deviaciones revisionistas que anida en el empirismo y el oportunismo pequeño burgués, flagelos que corroen las entrañas del proceso revolucionario. Una buena medida para librarse de esos fantasmas es el estudio y la utilización de las herramientas científicas necesarias y adecuadas que recomienda la ortodoxia del marxismo-leninismo, sin jactancia ni temores, conscientemente. No se puede forjar el hierro con martillo de palo. El imperialismo es un sistema político de dominación criminal con instrumentos perversos como el estado burgués, los medios de comunicación y ejércitos de mercenarios y lacayos con lo que impone su hegemonía económica y cultural a los pueblos.

No se puede construir una sociedad socialista sin una conciencia de clase, sin una clase obrera que lidere la lucha de clase contra la burguesía y el imperialismo y sin un periodo de transición en el cual se dé el triunfo definitivo sobre el sistema capitalista con la destrucción de sus instrumentos de dominación. Este periodo de transición es realmente el socialismo o dictadura del proletariado, transición en la cual el proletariado con el rigor de la justicia y con el poder y autoridad del estado de derecho se impone al crimen, la barbarie y desafueros de la burguesía y al imperialismo en los estertores de su existencia.

La otra herramienta de capital importancia para la construcción del socialismo es el modelo económico de producción socialista. No se puede construir el socialismo sin la hegemonía de la propiedad social sobre la propiedad privada de los medios de producción en el hecho económico. Es la propiedad sobre los medios de producción lo que le da el carácter de equidad y justicia a las relaciones sociales de producción y a la distribución equitativa de la riqueza. Con la aparición de la propiedad privada la sociedad se dividió en clases,se dio la explotación del hombre por el hombre y apareció la lucha de clase por el poder político, que es el medio de dominación para impulsar el progreso y la transformación histórica de la sociedad..

Construir el socialismo en un país bajo el poder hegemónico del capitalismo pasa, en líneas generales, por la toma consciente del poder político por las clases trabajadoras mediante la lucha de clase; desplazar a la burguesía de las posiciones de poder político; destruir el estado burgués como instrumento de represión y alienación cultural; implantar la dictadura del proletariado y construir una economía sólidamente estructurada, moderna, integrada, endógena, sustentable, diversificada, solidaria, independiente y libre de cualquier hegemonía externa. En Venezuela existen las condiciones necesarias de orden objetiva, subjetiva e histórica para imponer medidas de carácter político y económico, a fin de producir cambios radicales en la construcción del socialismo bolivariano del siglo XXl. El problema radica en que para construir una economía con esas condiciones y características hay que destruir al estado burgués y sustituir el modo de producción capitalista, explotador, egoísta, supremacista, excluyente, generador de pobreza, donde la capacidad creadora del trabajo humano es una mercancía y la riqueza producida se la apropia el capitalista y la convierte en capital de explotación.

El camarada Chávez tenía meridianamente claro ese problema, esa contradicción entre lo que caracteriza al modo de producción capitalista y lo que significa el modo de producción socialista. Y lo más importante contaba con el instrumental teórico y la estrategia para esa transición, todo lo cual está contenido en su legado: Primer Plan Socialista 2007-2013; el Plan de la Patria 2013-2019; la Constitución Nacional y la Leyes del poder popular. Hoy estamos en la encrucijada de construir el socialismo o sucumbir en el intento.

PATRIA O MUERTE. COMUNA O NADA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 355 veces.



Rafael Godoy Villasmil


Visite el perfil de Rafael Godoy Villasmil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Rafael Godoy Villasmil

Rafael Godoy Villasmil

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a268324.htmlCd0NV CAC = Y co = US